Prepara pechugas de pollo rellenas con esta receta

Jesús Bordones · 1 febrero, 2019
El pollo nos ofrece múltiples posibilidades a la hora de crear diferentes platos, ya que podemos aprovechar cada parte para una receta diferente. Las pechugas de pollo rellenas son una alternativa deliciosa y sencilla de hacer.

Para hacer las mejores y más deliciosas pechugas de pollo rellenas hay que pensar un poco más. Recuerda que esta receta requiere un toque de horno y que, en consecuencia, los ingredientes conservan tanto los nutrientes como el sabor, ¡y más si encuentras buenas combinaciones!

Presta atención a esta receta para lograr las más deliciosas pechugas de pollo rellenas con pasos muy sencillos.

Pechugas de pollo rellenas para todos

Ahora bien, para poder lograr esta receta no tendrás que reinventarte demasiado, ni ver una y mil veces complicadas recetas. Lo cierto es que hoy aprenderás a emplear varios ingredientes y así poder resaltar lo sabroso y saludable de la pechuga de pollo sin necesidad de aburrirte o desmotivarte por tantos pasos.

No obstante, también es justo mencionarte que, con respecto a las deliciosas pechugas de pollo rellenas, algunos elementos que emplearás pueden aumentar tu nivel de calorías en un día. Claro, todo dependerá del tipo de dieta que suelas seguir o de cómo acompañes tus comidas.

Entendemos que pasar demasiado tiempo en la cocina no es tan placentero para algunas personas y haremos que valga cada minuto que emplees. Solo falta que descubras estas preparaciones y puedas lograr las mejores opciones para sorprender a los amigos o familia.

Mejores opciones para las deliciosas pechugas de pollo rellenas

1. Deliciosas pechugas de pollo rellenas con jamón y queso

Deliciosas pechugas de pollo rellenas.
Es recomendable consumir este plato con vegetales o legumbres, dando así un aporte equilibrado.

Aunque el jamón y el queso pueden ser vistos como disparadores de los índices de calorías, carbohidratos y colesterol malo (LDL), lo cierto es que en esta receta emplearás los tipos más sanos y nutritivos. De este modo, podrás reconciliar el placer de un buen plato y la tranquilidad de consumir los mejores ingredientes.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml).
  • El zumo de 1 limón.
  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • 4 dientes de ajo sin piel.
  • 1 cucharada de orégano en polvo (15 g).
  • 1 pizca de pimienta negra molida.
  • 4 pechugas de pollo sin hueso (800 g).
  • 1 tazas de queso mozzarella en forma de dados (200 g).
  • 2 tazas de jamón de pavo en forma de dados (240 g).

Preparación:

  1. Lo primero que debes hacer es cortar las pechugas de pollo en tiras. Para esto, es necesario que emplees un cuchillo con bastante filo.
  2. A continuación, procederás con la preparación del aceite condimentado para esta receta.
  3. Mezcla los siguientes ingredientes y reserva para usar luego: aceite de oliva, jugo del limón, ajo, orégano, sal y pimienta.
  4. Después, rellena cada tira de pechuga de pollo con dados de queso mozzarella y un recubrimiento de jamón.
  5. A continuación, repite este procedimiento hasta acabar con toda la totalidad de las pechugas de pollo, jamón y mozzarella.
  6. Luego, coloca todo en un molde, fija la temperatura del horno en 180º C y unta las pechugas con el aceite condimentado que has elaborado antes.
  7. Por último, dejarás que se horneen durante 20 minutos.
  8. Pasado el tiempo indicado, retira del horno, deja enfriar unos minutos y podrás degustarlas.

Descubre: Palitos de mozzarella.

2. Pechugas de pollo rellenas a la italiana con jamón y albahaca

Plato de pechuga rellena con albahaca.
El toque de especias como la albahaca le dará mayor sabor a esta sencilla preparación.

Las recetas italianas están presentes en casi cualquier parte del mundo y resulta bastante difícil resistirse a algunas de estas famosas preparaciones. Incluso, en ocasiones, es normal omitirlas debido a que contienen muchos carbohidratos y podrían hacerte engordar.

Este no es el caso de esta adaptación que emplea pechugas de pollo rellenas. Descubre lo delicioso y sencillo que puede ser realizar esta receta. Además, el toque de albahaca es un plus que por ningún motivo deberías perderte.

No te lo pierdas: Prepara estas deliciosas papas rellenas al horno.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de mantequilla sin sal (20 g).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml).
  • 2 chalotes medianos.
  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • 2 dientes de ajo sin piel.
  • 1 pizca de pimienta negra molida.
  • 4 pechugas de pollo sin hueso (800 g).
  • 4 tiras anchas de jamón de pavo (unos 300 g).
  • 12 hojas grandes de albahaca.
  • 1 cucharada de albahaca picada (15 g).
  • 1 cucharada de vino blanco (15 ml).
  • 2 cucharadas de crema de leche (30 ml).
  • ½ taza de caldo de pollo bajo en sodio (125 ml).

Preparación:

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 180 ºC.
  2. Luego, empieza derritiendo la mantequilla en una sartén con aceite de oliva.
  3. A continuación, añade la mitad de los chalotes y el ajo y comienza a saltear hasta que desprendan aroma y los notes tiernos. Aproximadamente te llevará unos 2 o 3 minutos.
  4. Después, agrega sal y pimienta y retira del fuego. Guarda la mezcla en un tazón y reserva. 
  5. Extiende las pechugas de pollo, realiza cortes en tiras anchas y comienza a rellenarlas con la mezcla de chalotes y ajo. También añade 3 hojas de albahaca y el jamón de pavo en trozos.
  6. A continuación, acomoda las piezas de pechugas de pollo en un recipiente o bandeja y ásalas dando giros cada 5 minutos, sin quemar la piel.
  7. Después, disminuye la temperatura del horno y comienza a hornear durante 20 minutos. Pasado el tiempo, pasa las pechugas a un tazón y consérvalas calientes.
  8. Mantén los jugos del pollo dentro del tazón y retira la grasa con ayuda de un cucharón. Después, vuelve a ponerlo en la bandeja de asar, a fuego medio.
  9. Incorpora el resto de los chalotes y el ajo sobre el pollo caliente, y revuelve hasta que se integre bien todo. Bastará con 2 minutos, más o menos.
  10. Casi para terminar, vierte las cucharadas de vino blanco y asegúrate de que alcance el punto de ebullición.
  11. Cuando esté próximo a secarse, añade el caldo de pollo y la crema de leche.
  12. Por último, espera a que vuelva a secarse y podrás agregar la albahaca picada y un toque de sal y pimienta. Ya podrás servirlo en compañía de patatas y vegetales.