Snack de miel y semillas de sésamo casero y saludable

Prepara un delicioso snack de miel y semillas de sésamo para cuidar tu salud y controlar el hambre. Fácil de preparar y saludable para comer entre comidas cuando tu cuerpo necesita un aporte de energía.

Un snack o bocadillo es un alimento que habitualmente se come para satisfacer el hambre entre los horarios de las comidas principales. 

Se trata de pequeños aperitivos que le proporcionan una cantidad mínima de energía al cuerpo.

Aunque existen muchos snacks deliciosos y de fabricación industrial, que calman momentáneamente la ansiedad, su consumo regular está relacionado con el sobrepeso, la obesidad y otros trastornos metabólicos.

Por fortuna, existen alternativas caseras y saludables que, a base de ingredientes naturales, brindan ese plus de energía al organismo sin provocar efectos indeseados.

Además, cuentan con nutrientes de alta calidad y un aporte mínimo de calorías que no representa un problema para el peso corporal.

En esta oportunidad queremos compartir unos snacks a base de miel y semillas de sésamo.

Snack de miel y semillas de sésamo

La combinación de miel de abejas orgánica con semillas de sésamo nos da como resultado un exquisito snack que, además de controlar el hambre, beneficia la salud.

Propiedades del sésamo

semillas de sesamo para un snack saludable

Las semillas de sésamo se han valorado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales, dado que son ricas en calcio, hierro, ácidos grasos poliinsaturados y vitaminas.

Cuentan con una significativa concentración de proteínas, las cuales contribuyen a producir enzimas para aumentar las energías y mejorar la digestión.

También aportan magnesio, un mineral esencial que mejora el funcionamiento del sistema nervioso y la salud muscular.

Ver también: 6 semillas muy beneficiosas que no pueden faltar en tu dieta

Propiedades de la miel

Miel para un snack saludable

La miel, por su parte, es un ingrediente con múltiples propiedades medicinales que se han aprovechado para el beneficio humano desde hace siglos.

Se le atribuyen propiedades antibióticas, antiinflamatorias y antioxidantes cuya acción en el organismo previene el desarrollo de infecciones, úlceras y una amplia variedad de enfermedades.

Es rica en azúcares naturales, lo cual le confiere un importante valor energético. Esto indica que, consumida en forma moderada, contribuye a controlar el peso en lugar de aumentarlo.

En general, la mezcla de estos dos ingredientes podría ayudar a aliviar o prevenir condiciones como las siguientes:

  • gripe y el resfriado
  • osteoporosis
  • úlceras y el reflujo ácido
  • infecciones de la piel
  • colesterol alto
  • hipertensión
  • trastornos musculares
  • artritis
  • sobrepeso y la obesidad
  • alergias

¿Cómo preparar un snack de miel y semillas de sésamo?

Prepara un snack de miel y semillas de sésamo

Este snack o bocadillo queda como una pequeña barra energética similar a las que venden en el mercado, pero casera y más saludable.

Puedes prepararla de la siguiente forma:

Ingredientes

  • 1 taza de semillas de sésamo (140 g)
  • ¾ de taza de miel cruda (252 g)
  • 1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)
  • Un trozo de cáscara de limón
  • ⅓ de taza de pistachos picados (30 g)

También lee Los increíbles beneficios del ajo con miel en ayunas

Modo de preparación

  1. Primero, coloca las semillas de sésamo en una sartén, a fuego bajo, y déjalas hasta que se doren.
  2. Aparte, incorpora la miel de abejas, el jugo de limón y la cáscara, y déjalo calentar hasta que comience a hervir.
  3. Una vez que llegue a ebullición, cocina a fuego lento durante 5 minutos, removiendo la mezcla.
  4. Evita el fuego demasiado alto, ya que el producto tiende a quemarse con facilidad.
  5. Luego, apaga el fuego y combina la miel con las semillas de sésamo y los pistachos.
  6. Vierte todo en un molde para hornear engrasado.
  7. Déjalo que se enfríe en el refrigerador durante 20 minutos.
  8. Cuando ya se haya solidificado, corta en pequeñas barritas y almacénalo en un recipiente hermético.
  9. Consérvalas a temperatura ambiente, en un lugar fresco y seco.

Procura prepararlas de forma regular para no caer en la tentación de ingerir otra variedad de snacks ricos en calorías. Y consume los snacks saludables con mesura cuando tu cuerpo lo necesite.