Prepara tus propios tónicos faciales caseros

Elena Martínez 10 septiembre, 2014
Puesto que el vinagre puede resultar muy agresivo para nuestro cutis es fundamental que lo rebajemos con agua antes de aplicarlo. Además de eliminar bacterias equilibra el pH de la piel

Para cuidar nuestro cutis correctamente no debemos de olvidarnos de un paso que hay entre la limpieza facial y la hidratación, y es precisamente el uso de un tónico facial que nos ayude a cerrar los poros, refrescar y tonificar la piel del rostro.

En este artículo te explicamos por qué debemos usar un tónico facial y te ofrecemos algunas recetas sencillas para que prepares tus propios tónicos caseros, siempre con ingredientes naturales y de deliciosos aromas.

¿Por qué debemos usar un tónico facial?

Muchas personas limpian bien su cutis y lo hidratan regularmente, pero se suelen olvidar el paso intermedio, el cual puede potenciar los beneficios de los cuidados sobre nuestro rostro: el uso de un tónico facial natural. Este producto nos aportará los siguientes beneficios:

  • Normaliza el pH de la piel después de la limpieza facial
  • Refresca nuestra piel
  • Regula la cantidad de grasa sin resecar, especialmente en pieles mixtas y grasas.
  • Nos aporta las propiedades de los ingredientes, según nuestro tipo de piel
  • Da un aspecto de firmeza y luminosidad
  • Prepara la piel para hidratarla y nutrirla con productos específicos (cremas, lociones, geles, mascarillas)

Cutis WildBeauty

¿Cómo se usa?

Su uso es muy sencillo:

  1. Después de lavar la piel con agua fresca (por la mañana) o bien de desmaquillarla con un producto específica (por la noche), usaremos un algodón o disco de maquillaje, el cual empaparemos en el tónico.
  2. Lo aplicaremos sobre el cutis dando golpecitos o bien realizando círculos suaves por todo el rostro.
  3. También podemos prepararlo en un bote tipo spray y aplicarlo directamente pulverizándolo sobre el rostro con los ojos cerrados.
  4. Dejaremos secar unos instantes antes de aplicar un producto hidratante.

Tónico de vinagre de manzana

Para elaborar este sencillo tónico necesitamos conseguir un vinagre de manzana de primera calidad, ecológico y no pasteurizado, para que tenga todos sus minerales y vitaminas.

El vinagre es un alimento ácido, y la piel de nuestro rostro, que también tiene un pH ácido (entre 4,2 y 5,6 aproximadamente), debe mantenerse en esa acidez si queremos evitar que se reseque o parezca desvitalizada.

Por ello, para preparar este tónico sencillamente mezclaremos una parte de vinagre de manzana por 4 partes de agua natural.

El olor a vinagre desaparecerá en pocos minutos y si no siempre podemos contar que la crema hidratante que usemos terminará de camuflar el olor.

Tónico de romero

Este tónico es un antiguo remedio de belleza, gracias a las maravillosas propiedades del romero para nuestra piel y la circulación en general.

Tenemos dos maneras diferentes de prepararlo:

  1. Preparando un macerado de vinagre y romero fresco, que posteriormente mezclaremos a partes iguales con agua natural.
  2. Mezclando unos 10ml de agua natural con 15 gotas de aceite esencial de romero. En este caso deberemos agitar siempre la mezcla antes de aplicárnosla, y preferiblemente la usaremos en spray.

Tónico de almendra y rosa

Este tónico es ideal para pieles secas y tiene un aroma femenino y sensual.

Mezclaremos los siguientes ingredientes:

  • 20 ml de aceite de almendra
  • 100 ml de agua natural
  • 15 gotas de aceite esencial de rosa

Mezclaremos bien los ingredientes. Podemos añadir al tónico, si lo deseamos, pétalos de rosa fresca.

rosa Jacob Whittaker

Tónico de rosa mosqueta y geranio

Este tónico es la mejor opción para pieles maduras o muy secas, ya que tiene la propiedad de nutrir y regenerar en profundidad las células de la piel. Mezclaremos los siguientes ingredientes:

  • 100 ml de agua natural
  • 10 ml de aceite de rosa mosqueta
  • 15 gotas de aceite esencial de geranio

Tónico limpiador de pepino

El pepino es un alimento que también tiene la propiedad de tonificar nuestra piel, y si lo usamos como tónico podremos prescindir en algunos casos de la limpieza previa, a no ser que debamos quitar también los restos de maquillaje de ojos.

pepino Zeetz Jones

Si tenemos licuadora directamente haremos un licuado con el jugo de un pepino, y en caso contrario batiremos el pepino con un poco de agua. A este preparado le añadiremos opcionalmente una cucharada de aceite de vitamina E, el cual actúa como antioxidante.

Este tónico lo conservaremos en la nevera durante un máximo de una semana, y es la mejor opción para pieles grasas o bien para épocas de calor.

Si queremos usarlo todavía más rápidamente directamente cortaremos una rodaja de pepino fresco y la untaremos por todo el rostro, a modo de disco desmaquillante y tonificante a la vez.
Imágenes por cortesía de WildBeauty, Jacob Whittaker y Zeetz Jones

Te puede gustar