Prepara un delicioso pollo al curry con esta receta casera

El curry son un conjunto de especias, entre las cuales se encuentran el ají, comino, albahaca y la mostaza, que le dan un toque picante a las comidas. Si eres un fanático de estas especias, aprende a preparar pollo al curry con esta receta casera.

La gastronomía india se caracteriza por utilizar en sus preparaciones muchos tipos de especias, y desde hace varios años algunos de sus platillos se han popularizado por sus sabores y aromas. Ahora tendrás la oportunidad de igualar este tipo de cocina al preparar pollo al curry con esta receta casera.

El curry es una combinación de distintos tipos de especias que le dan ese sabor picante tan característico. Se originó en Masala, India, y generalmente se usa para guisos o estofados con salsa. Cuando hablamos de un plato “al curry”, también nos referimos a la salsa hecha a base de estos condimentos.

Al principio, el curry era una pasta, pero los ingleses decidieron combinar las hojas del árbol con otras especias para que el olor no se desvaneciera tan rápido. Así fue como comenzó el proceso de comercialización de este alimento, y se adaptó a la gastronomía de cada país.

Su aspecto es de color amarillo y tiene un fuerte aroma. En sus propiedades nutricionales podemos encontrar que el curry es rico en:

  • Vitaminas B3, E y K
  • Calcio
  • Magnesio
  • Potasio
  • Fibra alimentaria

Además, en un estudio llevado a cabo en 2014 se demuestra que el curry ayuda a autorreparación del cerebro. Asimismo, reduce los problemas digestivos y la presión arterial, alivia el dolor y la inflamación, es antioxidante y fortalece el sistema inmunitario.

En cuanto al pollo, es uno de los mejores alimentos que podemos usar con curry, pues tiene un sabor neutro y su cocción es rápida. También, le aporta a nuestro organismo:

  • Proteínas
  • Vitamina B
  • Fósforo
  • Magnesio

Descubre lo maravillosa que puede llegar a ser esta receta casera de pollo al curry, y aprovecha todos los beneficios y el sabor que puede otorgarte. ¡Buen provecho!

Receta de pollo al curry

Receta de pollo al curry

En la actualidad las recetas con curry dejaron de ser algo exótico, para convertirse en platos que podemos preparar cuando más nos apetezca. Cabe destacar que no te tomará más de 20 minutos prepararlo y utilizarás ingredientes básicos pero que aportan mucho sabor.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo (unos 500 g)
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • ½ taza de tomates triturados (60 g)
  • ½ cucharada de jengibre fresco (8 g)
  • 1 cucharada de curry molido (15 g)
  • 1 cucharada de puerro (15 g)
  • ½ cucharada de comino (8 g)
  • ½ cucharada de cúrcuma (8 g)
  • 2 tazas de leche de coco (500 ml)
  • ½ cucharada de sal (8 g)
  • ½ cucharada de pimienta (8 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (15 ml)
  • 1 cucharada de perejil fresco (15 g)

Descubre: ¿Sabes cuál es el mejor aceite para cocinar de manera saludable?

Preparación

Pollo con salsa curry y arroz

Para que puedas realizar con éxito esta receta, debes ser un poco organizado y tener a la mano todos los ingredientes y los utensilios que necesitarás. Sigue paso a paso la preparación y no habrá errores.

  1. Lo primero que debes hacer es cortar el pollo en trozos pequeños y reservar. A continuación, pica también la cebolla y el ajo.
  2. Luego, coloca una sartén a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra y sofríe la cebolla y el ajo durante 2 minutos.
  3. Seguidamente, agrega los tomates triturados, el jengibre y el puerro. Pasado 1 minuto, añade todas las especias y revuelve bien para que los sabores se integren.
  4. Después, incorpora el pollo y añade la sal y la pimienta. Mezcla de nuevo, baja un poco el fuego y tapa para que todo se cocine mejor.
  5. Pasados unos 5 minutos agrega la leche de coco, revuelve nuevamente y deja que se evapore un poco. Luego, retira del fuego.
  6. Para finalizar, deja que enfríe un poco y sirve tu pollo al curry con un poco de perejil picado.

Lee este artículo: 5 especias exóticas que debes probar

Consejos adicionales

  • En lugar de usar leche de coco, puedes reemplazarla por un poco de nata para lograr una textura más densa.
  • Si utilizas cebolla congelada conseguirás que se cocine más rápido.
  • Esta receta se puede modificar agregando o sustituyendo algunas de las especias o vegetales por otros de nuestro gusto, pero siempre respetando el curry.
  • Puedes acompañar este plato con arroz o quinoa (que es mucho más saludable).
  • También, puedes hacerlo al horno en lugar de guiso. Aunque no sea la manera tradicional de cocinar con curry, de igual forma sabrá muy delicioso.
  • Asimismo, el aceite de girasol podría ser un buen reemplazo para el de oliva.