Prepara un espray natural para las molestias de la garganta

Es muy importante que los ingredientes que utilicemos sean ecológicos y de calidad, ya que de esta forma tendrán más propiedades beneficiosas y nuestro remedio será mucho más efectivo

Hay personas que sufren a menudo problemas de garganta, como dolor, inflamación, infección, mucosidad o afonía.

Debemos aprender a cuidar nuestra garganta de todo aquello que la perjudica, como el tabaco, las bebidas frías, hablar demasiado o cantar sin la técnica apropiada, las temperaturas frías en el cuello, etc.

En este artículo te proponemos que elabores en casa tu propio espray natural para prevenir y tratar estos síntomas y evitar que se vuelvan crónicos.

¿En qué consiste este espray?

Este remedio se puede elaborar en casa mezclando los siguientes ingredientes:

  • ½ vaso de agua (100 ml)
  • Peladura de medio limón ecológico.
  • 50 gotas de propóleo.
  • Una cucharada sopera rasa de canela en polvo (10 g)
  • Una cucharada sopera rasa de jengibre en polvo (10 g)
  • Una cucharada sopera de miel cruda de abeja cruda (25 g)

Te recomendamos leer: 6 razones por las que deberías comer limón todos los días

En qué consiste este espray

¿Por qué estos ingredientes?

Los ingredientes seleccionados para preparar este espray curativo funcionan de varias maneras sobre nuestra garganta, por lo que abarcan todos los síntomas que hemos enumerado al principio:

  • Actúa como antibiótico natural y previene infecciones.
  • Desinflama la garganta y las cuerdas vocales, así como la cavidad bucal.
  • Aumenta las defensas naturales del organismo.
  • Aporta calor para equilibrar el frío que ha podido causar las molestias.
  • Calma el dolor.
  • Hidrata la garganta y facilita sus funciones.
  • Contribuye a facilitar la expulsión de las mucosidades acumuladas.

De este modo no solo conseguimos todos estos beneficios, sino que evitamos los efectos secundarios de los medicamentos convencionales.

La peladura del limón

La peladura del limón

La peladura de esta fruta cítrica es mucho más potente que su pulpa. No obstante, debemos asegurarnos de que el limón sea ecológico para que no contenga sustancias tóxicas como pesticidas o ceras que nos puedan perjudicar.

Es rica en vitamina C, una excelente antioxidante, depurativa, anticancerígena y antiinflamatoria.

Si vamos a usar el jugo de un limón ecológico podemos rallar y congelar su peladura hasta que la vayamos a usar. De este modo conservará sus propiedades intactas y la tendremos siempre lista para cocinar o elaborar nuestros remedios.

Propóleo

Junto con el ajo, el propóleo es el mejor antibiótico natural. Procedente de las abejas, es muy efectivo si somos constantes en el tratamiento, tanto para prevenir como para curar.

El propóleo también es un excelente antiséptico y nos ayudará a calmar el dolor de garganta.

Canela y jengibre

Canela

Estas dos especias estimulan el funcionamiento natural del organismo y le aportan calor tanto a nivel global como local.

También nos ayudan a eliminar la mucosidad acumulada. Después de consumirlas notaremos como el cuerpo nos permite expulsarla con más facilidad.

  • La canela debe ser de calidad, la conocida como de Ceylán, que es la que más propiedades y aroma tiene.
  • El jengibre puede ser seco y en polvo o bien fresco y rallado, que resultará mucho más aromático y beneficioso.

Miel de abeja

Miel de abeja

La miel es un alimento medicinal con propiedades antibacterianas y expectorantes.

Es fundamental que la miel sea cruda, ya que la que se ha sometido a procesos a altas temperaturas tiene muchas menos propiedades saludables. Este proceso se suele hacer para que quede líquida, por lo que deberemos de buscar una miel que todavía esté endurecida.

Nosotros mismos la podemos poner al baño María, un método que no resulta perjudicial para el alimento.

Ver también: 7 usos poco conocidos de la miel de abeja

¿Cómo lo elaboramos?

  • Batimos el agua caliente con la peladura del limón, la canela y el jengibre.
  • Dejamos reposar unos 10 minutos hasta que el agua esté tibia y colamos el contenido.
  • Le añadimos la miel y el propóleo.
  • Este preparado lo conservaremos en un bote con espray fuera de la nevera, para no tener que tomarlo frío.

La miel, el propóleo y el limón actúan como conservantes naturales. No obstante, deberíamos consumirlo en un máximo de 10 días.

¿Cómo lo tomamos?

Vaporizaremos este remedio con la boca abierta, dirigiéndolo al fondo de la garganta.

Lo podemos aplicar tres veces al día, fuera de las comidas, o bien cada hora si estamos en una fase aguda.

Es normal que podamos notar un poco de picor en el fondo de la garganta al tomarlo, sobre todo si hay infección.

Recomendamos siempre consultar con un médico o naturópata antes de realizar cualquier tratamiento natural, en especial si se sufre alguna enfermedad importante o bien se está tomando medicación.