Una exquisita receta de lasaña de pollo

Combinar la versatilidad que te brinda el pollo con el tradicional sabor de la pasta para lasaña es simplemente delicioso. Aún más, cuando aprendas todos los secretos que esconde esta receta.

La gastronomía italiana es una de las preferidas a nivel mundial. Por ello, las recetas se han popularizado bastante y se han creado diversas variantes que ofrecen una amplia gama de opciones para todos los gustos. La receta de la lasaña de pollo es una de estas variantes.

Nuestra preparación contiene elementos tradicionales pero, hay ciertos detalles que te servirán para darle un giro de sabor al pollo. La idea es que tengas un plato diferente y rico en tu mesa. 

Ahora bien, el truco para hacer esta receta radica en que, al momento de hacer el relleno, debemos sazonar muy bien los ingredientes. No solo en la sazón que debe tener el pollo, sino en algunos acompañantes. Para ello, debes tener en cuenta que el tipo de queso que se usa es del tipo mozzarella pero también puedes optar por uno de sabor más fuerte.

Lasaña de pollo casera.

Asimismo, el queso crema para el relleno de la lasaña de pollo es ideal. En especial por la consistencia que tiene (cremosa) y  a la facilidad con que se fusiona con otros ingredientes. Este dato es importante que lo recuerdes al momento de llevarlo al horno.

Al armar las distintas capas de la lasaña es importante que seas generoso con los ingredientes, pero sin exagerar. Para hacer la receta aún más original, puedes aprovechar este momento para armar las capas de una forma distinta. Esto lo dejamos a tu imaginación.

Usualmente la composición es la siguiente: lámina de pasta, queso, relleno de pollo, lámina de pasta y así sucesivamente; pero puedes añadirle (entre el queso y el pollo) un poco de espinacas o un poco de jamón de pavo en tiras para hacerlo más sustancioso.

De todas maneras, si prefieres hacerlo de una manera tradicional, también estará bien. Solo debes seguir las indicaciones, paso a paso, que estamos por mostrarte y emularlas con detenimiento.

Lo realmente asombroso de hacer esta receta de lasaña de pollo es la compenetración de los ingredientes que se consigue al realizar la cocción al horno. Recuerda, el secreto de la buena gastronomía es la dedicación a los detalles. Esta receta cumple con esos requerimientos y vale la pena el esfuerzo.

Consejos para preparar la deliciosa lasaña de pollo

Una vez claro que el secreto está en acomodar muy bien todos los ingredientes, hay que llevarlo a la práctica. Para este propósito necesitarás una bandeja resistente al calor y que sea lo suficientemente amplia para poder ajustar todos los ingredientes.

Por otro lado, si eres amante del queso te recomendamos que optes por el que más te guste una vez hayas probado la receta tradicional que te proponemos. También queremos advertirte acerca del empleo de quesos fuertes: estos pueden opacar el resto de los sabores y estropear el conjunto. 

Ahora bien, ¿es una comida pesada la lasaña? La verdad es que sí. Pero hay que tomar esto con pinzas. Si bien es una preparación cargada de carbohidratos y muchas calorías, si te comes una porción razonable, sin abusar, no habrá problemas.

¿Quieres conocer más? Receta para preparar lasaña casera

Ingredientes

Ingredientes de la lasaña de pollo

  • 2 cucharadas de sal (30 g).
  • 1 taza de agua caliente (110 mL).
  • 1 cubo de consomé de pollo (40 g).
  • 6 pechugas de pollo sin piel (700 g).
  • 6 láminas de lasaña crudas (500 g).
  • 2 y 1/2 tazas de queso crema (250 g).
  • 2 tazas de queso mozzarella (200 g).
  • 3 tazas de salsa de tomates para pasta (360 mL).

Preparación

  • Lo primero que debes hacer es, hervir agua con sal en una olla grande.
  • Luego, pondrás a cocer la lasaña entre 8 y 10 minutos. Una vez terminado el paso anterior, escurre un poco y enjuaga con agua fría para detener la cocción.
  • Entretanto, coloca las pechugas de pollo en otra olla y cubre con agua. Seguidamente, solo tendrás que dejar que hierva durante 20 minutos aproximadamente o hasta que esté completamente cocida.
  • Recuerda retirar de la olla y comienza a desmenuzar muy bien. No te precipites y tómate tu tiempo.
  • Después, dirígete al horno y precalienta a 180ºC. Dejarás que caliente mientras se cumplen los demás pasos.
  • Introduce el cubo de consomé de pollo en agua caliente, coloca las pechugas desmenuzadas con el consomé disuelto, queso crema y la taza de queso mozzarella y revuelve muy bien.
  • Ahora, deberás vertir la salsa de tomate en una bandeja que pueda ocupar la totalidad de la lasaña de pollo. Cubre lo mejor que puedas la superficie.
  • Luego, comienza el armando de la lasaña. Recuerda, por capas. no seas precavido con el pollo, cubre bien.
  • Finalmente, espolvorea con queso mozzarella y lleva al horno por 25 minutos. Retira, deja que enfríe y listo: ¡buen provecho!