Prepara una pasta dental blanqueadora para eliminar la placa y las bacterias

Daniela Castro 2 febrero, 2017
Aunque esta pasta dental puede ser muy adecuada para ayudarnos a blanquear los dientes no es conveniente abusar de ella porque sus ingredientes pueden llegar a ser abrasivos

La placa dental es una capa amarillenta que se va formando en la superficie de los dientes debido a la acumulación de restos de alimentos y bacterias.

Se desarrolla con facilidad por el consumo excesivo de azúcar, las sustancias de algunos alimentos y la mala práctica de los hábitos de higiene bucal.

Si bien tiene lugar sobre los dientes, también acarrea efectos negativos en las encías y la lengua, y aumenta el riesgo de padecer graves infecciones.

Además, dado que el esmalte dental se debilita, se forman con facilidad unas antiestéticas manchas amarillas y se crea un ambiente adecuado para la proliferación de microorganismos.

Aunque al principio no es sencillo de eliminar, es necesario actuar de inmediato para evitar que se forme una capa más gruesa conocida como sarro.

Por suerte, hay soluciones de origen natural que, por sus propiedades, limpian en profundidad las piezas dentales y facilitan la eliminación de los residuos acumulados.

En esta oportunidad queremos compartir una pasta dental casera. Está elaborada con ingredientes que ayudan a controlar el crecimiento bacteriano, el mal aliento y el tono amarillento.

Pasta dental blanqueadora para eliminar la placa y las bacterias

La pasta dental casera para combatir la placa dental y la acumulación de bacterias se elabora a partir de una combinación de bicarbonato de sodio con aceite de coco.

Estos ingredientes de origen natural se han utilizado desde la antigüedad como métodos alternativos para combatir muchos problemas de salud oral, como:

  • Infecciones bacterianas
  • Halitosis
  • Inflamación de las encías.

Tanto el bicarbonato de sodio como el aceite de coco tienen compuestos antibacterianos y alcalinos que ayudan a equilibrar el pH de la boca para reducir el crecimiento de los gérmenes y las infecciones.

Sus compuestos aclaradores minimizan el aspecto de las manchas amarillas y facilitan la eliminación de los residuos de alimentos que se adhieren de la superficie dental.

Su naturaleza abrasiva limpia en profundidad las piezas dentales y evita que se formen capas gruesas de residuos y bacterias.

Visita este artículo: 5 signos de problemas bucales

Propiedades del bicarbonato de sodio

bicarbonato

El bicarbonato de sodio es un polvo blanco que se distingue en todo el mundo por sus múltiples aplicaciones culinarias, cosméticas y medicinales.

Se le atribuyen potentes efectos antiácidos y antisépticos que, además de prevenir el desarrollo de enfermedades, neutraliza los ácidos en el estómago y regula el pH de la sangre.

Esta misma propiedad resulta muy beneficiosa para la salud oral, ya que mejora la producción de saliva y altera el entorno ácido que facilita el crecimiento de las bacterias.

Al frenar la producción de ácidos por parte de los microorganismos acumulados entre los dientes su aplicación disminuye el deterioro del esmalte dental.

Propiedades del aceite de coco

aceite-coco

El aceite de coco ha ganado fama en todo el mundo durante las últimas décadas, no solo por ser una fuente de grasas saludables, sino por su amplia variedad de usos en la medicina y cosmética natural.

Una de sus bondades poco conocidas es su capacidad para combatir y eliminar las bacterias que crecen en los dientes, de modo que evita infecciones y problemas orales.

Su alta concentración de sustancias antibacterianas facilita la limpieza profunda de la boca, incluyendo los espacios poco accesibles de los dientes, la lengua y las encías.

Incluso, está comprobado que tiene el poder de combatir la bacteria Streptococcus mutans, principal responsable de la erosión dental y el deterioro del esmalte protector.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 alimentos maravillosos para prevenir las infecciones bacterianas

¿Cómo preparar en casa esta pasta dental blanqueadora?

pasta-dental-blanqueadora

La pasta dental blanqueadora elaborada con bicarbonato de sodio y aceite de coco es una solución efectiva contra las manchas en los dientes, los malos olores bucales y las infecciones como la gingivitis.

Si bien no remplaza la pasta convencional, se puede usar como complemento para mantener unos dientes más blancos y saludables.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de bicarbonato de sodio (50 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

Preparación

  • Incorpora los dos ingredientes en un recipiente limpio y mézclalos con un utensilio de madera hasta obtener una pasta espesa.
  • Unta el cepillo con este preparado y aplícalo del mismo modo que un dentífrico comercial.
  • Enjuaga con agua y úsala una vez al día.
  • Evita utilizarla en exceso porque el poder abrasivo del bicarbonato puede resultar un poco agresivo.

¿Aún no la has probado? Anímate a preparar tu propia pasta dental y descubre un método seguro y natural para mejorar tu salud dental.

Eso sí, ten en cuenta que el aceite de coco se solidifica con facilidad, por lo que al llegar a las tuberías podría ocasionar obstrucciones.

Para esto, procura limpiar con regularidad los desagües con agua caliente y vinagre blanco.

 

 

Te puede gustar