Prepara yogur casero de frutas con esta sencilla receta

Si eres un aficionado del yogur, esta receta te resultará muy grata para tu día a día. Conoce nuestros trucos para preparar yogur casero de frutas.

Seguramente ya sabrás que para gozar de una buena calidad de vida es necesario cuidar nuestro organismo de diversas maneras, entre las cuales se destaca, la alimentación. En consecuencia, nunca están de más las recetas que nos ayuden a conseguir nuestro propósito, como la de yogur casero de frutas.

Lo bueno de este tipo de preparaciones es que tienen muchas variantes y se adaptan fácilmente a nuestras preferencias. ¿Que no nos gustan las uvas pasas? No pasa nada, no hace falta añadir todos los frutos secos que existen, podemos elegir los que más nos apetezcan.

Lo importante viene a ser la proporción que utilicemos de los ingredientes para lograr una mezcla balanceada. Recordemos que si nos excedemos con los ingredientes, tenderemos a añadir más y con esto solo conseguiremos obtener demasiado para un solo comensal.

El yogur casero de frutas, al igual que cualquier otro debe consumirse en un plazo de tiempo relativamente corto. Mientras más días dejemos pasar entre nuestra primera consumición y la siguiente, menos beneficioso para el organismo resultará. Aunque se conserve bien en el refrigerador, lo mejor es no dejar que pase allí más de 3 días. 

Ahora bien, si deseamos disfrutar de un rico yogur casero de frutas será necesario contar con ingredientes frescos para que el resultado sea satisfactorio. Otra recomendación a la hora de comerlo es enfriar bien el yogur previamente, así podremos disfrutar al máximo de su frescura.

Frutos-rojos

Aprende a preparar yogur casero de frutas

Para conseguir un desayuno balanceado, energizante, nutritivo y que además te sacie el apetito, no hay mejor opción que un yogur casero de frutas. Sobre todo si tienes una rutina de ejercicios entre tus primeras actividades del día. Se trata de una mezcla de ingredientes muy completa que vale la pena aprovechar por la mañana para mejorar el tránsito intestinal.

Por supuesto, la mejor base siempre será el  yogur griego, no obstante, puedes recurrir al natural o cualquier otro de tu preferencia. Eso sí, el resultado siempre será diferente, según las variantes que introduzcamos. Y en caso de que desees probar una alternativa deliciosa y saludable, fuera de la línea de los lácteos, te vendría bien utilizar como base un yogur de soja.

1. Yogur casero con fresas

Ingredientes

  • 4 tazas de leche completa líquida (500 mL).
  • 4 cucharadas de yogur base natural (200 g).
  • 2 tazas de fresas troceadas (200 g).
  • 5 cucharadas de miel (50 g).
  • Ralladura de coco.

Preparación

  • En una olla a fuego medio, coloca a calentar a leche. Evita que llegue al punto de ebullición, ya que la idea es solamente calentarla un poco.
  • Una vez lista a leche, apaga el fuego y añádele el yogur natural. Remueve con una cuchara para que se mezclen bien y luego pásalos a un recipiente de vidrio con tapa.
  • Deja el recipiente por unas 3 horas aproximadamente en un lugar cálido.
  • Pasado el tiempo, llevarás el recipiente al refrigerador durante toda una noche. Al día siguiente terminarás la preparación.
  • Retira el yogur base del refrigerador y remuévelo con una cuchara. Agrega la miel, sin dejar de remover.
  • Para agregar los trozos de fresas, existen 2 opciones: puedes solo añadirlas a la mezcla cremosa y remover, o preparar una mermelada y untar. En caso de elegir la última opción, debes coger los trozos de fresas y con 2 cucharadas de azúcar y 1 taza de agua, hervir a fuego lento y mezclar hasta que consigas la mermelada.
  • Deja reposar todo hasta que alcance una temperatura ambiente y disfruta. Como toque final, puedes espolvorear un poco de ralladura de coco por encima.
niños yogur y cereales

2. Yogur casero de frutas y cereales

Ingredientes

  • 1 taza de avena en hojuelas (100 g).
  • 3 tazas de yogur natural base (300 g).
  • 2 cucharadas de almendras (20 g).
  • 1 cucharada de canela (20 g).
  • 2 bananas medianas (175 g).
  • 1/2 naranja sin piel (60 g).
  • 3 rodajas de kiwi (25 g).

Preparación

  • Asegúrate muy bien de lavar y trocear todas las frutas en pedazos pequeños (Preferiblemente en cubos de aproximadamente 2 centímetros).
  • Coge las tazas de yogur natural y vacíalas en un recipiente.
  • Ahora, introduce las frutas y procede a mezclar con una cuchara. Repite el procedimiento con las almendras y la avena en hojuelas.
  • Una vez que todo esté bien mezclado, añade la cucharada de canela y vuelve revolver para que no quede acumulada en un solo punto.
  • Aunque no se recomienda añadir más ingredientes, si gustas, puedes añadir media cucharadita de miel para darle un toque más dulce.

Recuerda que estas recetas son una idea para que lleves una alimentación balanceada.

Te puede gustar