Preparaciones medicinales para calmar la artritis reumatoide

Óscar Dorado · 20 mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 9 mayo, 2020
Sin olvidar consultar al especialista sobre cuáles son las opciones más adecuadas, estos remedios naturales pueden servirte para combatir los síntomas de la artritis reumatoide.

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria que afecta a múltiples articulaciones del cuerpo. Para calmar la artritis reumatoide y las molestias que genera este problema, puedes aprovechar las propiedades que te ofrecen algunos remedios naturales.

No obstante, es importante que estos no interfieran con el tratamiento recomendado por el médico. Con todo esto, si quieres saber cuáles son y cómo prepararlos, te invitamos a seguir leyendo.

La artitris reumatoide, ¿se puede aliviar?

La artritis reumatoide es una enfermedad en la que el sistema inmunitario, que normalmente funciona para protegernos de las infecciones, ataca por error el revestimiento de las articulaciones. 

Los expertos del Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel explican que hay varios factores externos que inciden en su aparición. Algunos de ellos son la edad, el sexo, el tabaquismo y los antecedentes familiares.

Aunque la gravedad y la duración de las molestias varían de una persona a otra, los brotes de artritis reumatoide generalmente involucran dolor en las articulaciones, hinchazón y rigidez. Además, suelen estar acompañados de una sensación de fatiga general.

Aunque no tiene cura, sí tiene tratamiento. Además, existen varias medidas y remedios caseros que pueden contribuir con el alivio de algunas molestias.

Lee este artículo: ¿Cuál es la diferencia entre artritis y artrosis?

Preparaciones medicinales para calmar la artritis reumatoide

Si sufres artritis reumatoide, lo mejor que puedes hacer es seguir las indicaciones de tu médico y preguntarle si, de forma adicional, puedes recurrir a alguno de los siguientes remedios para calmar las molestias y obtener el alivio.

Según la sabiduría popular, hay varios remedios naturales que te pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez. En todo caso, antes de probarlos, te recomendamos preguntarle a tu médico cuál puede ser el más adecuado para ti.

1. Cúrcuma

Cúrcuma con miel de abejas: un remedio que no tiene precio

La cúrcuma es una especia que se ha estudiado en múltiples ocasiones puesto que ha presentado potencial medicinal. Concretamente, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Un estudio publicado en 2016 señala que la cúrcuma podría ser útil para aliviar algunas de las molestias que produce la artritis reumatoide. Sin embargo, los investigadores también indican que hay que seguir investigando al respecto.

Mientras se analizan más datos, hay quienes se han animado a incluir un poco de cúrcuma en su dieta de diversas maneras para aprovechar sus beneficios. Generalmente, en forma de batidos y comidas, aunque también pueden adquirirse suplementos en cápsulas y otras presentaciones.

Descubre: Las ventajas del consumo de curcumina

2. Té de ortiga para calmar la artritis reumatoide

Otra de las preparaciones medicinales para calmar la artritis reumatoide es el té o infusión de ortiga. Es muy fácil de preparar y puede disfrutarse en cualquier momento del día.

Según el siguiente estudio publicado por la Revista de Fitomedicina, esta planta contiene propiedades antioxidantes, analgésicas y antiinflamatorias. Por ende, el té de ortiga podría mitigar el dolor y la inflamación que acompaña ​​a la artritis.

Además, el consumo regular produce un efecto diurético, por lo que este té también podría servir como un remedio casero para la gota.

3. Jengibre

El jengibre es una especia que, aunque tiene varias propiedades medicinales, tiene varias contraindicaciones. Por ello, antes de consumirlo hay que informarse bien y tener en cuenta algunas precauciones.

Por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, se recomienda para las personas con dolor e inflamación crónica. Para aprovecharlas, se puede incluir un poco en las comidas o bien, preparar una infusión o té de jengibre como tal.

Por otro lado, según indica un estudio llevado a cabo en 2016, hay quienes consideran que el aceite esencial de jengibre contiene compuestos que podrían aliviar algunos de los síntomas de la artritis reumatoide.

Te puede interesar: Las propiedades del jengibre y sus posibles usos

4. Jugo de naranja, ajo y perejil

El jugo de naranja, ajo y perejil es otra de las preparaciones medicinales para calmar la artritis reumatoide. No está científicamente demostrado que contribuya de forma directa con el alivio de las molestias, pero hay quienes lo integran dentro de su dieta para sentirse mejor en general.

Se suele creer que, por el contenido de flavonoides de sus ingredientes, el jugo tendría un efecto antiinflamatorio y antioxidante. Además, podría aportar cierta cantidad de vitaminas del grupo B, C y minerales (calcio y potasio) que son fundamentales para fortalecer las articulaciones y otras partes del cuerpo.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo.
  • 5 ramas de perejil.
  • El jugo de 5 naranjas.

Preparación

  • Pela y pica los dientes de ajo para facilitar el licuado.
  • Añádelos junto con el perejil y el jugo de naranja en el vaso de la licuadora, y procesa durante 3 minutos.
  • Por último, ya estaría listo para beber.

Si estás embarazada es mejor que no incluyas el perejil de la receta ya que, como bien explica el siguiente estudio recogido de los Anales de la Facultad de Medicina, en estos casos, tomarlo en exceso es perjudicial.

5. Aceite de onagra para calmar la artritis reumatoide

Se dice que el aceite de onagra tiene propiedades antiinflamatorias por su contenido de ácido gamma-linolénico (un tipo de ácido graso omega 6). Por ello, podría ayudar a calmar la artritis reumatoide.

El siguiente estudio realizado por varios investigadores de la Universidad de Egipto indica que este aceite podría combatir las molestias de la artritis. De esta manera, contribuye a reducir la sensibilidad, el dolor en las articulaciones o la rigidez.

No obstante, es importante destacar que el aceite se debe incluir en la dieta con moderación para evitar daños hepáticos.

Véase también: Complementos alimenticios en problemas articulares

6. Albahaca

Albahaca sobre una tabla de madera.

Según algunas hipótesis, tanto la albahaca fresca como su aceite esencial tendrían compuestos que ayudarían a combatir la inflamación, según un estudio publicado en 2015. Sin embargo, habría que investigar más al respecto.

De momento, lo mejor que puedes hacer es incluir un poco de albahaca dentro de una dieta equilibrada. ¿Qué tal si disfrutas de una deliciosa receta italiana más a menudo?

¿Siguen las molestias? Entonces consulta con tu médico

¿Has aprovechado alguno de estos remedios y aún así tienes molestias? En ese caso, no dejes de consultar con tu médico. El profesional siempre podrá indicarte qué es lo más adecuado para ti y por qué.

Recuerda que, además de seguir sus pautas, debes mantener un estilo de vida saludable y procurar evitar mezclar varios remedios naturales a la vez para no experimentar reacciones adversas.

  • Goeldner, I., Skare, T. L., & Reason, I. T. M. (2011). Artrite reumatoide : uma visão atual. J Bras Patol Med Lab. https://doi.org/10.1590/S1676-24442011000500002
  • Laurindo, I. M. M., Ximenes, A. C., Lima, F. A. C., Pinheiro, G. R. C., Batistella, L. R., Bertolo, M. B., … Radominski, S. C. (2004). Artrite reumatóide: Diagnóstico e Tratamento. Revista Brasileira de Reumatologia. https://doi.org/10.1590/S0482-50042004000600007
  • James W. Daily, Mini Yang y Sunmin Park. Revista de alimentos medicinales. Ago. 2016.717. 729.http://doi.org/10.1089/jmf.2016.3705
  • Funk, JL, Frye, JB, Oyarzo, JN, Chen, J., Zhang, H. y Timmermann, BN (2016). Efectos antiinflamatorios de los aceites esenciales de jengibre (Zingiber officinale Roscoe) en la artritis reumatoide experimental. PharmaNutrition, 4 (3), 123–131. https://doi.org/10.1016/j.phanu.2016.02.004
  • Chrubasik, JE, Roufogalis, BD, Wagner, H. y Chrubasik, SA (2007). Una revisión exhaustiva sobre el efecto de la ortiga y los perfiles de eficacia, Parte I: Herba urticae. Fitomedicina, 14 (6), 423–435. https://doi.org/10.1016/j.phymed.2007.03.004
  • Johnson, TA, Sohn, J., Inman, WD, Bjeldanes, LF y Rayburn, K. (2013). Los extractos lipofílicos de ortiga poseen una potente actividad antiinflamatoria, no son citotóxicos y pueden ser superiores a las tinturas tradicionales para el tratamiento de trastornos inflamatorios. Fitomedicina, 20 (2), 143–147. https://doi.org/10.1016/j.phymed.2012.09.016
  • Troncoso, Luzmila, & Guija, Emilio. (2007). Efecto antioxidante y hepatoprotector del Petroselinum sativum (perejil) en ratas, con intoxicación hepática inducida por paracetamol. Anales de la Facultad de Medicina68(4), 333-343. Recuperado en 09 de mayo de 2020, de http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-55832007000400008&lng=es&tlng=es.
  • Marzocchella, L., Fantini, M., Benvenuto, M., Masuelli, L., Tresoldi, I., Modesti, A. y Bei, R. (2011). Flavonoides en la dieta: mecanismos moleculares de acción como agentes antiinflamatorios. Patentes recientes sobre el descubrimiento de fármacos para la inflamación y la alergia, 5 (3), 200–220. https://doi.org/10.2174/187221311797264937
  • La dieta definitiva para la Artritis. Arthritis Foundation. https://www.arthritis.org/health-wellness/healthy-living/nutrition/anti-inflammatory/the-ultimate-arthritis-diet
  • El-Sayed, RM, Moustafa, YM y El-Azab, MF El aceite de onagra y el celecoxib inhibieron la angiogénesis patológica, la inflamación y el estrés oxidativo en la artritis inducida por adyuvantes: nuevo papel de la angiopoyetina-1. Inflammopharmacol 22, 305-317 (2014). https://doi.org/10.1007/s10787-014-0200-5
  • Szymanowska, U., Złotek, U., Karaś, M. y Baraniak, B. (2015). Actividad antiinflamatoria y antioxidante de antocianinas de hojas de albahaca púrpura inducidas por inductores abióticos seleccionados. Food Chemistry, 172, 71–77. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2014.09.043