Preparado de jengibre y aceite de oliva para calmar el dolor

El preparado de jengibre y aceite de oliva tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que nos ayudan a aliviar el dolor tanto si lo aplicamos a nivel externo como si lo consumimos.

Este preparado de jengibre y aceite de oliva para calmar el dolor es uno de los mejores remedios caseros que podemos encontrar, gracias a las cualidades de sus ingredientes. Es un poderoso antiinflamatorio, analgésico y diurético. Entre otros muchos beneficios, ayuda a mejorar la circulación sanguínea y los problemas digestivos.

El jengibre se caracteriza también por sus propiedades regeneradoras y afrodisíacas. Esta raíz se utiliza como aliño para algunas comidas por su sabor picante; además, por su exquisito olor, ha sido utilizado como aromatizante.

Minerales, vitaminas, gingeroles

El jengibre es fuente de calcio, aceites esenciales, aminoácidos, fósforo y vitaminas B y C, por lo que refuerza el sistema inmunitario. Sus gingeroles lo hacen de gran utilidad en el combate del cáncer de ovarios y de colon. También es un poderoso expectorante para casos de bronquitis, asma, gripe y otras enfermedades del sistema respiratorio.

Si queremos reemplazar las pastillas, el preparado de jengibre y aceite de oliva es una opción ideal para calmar el dolor. Por sus propiedades diuréticas, elimina el exceso de líquido en las articulaciones, lo que reduce la inflamación.

Ideal para el estómago y los intestinos

El jengibre ayuda en el tratamiento de la dispepsia, la flatulencia, los espasmos estomacales y la indigestión. En intoxicaciones por alimentos, infecciones de los intestinos e incluso disentería bacteriana, el preparado de jengibre y aceite de oliva es el remedio indicado. De forma simultánea, despierta el apetito.

Preparado de jengibre y aceite de oliva

La raíz de jengibre favorece la absorción de nutrientes.

Ingredientes

  • 1 taza de jengibre muy fresco (150 g)
  • 1 taza de aceite de oliva (250 ml)

Descubre: 6 remedios con jengibre para tu salud cutánea

Instrucciones

  1. Lavamos bien el jengibre y lo dejamos secar durante dos horas.
  2. Colocamos el aceite de oliva en un recipiente para horno.
  3. Cortamos el jengibre, sin retirar la piel, y lo rallamos.
  4. Lo añadimos al recipiente con aceite de oliva y mezclamos bien.
  5. Esta mezcla se coloca en el horno, a una temperatura de 150 °C. Dejar hervir durante dos horas.
  6. Cuando enfríe la mezcla, la vertemos en un colador de tela para eliminar los restos de jengibre. Exprimimos bien hasta que no quede aceite en la tela.
  7. Lo guardamos en botellas, en un lugar fresco y seco. El aceite puede durar hasta seis meses.

Distintos usos

Es importante medir las dosis. La cantidad necesaria de este preparado de jengibre y aceite de oliva para calmar el dolor dependerá de la dolencia.

Cuando se experimentan los síntomas de distintas enfermedades, el aceite de jengibre cobra una especial importancia. Además, su olor repele mosquitos y otros insectos propagadores de enfermedades.

Contra la artritis y los dolores musculares

Mujer con artritis.

Para revitalizar la mente y también el cuerpo, se pueden consumir de dos a tres gotas diarias. Si se quiere aliviar la artritis o dolores musculares y de espalda, se usará la misma dosis, pero en masajes en la zona afectada. También se recomienda ingerir tres gotas diarias.

Lee este artículo: ¿Qué pueden revelar los gases intestinales sobre tu salud?

Desde los gases a la bronquitis

Cuando se trata de diarrea o de gases, una gota aplicada en el abdomen con masajes suaves será una buena solución. Si el malestar es de garganta o de sinusitis, son recomendables 3 gotas inhaladas mediante un difusor. Este jarabe ayuda a combatir la bronquitis, asma, tos, disnea y la gripe; también puede eliminar la flema en pulmones y garganta.

En lo que respecta a la estética, la aplicación de 3 gotas en las zonas afectadas ayudarán a que desaparezcan las arrugas y estrías. Las propiedades regeneradoras del jengibre repararán la piel dañada.

Aliado en el combate contra el colesterol e hipertensión

El consumo de este preparado de jengibre y aceite de oliva minimiza el riesgo de hipertensión. También ayuda contra el colesterol malo (LDL) en sangre y disminuye el riesgo de coágulos en sangre y arteriosclerosis; es ideal para tratar enfermedades del corazón.

No obstante, aún hay más beneficios. El hábito de tomar a diario entre 2 y 4 gotas de aceite de jengibre ayuda a prevenir enfermedades crónicas.

Beneficios incalculables

Como estamos viendo, son muchos los beneficios del jengibre. Una importante cantidad de dolencias tiene en él un poderoso medicamento natural. Los antioxidantes, vitaminas y minerales de esta raíz la convierten en un aliado ideal para la salud.

El hecho de tener este preparado de jengibre y aceite de oliva para calmar el dolor en casa es una decisión inteligente. Se puede elaborar en la comodidad del hogar, con utensilios de uso frecuente e ingredientes fáciles de conseguir.

Rhode, J., Fogoros, S., Zick, S., Wahl, H., Griffith, K. A., Huang, J., & Rebecca, J. R. (2007). Ginger inhibits cell growth and modulates angiogenic factors in ovarian cancer cells. BMC Complementary and Alternative Medicine. https://doi.org/10.1186/1472-6882-7-44 Jeong, C. H., Bode, A. M., Pugliese, A., Cho, Y. Y., Kim, H. G., Shim, J. H., … Dong, Z. (2009). [6]-Gingerol suppresses colon cancer growth by targeting leukotriene A 4 hydrolase. Cancer Research. https://doi.org/10.1158/0008-5472.CAN-09-0491