Preparado de higos y aceite de oliva para controlar el colesterol y la anemia

Aunque por sí solos los higos ya nos aportan múltiples beneficios, si los maceramos en aceite de oliva potenciamos sus propiedades y obtenemos también las bondades de este

 

Los higos son los frutos de la higuera (Ficus carica), un árbol pequeño que forma parte de la familia de las moráceas.

Son nativos de Medio Oriente y el Mediterráneo, y se han valorado desde la antigüedad por su valor nutricional y múltiples cualidades medicinales.

Se caracterizan por su sabor dulce, su textura gomosa y su contenido de semillas crujientes y comestibles que le dan un toque muy especial.

A menudo se secan para preservarlos, dado que en su estado fresco son delicados y tienden a descomponerse con facilidad.

Se trata de una fuente natural de fibra y antioxidantes, recomendados para mejorar la salud digestiva, cardiovascular y respiratoria.

Si bien por sí solos ya le brindan muchos beneficios al cuerpo, en esta ocasión queremos proponer un remedio natural en el que potenciamos sus propiedades con el prodigioso aceite de oliva.

Se trata de un antiguo preparado natural con el que se puede combatir el colesterol malo, la anemia y otra amplia variedad de afecciones.

¡No dejes de probarlo!

Preparado natural de higos y aceite de oliva para mejorar la salud

higos gregoirevdb

La combinación de higos con aceite de oliva nos da como resultado un potente tratamiento natural para aliviar algunos problemas comunes que aquejan la salud.

Se trata de un remedio con altos niveles de calcio, potasio y zinc, tres minerales esenciales que protegen la salud ósea, articular y cardiovascular.

Ver también: La depresión puede producir problemas cardiovasculares

También es una fuente importante de vitaminas A, C y E, cuyas propiedades antioxidantes minimizan los efectos negativos de los radicales libres sobre las células.

Beneficios del aceite de oliva

Dado que aportan fibra y ácidos grasos esenciales, su consumo moderado limpia las arterias y favorece la eliminación del colesterol malo que tiende a acumularse en estas.

Es un producto alternativo para controlar los problemas de las vías respiratorias, ya que ejerce un efecto expectorante y antiinflamatorio que alivia los síntomas propios del asma y los resfriados.

Su consumo regular previene y alivia los síntomas de la anemia, ya que aumenta la producción de glóbulos rojos y blancos, y mejora la circulación.

De hecho, es muy beneficioso entre aquellos que están tratando de perder peso de forma saludable, ya que complementa la dieta, controla la ansiedad por la comida y aumenta los niveles de energía.

Por si fuera poco, tienen interesantes propiedades laxantes que promueven la digestión y eliminación de los desechos del cuerpo.  

¿Cómo hacer este preparado de higos y aceite de oliva?

Preparado de higos y aceite de oliva para controlar el colesterol y la anemia

El remedio natural de higos y aceite de oliva se puede disfrutar en cualquier momento, sin necesidad de estar padeciendo alguna condición en especial.

Puesto que es rico en nutrientes esenciales, se puede añadir en la dieta regular sin temor a subir de peso o padecer alguna reacción indeseada.

Incluso, al consumirlo de forma regular y moderada, se le brindan al organismo muchas propiedades para mantener saludable y protegido de muchas enfermedades.

Se recomienda para fortalecer el sistema inmunitario, controlar la fatiga y, en general, mejorar la calidad de vida.

Eso sí, es primordial dejar claro que tanto los higos como el aceite de oliva deben ser de la mejor calidad. De lo contrario, no proporcionarán los mismos beneficios.

Ingredientes

  • 40 higos
  • 1 taza de aceite de oliva virgen extra (200 g)
  • 1 frasco de vidrio hermético

Instrucciones

  • Incorpora los higos en un frasco de vidrio y agrégales el aceite de oliva virgen extra.
  • Asegúrate de que el aceite cubra por completo los frutos y sella el frasco.
  • Almacénalo en un lugar oscuro por 30 o 40 días. Durante este tiempo los higos concentrarán sus propiedades.

Modo de consumo

  • Ingiere un higo en ayunas y antes de cada comida principal.
  • Repite su consumo todos los días para mantenerte saludable.

Te recomendamos leer: ¿Qué podemos hacer para reducir el cansancio y la fatiga?

¡Para tener en cuenta!

Es muy importante consumir este remedio según las indicaciones dadas, ya que los higos tienen altos niveles de oxalatos.

Ingerir cantidades excesivas del mismo puede provocar un efecto laxativo, lo cual aumenta el riesgo de indigestión.

Este tratamiento no está recomendado para pacientes con colon irritable, ya que algunos de sus efectos pueden empeorar los síntomas.

En general, su ingesta debe ser regular y moderada.

¿Lista para probarlo? Sigue todas las recomendaciones de consumo y comprueba que es un remedio con múltiples bondades para tu salud.

No dejes de probarlo si tienes problemas de colesterol, anemia o cualquier afección del sistema cardiovascular.

 

 

 

Te puede gustar