Cómo preparar 4 remedios con ginkgo biloba

Elena Martínez · 27 abril, 2018
Gracias a las propiedades del gingko biloba, además d consumir su infusión, podemos elaborar remedios de uso tópico que nos ayuden a aliviar dolores y molestias localizadas

El ginkgo biloba es una planta medicinal que muchas personas toman para prevenir y mejorar los problemas de memoria. No obstante, tiene muchas otras propiedades para la salud que lo convierten en un buen remedio para diferentes trastornos.

Descubre en este artículo 4 remedios caseros con ginkgo biloba para tratar algunas afecciones de manera natural, como la pesadez en las piernas, la migraña, la depresión leve o el envejecimiento prematuro.

Remedios caseros con ginkgo biloba

1. Remedio para la pesadez de piernas

Ginkgo biloba.

El dolor y pesadez de piernas afectan a muchas personas, sobre todo a las mujeres. En particular, a aquellas que tienen mala circulación, retención de líquidos, sobrepeso, o bien durante el embarazo u otros cambios hormonales. Por desgracia, esta molestia dificulta su rutina y empeora el cansancio al final del día.

No obstante, podemos preparar un remedio tópico que nos aplicaremos en las piernas para favorecer una buena circulación y un buen retorno venoso. Además, este remedio nos ayudará a prevenir las varices y a reducir la celulitis si lo usamos con constancia.

Ingredientes

  • ½ vaso de aceite de coco o de almendra (100 g)
  • ½ vaso de gel de aloe vera (90 g)
  • 30 gotas de extracto de ginkgo biloba
  • 15 gotas de aceite esencial de romero

Elaboración y aplicación

  • Para empezar, mezcla el aceite con el gel de aloe vera y emulsiona con una cuchara o tenedor hasta que se integren bien ambos ingredientes.
  • Añade el extracto y el aceite esencial y volver a mezclar.
  • Conservaremos este remedio en un recipiente hermético, en un lugar fresco y seco.
  • Usaremos esta loción para masajearnos las piernas. Empezaremos siempre por los pies y llegaremos hasta las ingles.

Te recomendamos leer: 5 propiedades del aloe vera que hacen que valga la pena tenerlo en casa

2. Remedio para la migraña

Migraña.

El ginkgo biloba ha demostrado ser un remedio natural eficaz para combatir la migraña y el dolor de cabeza en general. En concreto, su capacidad para favorecer una buena oxigenación cerebral causa un alivio rápido y eficaz en estos casos.

Además, en este remedio lo combinaremos con la menta, la cual aporta frescor y un efecto vasodilatador.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite vegetal (oliva, almendra, coco, jojoba, argán) (30 g)
  • 5 gotas de aceite esencial de ginkgo biloba
  • 5 gotas de aceite esencial de menta

Elaboración y aplicación

  • Mezclaremos los tres aceites y los conservaremos en un pequeño envase.
  • Como resultado, obtendremos un bálsamo que usaremos en pequeñas cantidades.
  • Solamente debemos aplicarnos unas gotas en las sienes o en diferentes puntos de dolor de la cabeza. De este modo, obtendremos un alivio casi inmediato.

3. Remedio para la depresión leve

Depresión.

La depresión es un trastorno que debe tratarnos un profesional de la salud. No obstante, hay algunos casos de depresión leve que sí que podemos mejorar con remedios naturales: tristeza, nostalgia, apatía, añoranza, etapas de duelo o de cambios, etc.

En este remedio combinamos diferentes plantas medicinales con propiedades antidepresivas. No obstante, es fundamental acompañar estas infusiones de una alimentación equilibrada, ejercicio físico y los cambios que sean necesarios en nuestro estilo de vida para conseguir la alegría y felicidad que nos faltan.

Ingredientes

  • 5 vasos de agua (1 litro)
  • 2 cucharaditas de ginkgo biloba (6 g)
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo (5 g)
  • 1 cucharada de pasiflora (4 g)

Elaboración y toma

  • Para empezar, pondremos el litro de agua a hervir.
  • Cuando dé el primer hervor, pararemos el fuego y añadiremos las plantas medicinales.
  • Cubriremos la cazuela y dejaremos reposar 10 minutos.
  • Beberemos a lo largo del día, fuera de las comidas. Por lo general, estos tratamientos deberían realizarse durante al menos un mes.

Ver también: Cómo usar la albahaca para la fatiga y la depresión

4. Remedio antioxidante

Ginkgo biloba.

Tomar infusiones de ginkgo biloba nos aporta una buena cantidad de antioxidantes, como flavonoides y polifenoles. Por consiguiente, estos componentes neutralizan los radicales libres que nos hacen envejecer y nos causan, a la larga, enfermedades degenerativas.

Por contra, hay otros factores que aceleran la oxidación celular:

  • Mala alimentación
  • Hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol
  • El estrés y las emociones negativas
  • La contaminación
  • La medicación
  • La exposición excesiva al sol

A continuación, vamos a preparar una loción antioxidante para aplicarnos en el rostro y prevenir las arrugas. No obstante, tomar infusiones o extracto de ginkgo también complementará este tratamiento para combatir los radicales libres.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de aceite de argán (60 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de ginkgo biloba
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda

Elaboración y aplicación

  • Mezclaremos los 3 aceites y los conservaremos en un bote hermético.
  • No es necesario conservarlo en la nevera.
  • Nos aplicaremos este aceite en el rostro a modo de sérum, antes de la crema hidratante, por la mañana y por la noche.