Cómo preparar 5 exfoliantes naturales para combatir los granitos en los brazos

Para mejorar el aspecto de nuestros brazos, además de utilizar estos exfoliantes naturales, es importante que cuidemos nuestra alimentación para depurarnos también desde el interior

Los granitos en los brazos son pequeñas alteraciones que suelen formarse por la obstrucción o infección de los folículos pilosos de la piel.

Estos tienen un aspecto similar al acné facial, aunque suelen aparecer en más cantidad, dando un aspecto irritado y poco estético.

En algunos casos se producen por la queratosis pilar, una condición en la que se acumula la proteína queratina que se conecta con los folículos.

No obstante, la mayoría de los casos son leves y se pueden minimizar con la aplicación de productos cosméticos como los exfoliantes naturales.

En esta oportunidad queremos compartir 5 interesantes recetas para que no dudes en probarlas cuando te aqueje este problema.

¡Toma nota!

1. Exfoliante de yogur natural y miel

yogurt-con-miel

El ácido láctico que contiene el yogur natural se une con los compuestos antimicrobianos de la miel para brindarnos un exfoliante que reduce la presencia de espinillas en los brazos.

Su aplicación regula el pH de la piel y ayuda a reducir la inflamación de los folículos afectados.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de yogur natural (100 g)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g)
  • 1 cucharada de zumo de limón (10 ml)

Preparación

  • Incorpora los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta conseguir un producto homogéneo y cremoso.

Modo de aplicación

  • Frota el exfoliante sobre los brazos, haciendo suaves movimientos circulares.
  • Deja que actúe 20 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso 3 veces a la semana.

Ver también: ¿Cómo hacer un yogur natural en casa fácilmente?

2. Exfoliante de aspirinas y miel

El ácido salicílico que contiene la aspirina es un componente que ayuda a exfoliar la piel para remover los restos de grasa e impurezas que dan lugar a los granos.

En este caso lo combinamos con la acción antimicrobiana y antiinflamatoria de la miel de abejas, consiguiendo un tratamiento ideal para restablecer la salud de la piel.

Ingredientes

  • 5 aspirinas
  • 3 cucharadas de miel (75 g)

Preparación

  • Tritura las aspirinas en un mortero y, tras hacerlas polvo, mézclalas con la miel.

Modo de aplicación

  • Frota el producto sobre las zonas deseadas y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga y repite su aplicación 2 o 3 veces a la semana.

3. Exfoliante de bicarbonato, limón y miel

Tratamiento con bicarbonato de sodio y miel

Los ingredientes que combinamos en este exfoliante casero nos permiten eliminar las bacterias y células muertas retenidas en la piel de los brazos, lo cual evita que los folículos presenten obstrucciones.

Su aplicación regular previene los granos y espinillas y, de paso, elimina pequeñas manchas oscuras.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 1 cucharada de zumo de limón (10 ml)
  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g)

Preparación

  • Incorpora el bicarbonato de sodio en un recipiente y mézclalo con el jugo limón y la miel.

Modo de aplicación

  • Extiende el tratamiento sobre los brazos mediante suaves masajes para exfoliarlos.
  • Deja que actúe 10 minutos y enjuaga.
  • Úsalo 2 veces a la semana, solo en horas de la noche.

4. Exfoliante de sal marina y aceite de coco

La pasta granulada que obtenemos de la combinación de sal marina con aceite de coco nos ayuda a desinfectar la superficie de la piel de los brazos para remover las bacterias que influyen en la aparición de granos.

Estos ingredientes remueven las células muertas y dejan la dermis más suave e hidratada.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal marina (10 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco orgánico (30 g)

Preparación

  • Mezcla la sal marina con el aceite de coco hasta obtener una pasta uniforme.

Modo de aplicación

  • Frota el exfoliante en los brazos y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga y repite su uso 3 veces a la semana.

Te recomendamos leer: 9 usos del aceite de coco que quizá no conocías

5. Exfoliante de arcilla y aceite de vitamina E

mascarilla-arcilla

La pasta exfoliante de arcilla y vitamina E actúa como antiinflamatoria y desinfectante, ayudando a disminuir la presencia de espinillas en la piel.

Sus compuestos nutren las áreas afectadas y ayudan a mejorar la circulación para restablecer la salud de los folículos irritados.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de arcilla verde o blanca en polvo (20 g)
  • 2 cápsulas de vitamina E
  • Agua (la necesaria)

Preparación

  • Vierte la arcilla en un cuenco y mézclala con el contenido de las cápsulas de vitamina E.
  • Si no consigues obtener una pasta cremosa, agrégale un chorro de agua y remueve.

Modo de aplicación

  • Extiende el producto sobre las zonas afectadas de los brazos y déjalo actuar durante 30 minutos.
  • Cuando esté seco, enjuágalo con agua tibia y hazle suaves masajes para facilitar la exfoliación.
  • Repite su aplicación 2 o 3 veces a la semana.

¿Tienes estas imperfecciones en tus brazos? Recuerda que, además de usar estos tratamientos exfoliantes, es importante mejorar los hábitos alimenticios y aumentar el consumo de agua.

 

 

Te puede gustar