2 formas de preparar aceite esencial de limón

Esta fruta además de ser rica en vitamina C, contiene numerosos flavonoides los cuales, acentúan la incidencia de esta vitamina y evitan que se degrade.

El limón es una fruta cítrica que, desde tiempos ancestrales, se usa en el arte culinario y para combatir ciertas afecciones. Se puede aprovechar en: jugos, postres, infusiones y hasta para preparar aceite esencial de limón.

Igualmente funciona como un poderoso antioxidante que es capaz de prevenir la actividad negativa de los radicales libres. Por otro lado, el limón es recomendado para:

  • Proteger la vista.
  • Eliminar toxinas.
  • Despertar el apetito.
  • Acelerar la digestión.
  • Mejorar el sistema cardiovascular.

Resulta oportuno entonces hacer énfasis en lo provechoso que puede resultar esta fruta. Existen tantos beneficios, sin embargo, a continuación nos enfocaremos en cómo se puede aprovechar el aceite esencial de limón.

Este funciona como un estimulante, calmante, carminativo, contra infecciones, astringente, desintoxicante, antiséptico, desinfectante, induce al sueño, y contiene propiedades antifúngicas. Asimismo, ayuda a combatir:

  • Estrés.
  • Fiebre.
  • Asma.
  • Obesidad.
  • Insomnio.
  • Cansancio.
  • Trastornos de la piel.
  • Condiciones del cabello.
  • Molestias estomacales.

Con las siguientes 2 formas de preparar aceite esencial de limón podrás tener tu propio producto. Podrás utilizarlo a tu conveniencia, según lo que necesites. De esta manera podrás aprovechar todos los beneficios que tiene el limón.

Prepara aceite esencial de limón

Forma Nº 1

aceite-limon

Para todos los que aman el olor del limón, y les encantan embriagarse con su aroma, el aceite esencial es la mejor solución para ambientar varios espacios e, incluso, potenciar perfumes y colonias.

No obstante, pocos poseemos la maquinaria necesaria para fabricar este tipo de aceites. Por ello, aquí te enseñaremos cómo hacer tu propio aceite esencial de limón de forma sencilla y económica, pues solo requiere muy pocos ingredientes.

Ingredientes

  • Aceite de oliva (200 mL).
  • Aceite de almendras (200 mL).
  • 6 limones sin pesticidas o tratamientos especiales (200 g).
  • 1 frasco de vidrio con cierre hermético (que contenga alrededor de 500 mL).

Preparación

  • Corta la cáscara de los limones y déjalas secar en el horno mínimo (50° C) durante aproximadamente 3 horas.
  • Pon las pieles secas en la parte inferior de los frascos y cubre con los dos aceites.
  • Deja reposar en un lugar seco y oscuro durante unos 50 días, asegurándote de remover de vez en cuando el contenido.
  • Después de este largo periodo de espera, aprieta bien para las pieles de limón y luego procede a filtrar el aceite obtenido, a través de una gasa.
  • Finalmente, trasvasarlo en botellitas provistas de un gotero, y cada vez que quieras ser envuelto por el aroma de los limones, utiliza unas 5 gotas en un quemador de aceite esencial.

¿Quieres conocer más? 5 fabulosos beneficios del limón en el cuerpo

Forma Nº 2

aceite de oliva y limón

Las esencias cítricas nos cautivan y nos transportan a recuerdos de nuestra niñez. Y no solo por su olor y sabor el limón es famoso. También funciona como un poderoso antiséptico, siendo muy útil en épocas de contagio.

Aquí te enseñaremos otra forma para que puedas preparar tu aceite esencial de limón de manera rápida y sencilla. Le darás un aroma elegante a tu hogar, sin contar que protegerás tu salud y la de tu familia.

Ingredientes

  • 3 limones (100 g).
  • Aceite de oliva (100 mL).
  • 1 bolsa con autocierre o recipiente con tapa hermética capaz de aguantar altas temperaturas.

Preparación

  • Lo primero que debes hacer es poner una olla con agua a calentar, para más adelante.
  • Luego, pela los limones para extraer la cáscara.
  • Si quedan restos de la capa blanquecina del limón en la cáscara, ráscalos para quitarlos, solo nos interesa la parte amarilla.
  • Luego, introduce las cáscaras de los limones en el agua caliente para acabar de eliminar cualquier resto de sabor amargo. Déjalo durante un minuto, aproximadamente.
  • Mientras tanto, coloca la bolsa con autocierre, o el recipiente con tapa, abierta en otra olla e introduce un poco de aceite de oliva virgen, de manera que llegue hasta la mitad de esta más o menos.
  • Pasado el minuto, verás que la cáscara del limón ha teñido el agua ligeramente de color amarillo. Retira la cáscara, incorpórala en la bolsa con el aceite y ciérrala, el agua no es necesaria.
  • Ahora deberás calentar la bolsa o recipiente al baño María, por eso lo introducimos en el paso anterior en una olla. De esta manera simularemos la destilación con vapor, conseguiremos que se mezclen y obtendremos el aceite esencial de limón. Déjalo reposar entre 2 y 3 horas.
  • Cuando haya pasado el tiempo correspondiente, retíralo del fuego y déjalo reposar 24 horas.
  • Al día siguiente, puedes guardarlo en un recipiente con tapa y reservarlo en un lugar fresco, sin humedad.