Cómo preparar astringentes naturales - Mejor con Salud

Cómo preparar astringentes naturales

Aunque en el mercado podemos encontrar diferentes productos con estas propiedades, al elaborar nuestros propios astringentes naturales evitamos todo tipo de añadidos químicos y conservantes que puedan ser perjudiciales para nuestra piel
astringentes naturales

Los astringentes son productos que sirven para darle vigor a la piel, reducir los poros abiertos, disimular el aspecto de cansancio del rostro y renovar la dermis.

Si bien los podemos conseguir en las tiendas mucho mejor si los elaboramos en casa. En este artículo te contamos cómo preparar astringentes naturales y muy eficaces.

Recetas de astringentes naturales

Las lociones astringentes tienen la capacidad de reducir el aspecto graso de la piel, de reducir las arrugas y líneas de expresión o de reafirmar el cutis. Además, también pueden servir para tratar el acné y desinfectar.

A continuación te contamos cuáles son los más eficaces para hacer en casa:

Lee también: ¿Sabías que el VapoRub puede aliviar el aspecto del acné?

1.Astringente de manzana

Este astringente combina hamamelis y jugo de manzana natural. Nos ayuda a limpiar la piel y mejorar la apariencia del cutis.

Ingredientes

  • 1 manzana
  • 4 cucharadas de agua de hamamelis (40 ml)

Preparación:

  • Lava y pela la manzana.
  • Córtala en cuartos para retirar las semillas y el corazón.
  • Pisa con un tenedor o pasa por un procesador de alimentos.
  • Mezcla con el agua de hamamelis.
  • Embebe un algodón con el líquido resultante y aplica en el rostro, previamente limpio y seco.
  • Deja actuar 15 minutos y retira con abundante agua fría.

2. Astringente de pepino

Todos sabemos que el pepino es un gran aliado en el mundo de la estética. Por eso siempre está presente en tratamientos y cremas.

En este caso puedes usarlo como astringente natural.

Preparación

  • Puedes cortar algunas rebanadas de un pepino frío y aplicarlo en la piel o bien hacer una pasta con la pulpa.
  • Esparce con movimientos circulares y deja actuar 15 minutos antes de enjuagar con agua tibia.

3. Astringente de agua de rosas

Agua de rosas

El agua de rosas es uno de los secretos de belleza mejor guardado de la civilización persa. También era usada por los egipcios y los indios como tónico y reductor de arrugas.

Sirve a su vez para refrescar el cutis y cerrar los poros dilatados. La puedes conseguir en las tiendas naturistas o prepararla tu misma en casa.

Ingredientes

  • 3 rosas
  • 2 tazas de agua mineral (500 ml)

Preparación

  • Quita los pétalos de las rosas y coloca en un cazo.
  • Añade el agua para que se cubran bien los pétalos.
  • Cocina durante dos horas a fuego lento.
  • Retira del fuego y tapa.
  • Deja macerar dos días.
  • Pasado ese tiempo, hierve de nuevo, pero esta vez durante 1 hora.
  • Cuela con un paño de tela fino.
  • Almacena el agua en un frasco de vidrio (puedes guardarlo en la nevera dos semanas).
  • Deja que se enfríe y embebe un algodón.
  • Aplica en la piel limpia y seca y no enjuagues.

4. Astringente de té verde

No solo te recomendamos que bebas té verde todos los días por sus propiedades medicinales (regula la diabetes, quema las grasas y previene el cáncer, entre otras).

También puedes aprovechar para aplicarlo de forma externa y conseguir una piel más firme.

Ingredientes

  • ½ taza de infusión de té verde (125 ml)
  • ½ taza de agua mineral (125 ml)
  • 1 taza de vinagre de manzana (250 ml)

Preparación

  • La infusión de té verde la puedes hacer con una bolsita o con la planta seca.
  • En cualquier caso, deja que se enfríe bien.
  • Echa en un recipiente el té verde a temperatura ambiente y añade el agua mineral.
  • A continuación, vierte de a poco el vinagre de manzana y agita bien.
  • Embebe una bola de algodón en la mezcla y esparce sobre el rostro, previamente lavado.
  • No es necesario que lo enjuagues. Mejor si lo aplicas por la noche.

5. Astringente de limón

Limonadas

Es uno de los más “famosos” astringentes naturales y de los más eficaces debido al ácido del limón, que elimina las manchas y las células muertas.

Es muy fácil de preparar. Recuerda aplicar por las noches, ya que el limón puede manchar la piel al contacto con el sol.

Ingredientes

  • El jugo de 1 limón
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Exprime el limón y mezcla con el agua (mejor si es mineral).
  • Lava la cara y aplica el astringente con una bola de algodón.
  • Deja actuar 30 minutos.
  • Enjuaga con abundante agua tibia.

6. Astringente de nim

Las hojas de esta planta se usan desde tiempos inmemoriales por sus beneficios medicinales y estéticos.

El nim hidrata el cutis graso, mantiene la estructura celular de la dermis, cura la piel agrietada y trata acné o eccemas.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de hojas de nim secas (50 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Lava bien las hojas y colócalas en un cazo.
  • Agrega el agua y pon en el fuego.
  • Hierve durante 15 minutos.
  • Retira, tapa y deja reposar 10 minutos.
  • Pasado ese tiempo, filtra y espera a que se enfríe (puedes poner en la nevera).
  • Embebe una bola de algodón y aplica por el rostro después de bañarte.
  • No es necesario que lo enjuagues.

Visita este artículo: 7 mascarillas para pieles grasas

7. Astringente de papaya

Esta fruta tropical es un excelente exfoliante natural que deja la piel suave y rejuvenecida.

Además la papaya sirve como astringente natural cuando lo combinamos con otros ingredientes como la miel y el agua de rosas.

Ingredientes:

  • 1 rebanada de papaya
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 2 cucharaditas de agua de rosas (10 ml)

Preparación

  • Retira la pulpa de la papaya y pisa con un tenedor para formar un puré.
  • Agrega la miel y el agua de rosas.
  • Mezcla bien y guarda en la nevera durante dos horas.
  • Lava la cara y aplica la mascarilla con los dedos o con ayuda de un pincel.
  • Deja actuar 15 minutos y retira con agua tibia.