Cómo preparar crema catalana

El acabado dorado es fundamental en la crema catalana. Podemos conseguirlo colocando un poco de azúcar blanquilla sobre la preparación y quemándola con un soplete de cocina

La crema catalana es un postre típico de la gastronomía de Cataluña (España), lugar donde también se conoce como  “Quemada”. Se trata de una crema pastelera con una base de yema de huevo que a menudo se suele cubrir con una capa de azúcar caramelizado para lograr una consistencia crujiente y deliciosa.

Hasta hace algunos años esta receta era un postre típico de fiestas, especialmente la fiesta de San José, que se celebra el 19 de marzo. Sin embargo, en la actualidad parece que no es necesaria una ocasión especial para disfrutarlo, ya que se ha vuelto muy común para preparar en todas las épocas del año. De hecho, esta receta ha traspasado las fronteras y en muchos países la disfrutan como un postre para cualquier ocasión.

¿Cuál  es el origen de la crema catalana?

Desde la época medieval catalana ya había sido documentada la presencia de la crema catalana en obras como  Libro de Siendo Soví (siglo XIV) y Llibre del Coch (siglo XVI), siendo, por tanto, uno de los postres más antiguos en Europa dentro de su categoría, a pesar de la existencia de las famosas natillas.

Durante su historia, la única variación de la receta que ha sido reconocida se dio en el siglo XX, después de que algunas personas comenzaran a utilizar harina de maíz (maicena) en vez de almidón. Además, a partir del siglo XX empezaron a aparecer diferentes ingredientes en polvo que facilitaron su preparación. Ya para el siglo XXI, se facilitó la preparación en la mayoría de los hogares, ya que ahora los ingredientes son más fáciles de adquirir, y también es más sencillo conseguir los sopletes que antes únicamente podían utilizar los grades restaurantes o la industria.

Características de la crema catalana

La crema catalana es un postre que se prepara con yema de huevo, azúcar, harina de trigo o harina de maíz y leche aromatizada con canela. La crema se cuece en un cazo a fuego lento hasta que se espese y, luego, se pone en el refrigerador para que enfríe.

Esta crema puede ser utilizada para rellenar ensaimadas, cocas, tortells, xuixos, palos, crestas y, en general, todo tipo de pasteles y bollería. También se puede espolvorear con azúcar blanco y calentar con un soplete cuando no se desea utilizar como relleno. El postre resultante se suele servir en pequeños moldes individuales.

¿Cómo preparar la crema catalana?

Preparar la crema catalana en casa es muy sencillo y económico, no te quita mucho tiempo y, como ya hemos dicho, los ingredientes los puedes conseguir fácilmente en el mercado más cercano. ¿Estás lista para ponerte manos a la obra?

Ingredientes

  • ½ litro de leche
  • 100 g de azúcar
  • 5 yemas de huevo
  • Piel de ½ limón
  • 20 g de maicena
  • ½ cucharadita de azúcar vainillado
  • Un pellizco de sal
  • 1 ramita de canela

Instrucciones

  • Paso 1. Mezcla todos los ingredientes, excepto la piel de limón y la canela, y bátelo bien.
  • Paso 2. Añade la piel de limón y la canela y pon al calor hasta que espese, sin dejar de remover.
  • Paso 3. Cuando esté lista, retira la canela y la piel de limón.
  • Paso 4. Distribuye la crema en unos recipientes, espolvorea con el azúcar y dora la superficie con un soplete de cocina.

 

 

 

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar