¿Cómo preparar unos deliciosos pinchos de pollo?

Este mini plato puede ser un entrante perfecto para cualquier comida, ya que tiene un sabor sumamente agradable y una preparación sencilla.

Los pinchos son una forma distinta de disfrutar la comida. Se trata de una presentación muy ligera que nos permite saborear más de un alimento. ¿Por qué? porque son pequeños, fáciles de combinar y deliciosos. Se les denomina así debido a que, por lo general, llevan un palillo insertado, para sujetar toda la preparación; sin embargo, el palillo no es obligatorio. A continuación te contamos cómo preparar unos ricos pinchos de pollo.

Pinchos de pollo agridulces

Brochetas de tomates cherry y pollo.

La primera de estas recetas nos permitirá preparar unos pinchos de pollo con una deliciosa salsa agridulce. Para ello, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 2 dientes de ajo (6 g).
  • 4 cebollas (200 g).
  • 4 pechugas de pollo (400 g)
  • 2 pimientos verdes (100 g).
  • 1/4 de taza de miel (60 mL).
  • 1/4 de taza de aceite de oliva (60 mL).
  • 1/3 de taza de salsa de soja (80 mL).
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra (2 g).

Te recomendamos leer: Receta para preparar filete de pollo gratinado con setas

Preparación

Para preparar esta deliciosa receta, comenzaremos por lo primero: preparar una mezcla con el aceite, la miel, la salsa de soja y la pimienta en un pequeño cuenco. Mezclaremos bien estos ingredientes para conseguir una salsa homogénea. Por otro lado, cortaremos el pollo en dados con un tamaño aproximado de 2 centímetros.

Agregaremos los dados en un bol junto con la cebolla y el pimiento cortados en trozos del mismo tamaño que el pollo. Sobre esta mezcla añadiremos la salsa anterior y dejaremos que todo macere durante alrededor de dos horas en el frigorífico. Así permitiremos que el pollo y las verduras absorban bien el sabor de la salsa.

Tras este tiempo, sacamos el bol del frigorífico y, retiraremos los dados y las verduras con unos palillos de madera largos, pinchamos los dados de pollo y los trozos de verdura de forma alternada y los pasamos por una plancha caliente con un chorrito de aceite a mayores.

Los voltearemos varias veces para asegurar que se cocinen bien. En este punto, será imporante sellar cada dado rápidamente. De esta forma, evitaremos que se evapore el agua de su interior mientras los cocinamos en la plancha, y que queden demasiado secos.

El marinado anterior podremos desecharlo, pero, para aprovecharlo una última vez, podemos añadir unas cucharadas de esta salsa sobre las brochetas mientras están en la plancha, para que absorban aún más sabor. De esta forma, y con los dados y las verduras bien cocinados, dejaremos listos los pinchos de pollo.

Deliciosos rollitos de pollo.
Podemos probar variando la receta con rollitos de pollo.

Pinchos de pollo a la andaluza

Ingredientes

Esta receta se presenta habitualmente en muchos bares de Andalucía por lo que es una tapa muy común de allí. En esta región, no solo se preparan con pollo, sino que también pueden encontrarse hechos con cerdo o cordero. Para prepararlos, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 2 dientes de ajo (6 g).
  • 5 hebras de azafrán (1 g).
  • 4 pechugas de pollo (400 g).
  • 1/2 cucharada de orégano (3 g).
  • 3 bolitas de pimienta negra (1 g).
  • 1/4 de cucharada de comino (3 g).
  • 1/2 taza de vino blanco (120 mL).
  • 1 cucharada de aceite de oliva (10 mL).
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce (5 g).

Ver también: Prepara delicioso pollo con verduras

Preparación

Para elaborar esta deliciosa receta, comenzamos machacando los dientes de ajo en un mortero junto con las bolitas de pimiento. A esta mezcla le añadimos todas las especias y condimentos, y seguimos mezclando y machacando hasta conseguir una pasta. Una vez logrado, echamos la cucharada de aceite y el vino, y removemos para conseguir una salsa bien integrada y homogénea.

Por otro lado, cortamos el pollo en unos dados con un tamaño de 2 o 3 centímetros. Metemos estos dados en un cuenco o en una bolsa con cierre hermético junto con la salsa anterior, y lo dejamos macerando durante unas 24 horas en la nevera. Así conseguiremos que el pollo absorba bien el sabor tan delicioso de la salsa.

Pasado ese tiempo, sacamos los dados de la bolsa y los pinchamos en palillos largos, colocando varios dados en cada palillo. A continuación, podemos elegir una de entre dos maneras de cocinarlos. El método tradicional consiste en pasar las brochetas por una plancha muy caliente con un chorrito de aceite de oliva, durante unos 10 minutos.

Por otra parte, podemos hornear los pinchos de pollo a 180 ºC durante unos 20 minutos. Ambos casos nos proporcionarán una plato delicioso, pero si quieres seguir la receta clásica de esta típica tapa del sur, lo recomendable es seguir la primera opción.

De esta forma, conseguiremos unos deliciosos pinchos de pollo de acuerdo con la tradición de la cocina andaluza. Sin embargo, solo hay que tener en cuenta que utilizar el horno puede ser más cómodo y limpio que emplear una plancha, que después tendremos que limpiar a conciencia.