Cómo preparar un endurecedor con ajo y limón para fortalecer las uñas

Carolina Betancourth · 9 enero, 2018
El ajo y el limón nos aportan minerales y otros nutrientes que nos ayudan a que las uñas crezcan fuertes y sanas y evitan el debilitamiento y el quiebre de las mismas

En la actualidad podemos encontrar una amplia variedad de productos cosméticos que nos ayudan a endurecer las uñas para evitar su debilitamiento y quiebre.

Aunque procuramos evitarlo, estas están expuestas de forma continua y pueden deteriorarse, no solo por su contacto directo con sustancias químicas, sino por deficiencias nutricionales y enfermedades.

Si bien les brindamos cuidado con las manicuras y demás tratamientos, en ocasiones tenemos que aplicarles remedios adicionales para proporcionarles nutrición.

Por fortuna, además de las alternativas convencionales, hay soluciones 100 % naturales que, por sus propiedades, fomentan su endurecimiento y ayudan a conservarlas largas y saludables.

En esta oportunidad queremos compartir un preparado con limón y ajo cuya aplicación regular mejora de forma notable el aspecto de las uñas débiles.

¡No dejes de probarlo!

Endurecedor con ajo y limón para fortalecer las uñas

uñas

El endurecedor natural con ajo y limón es un tratamiento de origen orgánico que ayuda a curar las uñas que tienden a partirse cuando empiezan a crecer.

Combina interesantes nutrientes esenciales que, una vez se aplican, fortalecen la capa superficial de la uña, deteniendo su descamación y deterioro.

  • Contiene cantidades importantes de compuestos de azufre, aportados por el ajo, que ayudan a reparar la estructura dañada, proporcionándole fuerza y brillo.
  • Esta sustancia inhibe los efectos negativos de los radicales libres y, entre otras cosas, impide el crecimiento de hongos o agentes infecciosos.
  • El remedio también es una fuente importante de vitamina C, nutriente que ayuda a mantener óptimos niveles de colágeno, necesario para conseguir uñas fuertes y largas.
  • Aporta minerales como el calcio y magnesio que contribuyen a conservar el esmalte natural.
  • De modo adicional agregamos una cápsula de vitamina E, ingrediente de acción antioxidante que se reconoce por su capacidad para hidratar, regenerar y proteger.

¿Quieres conocer más? Lee: 6 maneras de utilizar limón en tus rutinas de belleza

¿Cómo preparar este endurecedor casero para las uñas?

endurecedor-casero-y-natural-ajo-limon

La ventaja de preparar este endurecedor para las uñas es que sus ingredientes son mucho más económicos si los comparamos con los tratamientos comerciales que venden en tiendas cosméticas y farmacias.

Al ser libre de sustancias químicas, no produce efectos secundarios y se puede aplicar, inclusive, sobre las uñas que tienen sensibilidad.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo crudos
  • 2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)
  • 1 cápsula de vitamina E
  • 1 esmalte de uñas transparente

Preparación

  • Tritura los dientes de ajo en un mortero y mézclalos con el zumo de limón y el contenido de una cápsula de vitamina E.
  • Deja reposar el preparado durante 15 o 20 minutos y, en seguida, mézclalo con un esmalte transparente para las uñas.
  • Si lo consideras necesario, transfiere todo a otro frasco para que te quepa sin inconvenientes.

Modo de aplicación

  • Retira los esmaltes y decorados de tus uñas, enjuágalas con jabón neutro y, tras secarlas, aplícale una fina capa del endurecedor.
  • Asegúrate de cubrir todas las uñas y deja actuar el tratamiento durante 3 días.
  • Pasado este tiempo, limpia el producto, deja descansar las uñas un día y vuelve a utilizarlo.
  • Sigue el tratamiento regularmente para conseguir, en cuestión de semanas, unas uñas más fuertes y largas.

Visita este artículo: Remedios caseros para hidratar las uñas

Otras recomendaciones para fortalecer las uñas

uñas-sanas

La aplicación de este endurecedor casero es una solución efectiva para las uñas frágiles. Sin embargo, es importante tener en cuenta otros cuidados para poder lograr buenos resultados en poco tiempo.

Aunque muchos lo pasan por alto, algunos hábitos son esenciales para evitar que las uñas sufran deterioro en su estructura o alteraciones de color.

Por este motivo, asegúrate de complementar el uso de este producto con:

  • Una alimentación saludable, que incluya fuentes de proteínas, antioxidantes y minerales esenciales.
  • Consumo diario de agua, no menos de 6 u 8 vasos al día.
  • Uso de guantes de protección, en especial al manipular productos químicos de limpieza.
  • Hidratación diaria, tanto en la superficie de las uñas como en las cutículas.

También es primordial evitar hábitos dañinos como:

  • Morder las uñas
  • Usar las uñas como herramientas de trabajo
  • Cortar las cutículas
  • Usar productos cosméticos con químicos agresivos (deterioran el esmalte de la uña)
  • Mantenerlas sucias

¿Tus uñas no están creciendo como lo deseas? ¿Tienden a partirse cuando menos lo esperas? Si notas cualquier señal de debilitamiento, no dudes en preparar en casa tu propio endurecedor para nutrirlas y mantenerlas fuertes.

Si pese a cuidarlas se siguen quebrando, consulta al médico para determinar su causa. Aunque muchas veces lo pasamos por alto, las uñas débiles pueden alertar de ciertas condiciones de salud.