Cómo preparar flan napolitano tradicional

A continuación te comentamos esta deliciosa, rápida y sencilla receta dulce que, sin duda, te deleitará a lo grande.

En esta ocasión hemos seleccionado una receta especialmente para aquellos amantes de los postres. Totalmente fácil y de rápida preparación que hará que te chupes los dedos. ¿Te gustaría probar un flan napolitano tradicional?

Y es que, el flan es un postre utilizado en la mayoría de las cocinas del mundo. Esto se debe a la versatilidad de este platillo en cuestión para hacer múltiples combinaciones con distintos ingredientes.

El origen de este postre se remonta a la época romana, cuando ellos comenzaron a domesticar pollos y a incorporar los huevos a diferentes recetas. Su primer nombre fue Tyropatina.

Luego, durante la Edad Media se originó una mezcla entre huevos, leche y miel, que se consumía en época de cuaresma. Y con el paso del tiempo, se sustituyeron ingredientes como la pimienta por el caramelo (debido al proceso de la caña de azúcar).

Flan” es una palabra francesa cuya traducción es: torta plana. Este nombre se le otorgó en el siglo VII cuando se popularizó su elaboración. Por ende, se considera que el postre tiene origen europeo y data de hace varios siglos.

Este delicioso manjar esta hecho a base de ingredientes como huevos, leche y azúcar, queso crema, y con una preparación a “baño María“, y una cobertura más o menos espesa de caramelo. Conoce a continuación la preparación del flan napolitano tradicional.

Flan napolitano tradicional

flan

Si tienes pensado hacer una cena romántica, o alguna reunión especial, esta receta es ideal para la ocasión. Su elaboración no toma mucho tiempo, y es muy sencilla. Te recomendamos que degustes de esta delicia dulce en compañía de un amante de las cheesecakes y los flanes.

Ingredientes

  • 6 huevos enteros.
  • Queso crema (380 g).
  • 1/2 taza de agua (110 mL).
  • La ralladura de un limón (3 g).
  • 1 lata de leche condensada (397 mL).
  • 1 taza de leche evaporada (225 mL).
  • 1 taza de azúcar blanca granulada (200 g aproximadamente).

Preparación

  • Primeramente, toma un molde para flan o torta y coloca el azúcar junto con el agua, llévalos a la estufa hasta que se derrita el azúcar y se haga un caramelo dorado.
  • Evita mezclar con cuchara para que no se cristalice. Después baña los costados del molde con movimientos y reserva.
  • Luego, en una licuadora coloca el queso crema, la leche condensada, la ralladura de limón, los huevos y la leche evaporada.
  • Licúa hasta que se mezclen bien. (Este paso se puede realizar también a mano con la ayuda de un batidor).
  • Seguidamente, coloca la mezcla dentro del molde con el caramelo.
  • Procede a llevar al horno a baño maría a 180 ºC hasta que cuaje y dore en la superficie.
  • El baño María se trata de cubrir cualquier preparación con papel aluminio y colocarlo en un recipiente más grande con suficiente agua, para que se cocine con vapor.
  • Después, saca del horno y coloca un paño encima para que enfríe y retenga el máximo de humedad.
  • Una vez este frío, pasa un cuchillo para despegar los extremos y voltea en una bandeja.
  • Recuerda que el molde contiene liquido por lo que debe desmoldarse en una bandeja apta.

¿No lo sabías? Flan de chocolate, café y caramelo

Flan napolitano con fresas

Flan de café

Esta es una variación muy popular del flan napolitano tradicional, pero igual de deliciosa. Tan solo debes agregarle a tu preparación unas cuantas fresas y un toque de esencia de vainilla.

Ingredientes

  • 6 huevos enteros.
  • 10 fresas grandes.
  • Queso crema (150 g).
  • 1/2 taza de agua (110 mL).
  • 1 taza de leche evaporada (225 mL).
  • 1 lata de leche condensada (397 mL).
  • 4 cucharaditas de esencia de vainilla (20 mL).
  • 1 taza de azúcar blanca granulada (200 g aproximadamente).

Preparación

  • Primeramente, precalienta tu horno a 180 ºC.
  • Luego, calienta el azúcar con el agua en una olla, sin dejar de mover, hasta que se haya derretido.
  • Deja de mover y espera unos segundos a que el azúcar tome una tonalidad dorada.
  • Retira inmediatamente del fuego y vierte dentro de un molde para flan o torta. Debes bañar los costados de la olla con el caramelo.
  • Seguidamente, licúa las fresas con la leche evaporada, hasta obtener una mezcla homogénea.
  • En un bol o taza aparte, bate los huevos con la leche condensada. Agrega la vainilla y el queso crema, y sigue batiendo hasta que lo ingredientes se mezclen bien.
  • Después, incorpora el licuado de fresa y bate bien. Vierte dentro del molde con el caramelo ya duro.
  • Por último, coloca el molde dentro de uno más grande. Agrega agua caliente hasta llegar solo a la mitad del molde.
  • Hornea a baño María hasta que cuaje y dore en la superficie. Esto tarda aproximadamente entre unos 45 a 60 minutos.
Categorías: Postres Etiquetas:
Te puede gustar