Prevención del cáncer con zumo de col morada, naranja y remolacha

Aunque no se trata de un remedio milagroso, este jugo puede ayudarnos a prevenir varios tipos de cáncer o a complementar el tratamiento de aquellas personas que ya hayan sido diagnosticadas con esta enfermedad.

El cáncer es una de las enfermedades crónicas que más está alertando a las personas en todo el mundo, no solo porque su tratamiento es difícil, sino porque son muchos los factores que conducen a su desarrollo. Hay casos que tienen que ver con cuestiones genéticas, mientras que otros se han vinculado con el estilo de vida.

Si bien es una patología que se desarrolla de forma distinta en cada organismo, algunos expertos sugieren que los buenos hábitos pueden ayudar a evitarla.

Por ejemplo, se ha comprobado que los jugos con propiedades antioxidantes pueden inhibir el desarrollo de las células cancerosas y disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de forma significativa. A continuación queremos compartir uno muy saludable, elaborado con apenas 3 ingredientes y cuya riqueza nutricional le aporta grandes beneficios a la salud. ¿Te animas a probarlo?

Propiedades del jugo de col morada, naranja y remolacha

El jugo de col morada, naranja y remolacha es una bebida baja en calorías que se caracteriza por su elevado aporte de vitaminas, minerales y poderosos antioxidantes que inhiben el efecto negativo de los radicales libres, previniendo de este modo el desarrollo de cáncer.

Tanto la col como la remolacha han sido estudiadas en varias ocasiones y se ha determinado que contienen sustancias capaces de luchar contra el estrés oxidativo, una de las causas principales del desarrollo de cáncer.

En estudios recopilados por el Departamento de Servicio de Investigación Agrícola de Estados Unidos se logró determinar que la col morada contiene 36 antocianinas con propiedades anticancerígenas.

Por otra parte, se ha destacado un papel importante de las naranjas y otros cítricos en la disminución del riesgo de malignización celular. De hecho, en un reciente artículo de revisión se han recopilado numerosas pruebas que sugieren que el jugo de naranja tiene propiedades quimiopreventivas.

En este se asegura que contiene sustancias antioxidantes, antimutagénicas y antigenotóxicas que tienen un efecto positivo en el control de la enfermedad. Además, gracias a su poder antimicrobiano y antiviral, podría modular la absorción de xenobióticos.

Como último ingrediente, la remolacha se valora por sus propiedades para depurativas. Disminuye las posibles toxinas de la sangre y tiene efectos beneficiosos en la producción de glóbulos rojos y la prevención de enfermedades.

El jugo natural de la hortaliza ayuda a controlar la presión arterial y es útil como antipirético. Además, se le atribuyen propiedades terapéuticas contra varios tipos de cánceres, incluyendo los del aparato reproductivo.

¿Cómo preparar este jugo?

Con el fin de aprovechar las propiedades de estos ingredientes vamos a proceder a dar las instrucciones para la preparación del jugo naturalLo ideal es que lo incluyas de forma regular en la dieta, o bien, realices un plan de desintoxicación de dos semanas.

Si eliges este último, asegúrate de suprimir el consumo de las harinas blancas, los alimentos industriales y otras comidas dañinas que puedan aumentar la acumulación de toxinas en el cuerpo. En su lugar, procura llevar una dieta balanceada y consume este jugo por lo menos tres veces a la semana.

Ingredientes

  • ¼ de col morada
  • 6 naranjas
  • 6 remolachas frescas

Instrucciones

  • Extrae el jugo de las 6 naranjas y resérvalo unos minutos.
  • Pasa las remolachas a través de un extractor para obtener la totalidad de su jugo.
  • Pon todos los ingredientes en el vaso de la licuadora, incluyendo la col morada picada, y procesa a alta velocidad hasta obtener una bebida homogénea.
  • Sirve la bebida y consúmela de inmediato para que no pierda sus propiedades.
  • Procura ingerirla en ayunas siguiendo las recomendaciones dadas.

Ten en cuenta que los efectos de esta bebida no son milagrosos ni representan una cura definitiva para el cáncer. Su consumo habitual puede ayudar a prevenir la enfermedad y apoyar el tratamiento de quienes ya han sido diagnosticados con cáncer.