Cómo preparar mascarillas naturales para la piel seca

La piel seca tiende a presentar signos de envejecimiento prematuro si no la cuidamos y la tratamos con los productos e ingredientes adecuados para su condición

La baja producción de aceites por parte de las glándulas sebáceas puede producir un exceso de sequedad en la piel. Esta condición, que suele afectar a miles de mujeres, es uno de los factores relacionados con el envejecimiento prematuro.

Se produce por la exposición prolongada a los rayos ultravioleta del sol. Asimismo, también tiene que ver con descontroles hormonales, malos hábitos alimenticios y uso prolongado de ciertos productos químicos.

Si bien su nivel de gravedad varía en cada una, en ocasiones se complica y produce un aspecto escamoso y agrietado que puede afectar la autoestima de quienes lo padecen.

Por suerte, además de las cremas hidratantes comerciales, hay una gran variedad de mascarillas naturales de bajo costo que nos ayudan a aliviarlo sin producir efectos secundarios.

En esta oportunidad queremos compartir varias recetas para que no dudes en incluirlas en tu rutina cuando presentes alguna señal de este problema.

¡Toma nota!

Mascarilla de yogur y fresa

yogur-fresa

Los ingredientes que combinamos en esta mascarilla natural le proporcionan al rostro una cantidad significativa de compuestos antioxidantes y vitaminas que restablecen su pH para mejorar la producción de aceites.

Sus nutrientes reparan las agresiones causadas por las toxinas y ejercen un efecto aclarador que disminuye la presencia de manchas e imperfecciones.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de yogur natural (100 g)
  • 2 fresas maduras

Preparación

  • Incorpora el yogur natural en un recipiente y agrega las fresas.
  • Tritura con un tenedor y mezcla para que todo quede bien integrado.
  • Si deseas una textura más cremosa, bate todo en la licuadora.

Modo de aplicación

  • Retira el maquillaje de tu piel y aplícale la mascarilla.
  • Deja que actúe 20 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Úsala 2 o 3 veces a la semana para mejores resultados.

Visita este artículo: 5 mascarillas faciales para un rostro perfecto

Mascarilla de avena y miel

Los efectos hidratantes de esta mascarilla natural permiten darle al rostro un aspecto suave y brillante. Sus compuestos eliminan las células muertas y mejoran el proceso de oxigenación de los tejidos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de copos de avena (16 g)
  • 3 cucharadas de miel de abejas (75 g)

Preparación

  • Vierte los copos de avena en un recipiente y mézclalos con la miel hasta conseguir una pasta.

Modo de aplicación

  • Frota la mascarilla con suaves masajes circulares y déjala actuar 15 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y repite su uso 2 veces a la semana.

Mascarilla de leche en polvo y clara de huevo

mascarilla-huevo-leche

Rica en ácidos grasos, aminoácidos y compuestos antioxidantes, esta mascarilla natural es una gran aliada para frenar los efectos del exceso de sequedad en la piel.

Su asimilación promueve el proceso de regeneración celular y cura las grietas que se van formando en las zonas más deshidratadas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de leche en polvo (15 g)
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en un recipiente hondo y bátelos hasta obtener un producto homogéneo.

Modo de aplicación

  • Extiende la mascarilla por toda la piel y deja que actúe 20 minutos.
  • Retira los residuos con agua tibia y úsala 3 veces a la semana.

Mascarilla de levadura de cerveza y leche

La levadura de cerveza es un ingrediente rico en aminoácidos que ayudan a reparar los tejidos deteriorados de la piel.

Sus vitaminas y minerales activan el flujo sanguíneo y previenen la aparición de arrugas finas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de levadura de cerveza en polvo (15 g)
  • 5 cucharadas de leche líquida (75 ml)

Preparación

  • Humedece la levadura con la leche líquida hasta obtener una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • Extiende el producto por todo el rostro y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con abundante agua tibia, realizando suaves masajes circulares.
  • Úsala 2 o 3 veces a la semana.

Ver también: Conoce los 6 mejores usos de la cerveza para tu piel y cabello

Mascarilla de chocolate y aceite de almendras

mascarilla-chocolate

Por su alta concentración de sustancias antioxidantes y grasas, el chocolate es uno de los mejores aliados para curar la piel seca y opaca.

Su aplicación directa combate la flacidez y previene la aparición de signos prematuros de la edad.

Ingredientes

  • 1 barra de chocolate pequeña
  • 1 cucharadita de aceite de almendras (5 g)

Preparación

  • Derrite una barra de chocolate en el microondas y mézclala con el aceite de almendras.

Modo de aplicación

  • Comprueba que la temperatura es apta para la piel y frótala por todas las zonas deseadas.
  • Deja que actúe de 20 a 30 minutos y enjuaga.
  • Úsala, por lo menos, una vez a la semana.

Si notas que tu piel luce escamosa y sin vida, elige alguna de estas mascarillas para revitalizarla. Aunque sus principales efectos se obtienen a largo plazo, de forma inmediata podrás sentir una agradable sensación de suavidad.

 

 

Te puede gustar