Cómo preparar miel de ajo para combatir las enfermedades respiratorias

Daniela Echeverri Castro·
31 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
03 Diciembre, 2018
En caso de tener dolor de garganta y otras molestias, lo más recomendable es que consultes con tu médico o, en su defecto, con el farmaceuta. Evita consumir remedios caseros sin autorización profesional para evitar exponerte a riesgos.

Según creencias populares, la miel de ajo es un remedio casero con propiedades antibacterianas que pueden ayudar a aliviar ciertas molestias y combatir las enfermedades respiratorias y, en concreto, aquellas que tienen un origen bacteriano y que son comunes en las estaciones más frías del año.

A continuación te comentaremos más acerca de sus aportes para la salud y otros datos de interés, además de la receta para prepararlo en casa.

Dolor de garganta, ¿qué hacer?

En caso de tener dolor de garganta, molestias al tragar saliva y alimentos, lo más recomendable es consultar con el médico o, en su defecto, con el farmaceuta de confianza.

Una vez sepas el origen del dolor de garganta, debes seguir las indicaciones que te hayan dado los profesionales y, a la par, cuidar tus hábitos de vida: come bien, aumenta tu consumo de frutas frescas, al natural, y bebe abundante cantidad de agua.

Adicionalmente, si tu médico lo autoriza, podrías considerar recurrir a ciertos “remedios de la abuela” como es el caso de la miel de ajo.

Descubre: ¿Dolor de garganta? Combátelo siguiendo estos consejos

¿Por qué miel y ajo?

Miel con ajo y limón.

Como ya comentábamos al comienzo, tanto a la miel como al ajo se le atribuyen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Por ello, se considera que al mezclarlos en una misma preparación, se puede obtener un remedio apto para tratar y aliviar infecciones de la garganta.

Cabe aclarar que, aunque se le atribuyen dichas propiedades, esto no significa que las tengan. De hecho, se han realizado diversas investigaciones y todas coinciden en que la miel tiene potencial por su contenido de antioxidantes, en cierta condiciones, pero no es un remedio infalible, mucho menos contra las bacterias.

Por su parte, el ajo es un alimento que, por su contenido de alicina, ha sido sobrevalorado. Afortunadamente, ya se han publicado los mitos y verdades en torno al ajo.

De acuerdo con datos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN):

  • El ajo es un alimento que contiene proteínas, yodo, fósforo, potasio, vitamina B6 y compuestos sulfurados (entre los más famosos: la alicina).
    • En el ámbito popular, se suele decir que, para obtener todos sus beneficios, lo más recomendable es consumirlo fresco y crudo. Sin embargo, los aportes que pueda brindar el consumo de dientes de ajo, aún a diario, no son significativas como para brindar beneficios específicos.
  • La miel es un alimento que contiene antioxidantes, azúcares, aminoácidos, los taninos, la glucosa y los alcaloides.
    • Es un alimento natural muy nutritivo que ofrece diversas posibilidades terapéuticas.
    • Aunque se suele combinar con limón y jengibre, también se le ha llegado a combinar con ajo para el mismo tipo de fin: aliviar el dolor de garganta.

Descubre: 9 cosas que sucederán cuando empieces a comer miel a diario

Receta de la miel de ajo

Ingredientes

  • 3 cabezas de ajo frescas.
  • 1 taza de miel de abejas orgánica (335 g).

Procedimiento

  • Corta los dientes de ajo en varias láminas o trozos y ponlos en el frasco de vidrio.
  • Agrega la miel sobre los ajos partidos y lleva la mezcla a un lugar fresco y oscuro.
  • Déjalo macerar una semana e inicia su consumo.

¿Cuándo se debe consumir?

Según creencias populares, sería recomendable consumir este remedio en caso de: gripe, tos seca, resfriado, irritación de garganta y congestión de las vías respiratorias.

Aunque no está demostrado que los nutrientes del ajo y la miel sean eficaces para combatir las bacterias, es evidente que la textura de la miel de ajo sí puede ayudar a suavizar la garganta y aliviar las molestias. Por lo tanto, no cura la infección, pero sí puede contribuir con el alivio.

Nunca sustituyas el tratamiento pautado por el médico con este remedio y, por otro lado, si decides consumirlo, procura mantener la moderación para evitar la ingesta excesiva de calorías. No olvides que, aunque es deliciosa, la miel es un alimento muy rico en calorías.

  • Ramírez, H. R., Castro, L. N., & Martínez, E. (2016). Efectos Terapéuticos del Ajo (Allium Sativum). Salud y Administración. https://doi.org/10.1007 / s00590-016-1762-2
  • San Miguel, J., & Martín, N. (2005). Tintura de ajo en el tratamiento de la hipertensión y la cefalea. Rev Cubana Enfermer.
  • Gómez, L. J. G., & Sánchez-Muniz, F. J. (2000). Revisión: Efectos cardiovasculares del ajo (Allium sativum). Archivos Latinoamericanos de Nutricion. https://doi.org/10.1080/09528820500472530