¿Cómo preparar pastel de pollo?

El pollo es un tipo de carne muy recomendada para las dietas sanas. Te mostramos una deliciosa para preparar pastel de pollo, un plato delicioso y sencillo.

El pastel de pollo es un plato sencillo y delicioso para cualquier comida con familia o amigos. Además, el pollo es un alimento con buenos valores nutricionales, muy recomendado para cualquier dieta sana, equilibrada e incluso rica en proteínas. Por ello, os mostramos cómo preparar pastel de pollo.

Ingredientes

Para preparar pastel de pollo, necesitaremos los siguientes ingredientes. Con ellos, podremos preparar casi oda la receta de forma casera y con ingredientes habituales en cualquier cocina. Con algunas variantes, podremos preparar otras modalidades, como un pastel de pollo americano o uno con pan de molde.

Ingredientes naturales.

  • Pan rallado.
  • 1 cebolla (220 g).
  • 1 tomate (100 g).
  • 5 huevos (300 g).
  • 1 manzana (220 g).
  • 1 masa para pastel.
  • 1/2 taza de agua (120 mL).
  • 1 pimiento rojo o verde (180 g).
  • 1 taza de queso rayado (100 g).
  • 1/5 de taza de mantequilla (30 g).
  • 4 filetes de pechuga de pollo (400 g).
  • 1 taza de nata para cocinar (240 mL).
  • 1 lata pequeña de paté de jamón (100 g).
  • 1 taza de jamón cortado en dados (100 g).
  • 1 pastilla para preparar caldo de pollo.
  • 1/2 taza de tomate triturado o concentrado de tomate (120 mL).

Te recomendamos leer: Receta deliciosa de pollo estilo cajún

¿Cómo preparar pastel de pollo?

Preparación del relleno del pastel

En esta receta para preparar pastel de pollo, comenzaremos picando las pechugas en dados y mezclándolo con el jamón, el queso rallado y el paté. Por otro lado, cortamos la manzana en láminas, con o sin piel, y la añadimos a la mezcla.

Removemos para integrar bien los componentes entre sí y lo reservamos. Con esta mezcla podremos disfrutar el intenso sabor del jamón, la textura del pollo, la cremosidad del paté y el toque dulce de la manzana.

Preparación de la cubierta del pastel

En un bol aparte, prepararemos la sencilla mezcla que coloramos sobre todo el relleno del pastel. En primer lugar, batimos los huevos y, una vez listos, añadimos la nata para cocinar. Lo removemos bien para obtener una mezcla homogénea y lo reservamos.

Preparación del sofrito

Por otro lado, echamos un chorrito de aceite en una sartén y, mientras se calienta, cortamos en pequeños trozos el tomate, el pimiento y la cebolla. Echamos primero los trozos de la cebolla y del pimiento, que tardarán más en cocinarse, y los dejamos a fuego medio durante unos minutos. Una vez que la cebolla esté dorada o el pimiento blando, añadimos el tomate, también troceado.

Por otro lado, prepararemos el concentrado de tomate con la pastilla para caldo. En una cazuela, echamos el agua y la calentamos junto con la pastilla de caldo de pollo.

Una vez que la pastilla se haya desecho y esté listo el caldo de pollo, añadimos el concentrado de tomate. Removemos bien para obtener una mezcla homogénea, y la vertemos después sobre el sofrito de tomate, pimiento y cebolla, y añadimos sal al gusto.

A partir de ese momento, removemos bien la mezcla para integrar bien los componentes y subimos el fuego al máximo durante uno o dos minutos. Sin parar de remover, podremos hacer que el sofrito reduzca un poco el líquido que se habrá soltado del tomate y por acción de la sal. Así podremos conseguir un sabor más concentrado y un sofrito menos aguado.

Ver también: Receta de pechuga de pollo en salsa de frutas

Montaje del pastel y horneado

Una vez listo el sofrito y la mezcla de pollo y jamón, engrasamos un molde para horno con la mantequilla y espolvoreamos el pan rallado por toda su superficie. Sobre el molde, colocamos la masa para pastel, ajustándola bien a las dimensiones y a la geometría del molde. A partir de este momento empezaremos a preparar pastel de pollo como tal.

Pastel de carne.

En el fondo de la masa, echamos la mezcla de jamón y pollo, repartiéndola por toda la superficie. Sobre ella, vertemos el sofrito, y de nuevo lo repartimos por toda la superficie del fondo de la masa.

Finalmente, sobre el sofrito añadimos la mezcla de huevo y nata. Con el horno ya prepalentado a 180 ºC, introducimos el pastel y lo dejamos en el interior durante unos 30 o 40 minutos.

Podemos ir controlando el punto de cocción fijándonos en cómo de crujiente esté la masa del pastel, o si la parte superior se va dorando y quedándose endurecida.

Una vez listo, podremos servir en una bandeja este delicioso pastel de pollo. Es un plato perfecto para cualquier reunión de varias personas, y su cantidad es suficiente para al menos 4 personas.

Además, aunque siempre se disfruta de un mejor sabor estando caliente, también podemos tomarlo frío. Por ello, también puede ser una opción fantástica para una comida al aire libre durante una excursión al campo.