Cómo preparar salsa de soja casera

La salsa de soja es uno de los ingredientes que más se van integrando en la nuestra cocina. ¿Cuál es la mejor receta para hacer una salsa de soja casera?

La salsa de soja casera es una excelente alternativa para sazonar nuestras comidas. ¿Y por qué? porque no solo porque le da un auténtico toque salado a los alimentos, sino porque realza el resto de los sabores, especialmente las verduras y las carnes.

Indudablemente, la salsa de soja es un condimento muy popular. De hecho, está presente principalmente en la cocina asiática, pero se utiliza también en la gastronomía de muchos otros lugares del mundo.

A pesar de que es un ingrediente que se encuentra fácilmente en cualquier supermercado, vale la pena intentar preparar la salsa de soja casera. Para ello, a continuación te daremos algunas recomendaciones.

Diferentes tipos de salsa de soja

salsa de soja

Existen muchos tipos de salsas de soja. En tiendas especializadas se pueden encontrar hasta veinte variedades diferentes, cada una con un matiz diferente de sabor.

La mayoría de ellas son preparadas mediante un proceso de fermentación de los granos de soja y trigo con el hongo Aspergillus oryzae, más agua y sal.

Existen otras llamadas salsas de soja químicas, que se elaboran artificialmente con harina de soja y contienen extracto de malta, colorantes y endulzantes.

Las salsas de soja químicas se producen mucho más rápido que las tradicionales (el proceso dura días, versus semanas o meses) y su costo generalmente es menor. Sin embargo, algunas de ellas pueden ser peligrosas para la salud ya que contienen principios activos cancerígenos.

Para estar seguros de que los ingredientes que contiene son inocuos y que su proceso de elaboración es el adecuado, resulta muy beneficioso es preparar la versión de la salsa de soja casera. Este puede ser un proceso largo, pero el resultado valdrá la pena.

Te recomendamos leer: Recetas con soja y derivados

Preparación de la salsa de soja casera

Tiene un nivel medio de aceite y es considerada una planta oleaginosa

En esta receta se utilizan solamente 4 ingredientes sencillos. Sin embargo, su elaboración requiere mucha paciencia:

Ingredientes

  • 240 g de harina de trigo (1 taza y media).
  • 350 g de granos de soja (2 tazas).
  • 3 litros de agua.
  • Sal (al gusto).

Preparación

  1. Escoger y remojar los granos de soja en abundante agua fría durante toda la noche.
  2. Escurrir y cocinar la soja en una olla con agua suficiente para cubrirla por completo, durante cuatro o cinco horas. También se puede utilizar una olla a presión para acelerar el proceso (aproximadamente 25 minutos).
  3. Verificar que la soja esté bien cocida: presionar con el dedo y si se deshace es porque está lista.
  4. Triturar la soja en un procesador de alimentos hasta que tenga la consistencia de un puré.
  5. Añadir los 240 g de harina y amasar hasta que se forme una masa compacta.
  6. Dar forma de rollo a la masa y dividirla en varias porciones pequeñas.
  7. Cubrir con un paño de cocina y dejar en un lugar a 30º C hasta que se forme moho. Esto ocurrirá aproximadamente en una semana o un poco más de tiempo.

La segunda parte de la receta, pasados unos días

  1. Una vez transcurrido ese tiempo, poner la masa en el horno, a temperatura muy baja (60º C), hasta que se seque completamente.
  2. En un recipiente grande poner agua y sal y añadir las partes de masa.
  3. Tapar el recipiente con un paño fino o un plástico y dejar que la mezcla de soja fermente dentro del agua. Este proceso tarda varios días. Es muy conveniente remover la mezcla, al menos una vez al día.
  4. Cuando la fermentación se haya producido, la mezcla tendrá el color característico de la salsa de soja y la parte sólida estará al fondo.
  5. Filtrar el contenido líquido del recipiente con la ayuda de un colador.
  6. ¡Listo! Ya podemos empezar a utilizar nuestra salsa de soja.

Para preparar esta salsa de soja casera un poco más rápido, se puede acelerar el proceso de formación de moho (punto 7 de la receta) añadiendo esporas de moho conocidas como koji. Este producto se puede conseguir por Internet o en tiendas naturistas especializadas.

Ver también: Lecitina de soja: beneficios y contraindicaciones

¿Para qué se puede utilizar la salsa de soja casera?

soja

Esta salsa es muy versátil y puede adaptarse a las diferentes preparaciones,dado que se integra perfectamente en platos de carnes, pescados o verduras. Utilizada en una ensalada, la preparación cogerá un sabor distinto y un aroma especial.

El clásico arroz chino es tal vez el plato más popular que se puede realizar con esta deliciosa salsa de soja casera, que le aportará un exquisito sabor. Incluso mucho mejor del que podemos conseguir con una salsa de supermercado.

Para esta elaboración, mezclaremos en un wok o un sartén profundo algunos vegetales como cebollino, zanahoria, guisantes, brotes de soja y carne de cualquier tipo (pollo, vacuno, cerdo) o mariscos, como por ejemplo camarones. Se añade arroz blanco cocido y se condimenta con jengibre y salsa de soja.

Se puede utilizar también para marinar carnes o en la preparación de otras salsas. Una buena idea es combinarla con cacahuetes molidos y queso crema para untar tostaditas o galletas.

Te puede gustar