Cómo preparar una bebida antiinflamatoria de cúrcuma y leche de almendras - Mejor con Salud

Cómo preparar una bebida antiinflamatoria de cúrcuma y leche de almendras

Gracias a las propiedades de sus ingredientes esta bebida, además de ser antiinflamatoria, nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario. También podemos aprovecharla para obtener un extra de energía

Los problemas inflamatorios que aquejan la salud son el resultado de un desequilibrio ocasionado por una infección o un tejido lesionado.

Se trata de una respuesta defensiva del organismo que suele manifestarse con:

  • Episodios de dolor
  • Pesadez en las articulaciones
  • Una que otra limitación al momento de cumplir con las tareas cotidianas.

Tiende a afectar con frecuencia las articulaciones, aunque también ejerce un impacto negativo en la salud muscular y del sistema circulatorio.

De hecho, está comprobado que la retención de líquidos tiene mucho que ver con su aparición en varias zonas del cuerpo.

Si bien en la mayoría de los casos desaparece después de unos días, algunas enfermedades pueden provocarla de forma recurrente hasta el punto de comprometer la calidad de vida.

Por suerte, existen métodos 100% naturales cuya composición ayuda a controlar los síntomas antes que se presenten más complicaciones.

Entre estas opciones nos encontramos con una bebida de cúrcuma y leche de almendras, reconocida por su valor nutricional y su potente efecto antiinflamatorio.

En el siguiente espacio te contamos de qué se trata y cómo prepararla en casa con unos sencillos pasos.

¡Toma nota!

Bebida antiinflamatoria de cúrcuma y leche de almendras

La bebida antiinflamatoria de cúrcuma y leche de almendras, también conocida como “leche dorada”, es un antiguo remedio que se ha aprovechado para el control de las dolencias que afectan las articulaciones y los músculos.

Es rica en sustancias activas como la curcumina, aportada por la cúrcuma, la cual le confiere interesantes propiedades antioxidantes, calmantes y diuréticas, todas necesarias en el control de los procesos inflamatorios del cuerpo.

También es una fuente natural de vitaminas, minerales y fibra, idóneas para mejorar la digestión, la circulación y otros procesos importantes para mantener un óptimo funcionamiento del organismo.

Ver también: Desayunos para depurar el organismo después de una cena pesada

Beneficios de la cúrcuma

Curcuma

La cúrcuma es una de las raíces medicinales que más se ha valorado en el catálogo de remedios alternativos y naturales.

Desde hace cientos se años se utiliza por sus propiedades nutricionales, las cuales le confieren un potente efecto antioxidante y antiinflamatorio.

Aunque es más conocida por sus aplicaciones culinarias, también ha sido un ingrediente activo en la preparación de cientos de remedios para muchas enfermedades.

Su alta concentración de curcumina le brinda efectos analgésicos que resultan beneficiosos para calmar los síntomas de las lesiones musculares y la artritis.

También es muy beneficiosa a la hora de combatir los efectos causados por los radicales libres, ya que inhibe su acción y evita que generen un daño celular.

Asimismo, cabe destacar su aporte de:

  • Proteínas
  • Fibra dietética
  • Vitaminas (A, B, C, E)
  • Minerales (calcio, potasio, sodio, hierro, magnesio, zinc)

Beneficios de la leche de almendras

Leche de almendras

La bebida de almendras ganó fama en todo el mundo por ser una alternativa, libre de lactosa, a la leche de vaca.

Es una leche vegetal, baja en calorías, cuya composición está libre de conservantes, gluten y colesterol.

Aporta grandes cantidades de vitaminas, minerales y fibra, recomendados para proteger la salud cardíaca, circulatoria y articular.

Su consumo regular reduce los niveles de colesterol, mejora el flujo de la sangre hacia las células y ayuda a eliminar los líquidos retenidos para evitar los desequilibrios inflamatorios.

¿Cómo preparar esta bebida antiinflamatoria de cúrcuma y leche de almendras?

bebida antiinflamatoria de cúrcuma y leche de almendras

Esta deliciosa bebida no solo es un remedio para los dolores asociados con los trastornos inflamatorios, sino que es un complemento para “recargar” de energías todo el cuerpo.

Contiene carbohidratos, proteínas y grasas saludables que ayudan a incrementar el gasto energético para una mejor productividad física y mental.

También es un excelente apoyo para el sistema inmunitario, puesto que evita sus bajas ante el ataque de varios tipos de microorganismos.

Te recomendamos leer: 6 consejos clave para recargar tus energías a la hora del almuerzo

Ingredientes

  • 3 vasos de leche de almendras (600 ml)
  • 3 cucharadas de cúrcuma en polvo (30 g)
  • 1 cucharadita de canela (5 g)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g)

Instrucciones

  • Prepara la leche de almendras, pásala a través de un colador y, posteriormente, mézclala en la licuadora con la cúrcuma en polvo y la canela.
  • Tras obtener una bebida homogénea, endúlzala con un poco de miel de abejas.
  • Sirve en un vaso y consúmelo en horas de la mañana.
  • De manera opcional puedes repetir la dosis en horas de la tarde.

Puedes disfrutarla cada vez que presentes síntomas de inflamación, o bien, como suplemento nutricional en tu dieta.

Su ingesta regular es un buen hábito para proteger el organismo ante el desarrollo de muchas enfermedades.