Cómo preparar una bebida isotónica casera para rehidratar tu cuerpo

Al preparar nuestra propia bebida isotónica no sólo estaremos ahorrando dinero, sino que nos aseguraremos de que los ingredientes que incluimos son los más adecuados para reponer fuerzas

Una bebida isotónica ayuda a rehidratar el cuerpo tras sufrir una pérdida significativa de líquidos y sales minerales.

Su composición incluye una mínima dosis de sodio, potasio y otros minerales esenciales que ayudan a la correcta absorción del agua para lograr una óptima hidratación celular.

Suelen ser consumidas por los deportistas y gimnastas, aunque también están recomendadas para aquellos cuyos trabajos son de alta exigencia física.

Ingerir una bebida isotónica es una forma rápida de sobreponer la pérdida de nutrientes, regulando la temperatura del cuerpo y evitando un mal funcionamiento muscular.

Sin embargo, es primordial considerar que muchas de las presentaciones que venden en el mercado contienen colorantes y azúcares artificiales cuyo consumo no es del todo recomendable, al menos en exceso.

Estos componentes se han relacionado con el aumento de los problemas metabólicos y algunos efectos contraproducentes en la salud digestiva.

Por suerte, existen recetas caseras para elaborar una bebida con características similares pero con una combinación de ingredientes 100% naturales.

En esta oportunidad queremos compartir una de ellas para que no dudes en ingerirla durante y después de tus rutinas de entrenamiento.

¡Disfrútala!

Bebida isotónica casera

Esta bebida isotónica casera se prepara con una serie de ingredientes de origen natural cuyas propiedades ayudan a mantener el equilibrio de los líquidos y los electrolitos.

Su ingesta le proporciona un plus de energía al cuerpo y evita descontroles en los niveles de glucosa en la sangre al realizar actividades físicas de alta exigencia.

También acelera la asimilación del agua en los sistemas del cuerpo, por lo que previene la tensión muscular y otros efectos inmediatos de la deshidratación.

A diferencia de las que distribuyen en el mercado, no contiene sustancias químicas añadidas y tampoco tiene riesgos de efectos adversos por su ingesta habitual.

En lugar de esto, representa una opción saludable de hidratación, no solamente porque es una forma diferente de ingerir agua sino porque, además, aporta vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes.

Dado que no queremos que queden dudas de sus bondades, a continuación compartimos en detalle las propiedades de sus ingredientes.

Componentes de la bebida isotónica

1. Agua

consumo de agua

El agua es la mejor fuente de hidratación para el organismo. Por ende, es la base de cualquier bebida isotónica.

Beber agua mejora la actividad celular y es uno de los mejores reconstituyentes para aquellos que realizan ejercicio o actividades físicas de exigencia.

Su ingesta:

  • calma la sed
  • previene los espasmos musculares
  • es clave para una óptima eliminación de las toxinas retenidas en la sangre.

2. Bicarbonato de sodio

Esta sustancia es una de las mejores aliadas para reponer la pérdida de sales minerales que se sufre durante el entrenamiento físico.

Su ingesta, en pequeñas dosis, evita la acidez excesiva en los músculos. Por otra parte, recupera el entorno alcalino para un óptimo trabajo de los órganos vitales.

A su vez, regula el pH natural de la sangre, disminuyendo la acumulación de ácido láctico en el músculo, que tiende a generar dolencias y cansancio.

3. Sal del Himalaya

sal del Himalaya

Esta sal es un ingrediente eficaz para generar un equilibrio entre los líquidos y los electrolitos del cuerpo.

Contiene minerales esenciales como:

  • el sodio
  • el potasio
  • el magnesio

Estos componentes son necesarios para facilitar la absorción de los líquidos en las células y tejidos.

Además, ingerir la sal del Himalaya promueve la desintoxicación del cuerpo, ya que depura las toxinas de las células sanas y el torrente sanguíneo.

4. Zumo de limón

El zumo natural de limón concentra importantes vitaminas y minerales que contribuyen a rehidratar el cuerpo de forma natural, y sobreponen los nutrientes que se pierden por el exceso de sudoración.

Su ingesta regula los niveles de electrolitos y facilita el control de la glucosa en la sangre.

También filtra las toxinas presentes en la sangre y disminuye el daño celular causado por el impacto de los radicales libres.

Receta: bebida isotónica casera

Hidratación después del deporte: bebida isotónica

La preparación de esta bebida natural es muy sencilla. ¿Lo mejor? Todos sus ingredientes se pueden adquirir con facilidad en el mercado.

Puedes hacerla en una jarra y después transferirla a los botes que llevas al gimnasio o a tu lugar de entrenamiento.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 5 gr bicarbonato de sodio (una cucharadita)
  • 6 gr de sal rosada el Himalaya (una cucharadita)
  • 2 cucharadas de miel de abeja (50 g)
  • El zumo de 2 limones

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en una jarra y mézclalos hasta obtener una bebida homogénea.
  • Envásala en los recipientes que desees y consúmela durante y después de tu entrenamiento deportivo.

¿Qué te ha parecido esta receta fácil?

  • Rosés, J. M., & Pujol, P. (2006). Hidratación y ejercicio físico. Apunts Medicina de l’Esport. https://doi.org/10.1016/S1886-6581(06)70013-5
  • Lopez Lopez et al, C. (2011). Medicina del Deporte. Medicina. https://doi.org/10.1007/BF01487062
  • Jiménez, J. F. (2006). Lesiones musculares en el deporte. RICYDE. Revista Internacional de Ciencias Del Deporte. https://doi.org/10.5232/ricyde2006.003.04