Cómo preparar una crema de manteca de cacao y vitamina E para hidratar las manos

Daniela Echeverri Castro·
06 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
11 Diciembre, 2018
Colocarse crema en las manos ayuda a cuidarlas y a mantenerlas jóvenes y con buen aspecto por más tiempo.

La hidratación de las manos es un hábito sencillo, pero muy eficaz a la hora de mantener la salud y el buen aspecto de esta parte del cuerpo. También ayuda a contrarrestar los efectos negativos causados por el contacto con el polvo, los productos de limpieza y diversas superficies.

Aunque al principio es fácil ignorarlo, estos deterioran la salud de la piel y le roban su humedad natural. Las hacen susceptibles a sufrir lesiones y desarrollar prematuramente signos de envejecimiento.

Además de las cremas comerciales, existen recetas 100 % naturales que ayudan a rehidratarlas y regenerarlas, proporcionándoles a través de sus ingredientes un plus de nutrientes y beneficios.

A continuación te comentaremos acerca de la crema casera de manteca de cacao y vitamina E.

Crema hidratante de manteca de cacao y vitamina E para las manos

 

Porciones de manteca de cacao

La combinación de manteca de cacao y vitamina E nos permite elaborar una crema con propiedades hidratantes y reparadoras. Sus antioxidantes promueven la regeneración celular y contribuyen con la salud de la piel. Por tanto, su aplicación regular mejora el aspecto de las manos secas.

Descubre: ¿Qué son los antioxidantes y para qué sirven?

Beneficios de la manteca de cacao

La manteca de cacao es conocida en la industria cosmética por su versatilidad y efecto hidratante en las pieles secas y sensibles. Aporta ácidos grasos, vitamina E y proteínas que, tras ser absorbidas, ayudan a mantener la humedad natural mientras las células se reparan. También contiene antioxidantes y minerales esenciales que ayudan a cuidar la salud de la piel y reducir el riesgo de arrugas prematuras.

Además, se le atribuyen propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias, ideales para promover la reparación de la piel ante heridas superficiales o quemaduras. Por otra arte, se dice que su efecto hidratante contrarresta los daños causados por los rayos del sol.

Beneficios de la vitamina E

El aceite de vitamina E, que suele encontrarse en cápsulas en farmacias y tiendas cosméticas, es un ingrediente hidratante y protector que ayuda a mantener la belleza de la piel. Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, ambas capaces de reparar la piel ante las agresiones causadas por el sol, las fuentes de calor y los cambios bruscos de clima.

Su aplicación ayudaría a reducir el impacto del estrés oxidativo, aceleraría la regeneración celular, también ayudaría a mantener la humectación y suavidad de la piel.

Descubre: Los mejores consejos para tener una piel radiante

Receta de la crema natural de manteca de cacao y vitamina E

crema-casera

Ingredientes

  • 1 cápsula de vitamina E.
  • 4 cucharadas de manteca de cacao (72 g).
  • Opcional: 2 cucharadas de aceite de coco (30 g).

Preparación

  • Incorpora la manteca de cacao en un recipiente resistente al calor y llévala al baño María.
  • Cuando se derrita, agrégale el contenido de una cápsula de vitamina E.
  • Si gustas, incorpora también el aceite de coco y remueve.
  • Una vez esté todo bien integrado, retíralo del fuego y déjalo reposar a temperatura ambiente.
  • Vierte la crema en un recipiente con tapa y úsala todos los días.

Modo de aplicación

  • Toma una pequeña cantidad de la crema y frótala en las manos y cutículas.
  • Masajea hasta que se absorba por completo.
  • Repite su uso hasta 3 veces al día.
  • Inclúyela en tu rutina de cuidado personal.

¿Te animas a preparar tu propia crema para manos? Ahora que sabes cuán sencillo es, compra los ingredientes en tu tienda cosmética favorita y benefíciate de sus maravillosas propiedades.

  • Codini, M., Díaz Vélez, F., Ghirardi, M., & Villavicencio, I. (2004). Obtención y utilización de la manteca de cacao. Invenio. https://doi.org/0329-3475
  • Sayago A, Marin M, Aparicio R, M. M. (2007). Vitamina E y aceites vegetales. Grasas y Aceites. https://doi.org/0017-3495
  • Office of Dietary Suplements. (2007). Datos sobre la Vitamina E 1. National Institutes of Health. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1176/appi.ps.201600096