Cómo preparar una crema natural para proteger tu piel de los efectos del sol - Mejor con Salud

Cómo preparar una crema natural para proteger tu piel de los efectos del sol

Gracias a las propiedades de sus ingredientes esta crema natural puede convertirse en una de nuestras mejores aliadas a la hora de proteger la piel contra los efectos perjudiciales del sol

La exposición continua de la piel a los rayos ultravioleta del sol es uno de los factores relacionados con la aparición de manchas, arrugas y otros signos prematuros de la edad.

Aunque a simple vista no lo notamos, estos generan daños irreversibles en las células que, con el paso del tiempo, pueden llegar a provocar cáncer de piel o melanoma.

Lo más preocupante es que sus efectos no son visibles de forma inmediata y, pese a las quemaduras, la mayoría ignora los cuidados necesarios para minimizar su impacto.

Por esta razón se vienen conociendo muchos productos con propiedades protectoras cuya aplicación reduce la sequedad y otros efectos negativos asociados al sol.

Entre estas opciones nos encontramos con una crema 100% natural en la cual se combinan varios ingredientes con beneficios para la piel.

A continuación queremos compartir sus principales propiedades y la sencilla receta para prepararla en casa.

¡No dejes de probarla!

Crema natural para proteger la piel de los efectos del solUsa protector solar

La crema natural para proteger la piel de los rayos del sol es un producto elaborado a partir de la combinación de ingredientes llenos de nutrientes y beneficios.

Su principal activo, el óxido de zinc, es una sustancia que crea una barrera protectora contra el sol, por lo que reduce sus daños en el tejido cutáneo y las células.

Suele encontrarse en algunos protectores solares de los que distribuyen en el mercado, aunque en este caso es de un factor de protección más suave.

También se aprovechan las propiedades de la cera de abejas, conocida en la cosmética natural por su acción hidratante, antioxidante y regeneradora.

Ver también: 3 jugos antioxidantes para combatir el envejecimiento prematuro

Este ingrediente está lleno de nutrientes esenciales que, tras ser absorbidos en la piel, ayudan a equilibrar su pH y nivel de humectación.

Por otro lado, nos encontramos con el prodigioso aceite de coco y el gel de aloe vera, dos ingredientes altamente hidratantes que suelen utilizarse como alternativa de muchos productos de belleza convencionales.

Su uso habitual disminuye la acción negativa de los radicales libres y el exceso de sequedad ocasionado por las toxinas y los desbalances en la actividad de las glándulas sebáceas.

Además, sus propiedades regeneradoras, refrescantes y antimicrobianas ayudan a cuidar la piel de las agresiones solares, curando las quemaduras y evitando la muerte de los tejidos.

¿Cómo preparar esta crema natural para proteger la piel del sol?

protector-solar

Por la interesante y nutritiva combinación de ingredientes de este producto natural, está recomendado para todos los tipos de pieles.

Su aplicación no provoca exceso de producción de grasa ni problemas en los poros dilatados que tienden a obstruirse.

Sin embargo, es importante aclarar que sus compuestos deben ser 100% orgánicos, ya que son las presentaciones que conservan la totalidad de las propiedades.

Si bien hay marcas que son bastante económicas, suelen ser productos refinados en cuya elaboración se ha disminuido su calidad nutricional.

Ingredientes

Crema de aloe vera y aceite de coco

  • 1 taza de aceite de coco sólido (200 g)
  • 2 cucharadas de cera de abejas (30 g)
  • 2 cápsulas de aceite de vitamina E
  • 5 cucharaditas de óxido de zinc puro (25 g)
  • 4 cucharadas de gel de aloe vera natural (60 g)
  • 1 cucharada extracto de semilla de pomelo (10 ml)

Utensilios

  • Frasco de vidrio con tapa
  • Cuchara de madera

Preparación

  • Pon el aceite de coco sólido en un recipiente resistente al calor y llévalo al baño María.
  • Deja que se funda durante unos minutos y, a continuación, agrega la cera de abejas.
  • Remueve con un utensilio de madera y asegúrate de que ambos compuestos queden bien integrados.
  • A continuación, retíralos del fuego y mézclalos con las dos cápsulas de aceite de vitamina E.
  • Espera unos segundos y agrega el óxido de zinc y el gel de aloe vera.
  • Continua removiendo y, antes de que se solidifique, envásalo en un frasco de vidrio y agrégale el extracto de pomelo.
  • Tapa bien el producto y déjalo reposar en un lugar fresco y oscuro.

Te recomendamos leer: Exfoliante para el rostro de azúcar y aceite de coco

Modo de aplicación

  • Tras obtener un producto de textura cremosa, toma una pequeña cantidad con las yemas de los dedos y aplícala en las áreas que deseas proteger.
  • Asegúrate de frotarlo hasta que absorba bien y déjalo actuar, sin enjuagar.
  • Repite su uso todos los días, 2 veces durante la jornada si hay demasiado sol.

¿Te preocupan los efectos del sol en tu piel? Anímate a preparar este producto de origen natural y bríndale un extra de protección y nutrientes para mantenerla saludable.