Cómo preparar una limonada de té verde para perder kilos y reducir medidas

Daniela Echeverri Castro · 22 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 22 febrero, 2019
Esta limonada puede ser un complemento ideal para evitar los picos de hambre y ayudarnos a reducir medidas, pero deberemos combinarla con una dieta baja en grasas para obtener buenos resultados.

Dado que en los últimos años se ha comprobado que el sobrepeso y la obesidad elevan el riesgo de enfermedades graves, cada vez es más común que las personas busquen alternativas para deshacerse del exceso de grasa corporal. Lo que muchos no saben, es que, a veces, algo tan simple como una simple infusión o limonada puede marcar la diferencia.

Si bien la figura continúa siendo una motivación para reducir medidas, muchos han tomado conciencia de que la importancia de perder kilos radica en cuestiones de salud. Por esta razón, se han dado a conocer muchos métodos para perder peso, entre los que destacan aquellos que no someten el organismo a regímenes estrictos y peligrosos.

Entre estas opciones nos encontramos con algunos suplementos dietéticos naturales. Estos nos ayudan a mejorar el ritmo del metabolismo e incrementar el gasto energético para reducir la acumulación de grasa.

Uno de estos suplementos es el té verde, una planta que durante años ha ocupado uno de los primeros lugares como reductor de peso y medidas.

Los efectos de este se pueden potenciar con los beneficios del limón. Así, obtendremos como resultado una bebida perfecta para las dietas para bajar de peso.

¿Interesada?

Limonada de té verde para perder kilos y reducir medidas

Beneficios de la limonada de té verde.

La limonada de té verde es una bebida rica en compuestos antioxidantes, vitaminas y minerales. Estos apoyan la función metabólica para combatir el exceso de peso.

Tanto el té verde como el limón se distinguen en todo el mundo por sus propiedades desintoxicantes y diuréticas. Así, nos ayudan con la eliminación de los desechos retenidos en el cuerpo.

Ambos cuentan con poderosos agentes antiinflamatorios. Por ello, además de contribuir a reducir medidas en la zona del vientre, ejercen un control sobre los procesos de inflamación del organismo.

El té verde contiene un poderoso antioxidante, conocido como galato de epigalocatequina (EGCG), que contribuye a la reducción de grasa, colesterol y triglicéridos.

Su consumo regular impide la oxidación de los lípidos, favorece la eliminación de los líquidos retenidos y mejora la sensibilidad a la insulina.

Ver también: Las 8 mejores frutas para tu organismo

Peladura de limón para la limonada.

Por su parte, la vitamina C que aporta el limón ejerce un efecto desintoxicante que ayuda a la eliminación de las toxinas.

Esta, sumada a su contenido de potasio y fibra, mejora la digestión de las grasas y disminuye la acumulación de lípidos en las paredes arteriales.

Además, cuenta con una elevada concentración de polifenoles. Estos son antioxidantes que estimulan la función hepática para reducir el exceso de grasa.

Por último, gracias a su contenido en pectina, prolonga la sensación de saciedad y frena el deseo insaciable de ingerir exceso de calorías.

Receta de limonada de té verde para perder peso

Limonada de té verde.

Para potenciar las propiedades de esta bebida te proponemos añadirle un extra de nutrientes con un poco de jengibre y miel de abejas.

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y termogénicas. Por ello, en el organismo, contribuye al proceso que se encarga de transformar los azúcares en energía.

Por su parte, la miel no solo actúa como un endulzante natural sino que, además, es un potente antibiótico. Su incorporación en este remedio apoya al sistema inmunitario y reduce el riesgo de infecciones.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 2 limones
  • 4 bolsas de té verde
  • 2 cucharadas de miel pura orgánica (50 g)
  • 1 cucharada de jengibre fresco (10 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora el litro de agua en una olla y pon a hervir a fuego alto.
  • Mientras tanto, lava bien los limones y ralla un poco de su cáscara para agregarla en la olla. Reserva el jugo.
  • Deja que la infusión de cáscara de limón hierva durante 5 minutos a fuego bajo.
  • Pasado este tiempo, retíralo del fuego y agrega las bolsas de té verde y el jengibre.
  • Tápalo bien y espera que repose otros 10 minutos.
  • Luego, agrégale el jugo de limón y la miel de abejas.
  • Lleva la limonada a la nevera durante dos horas, o hasta que esté bien fría.
  • Cuando esté lista, pásala por un colador y consúmela.
  • Puedes disfrutar de esta bebida dos o tres veces al día.

Te recomendamos leer: El té verde podría mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Down

¡Para tener en cuenta!

Aunque el consumo regular de esta limonada puede ayudar a perder peso, es importante saber que sus efectos solo se consiguen cuando se apoya con una alimentación controlada en calorías y grasas.

De nada servirá consumirla todos los días si se siguen ingiriendo alimentos llenos de grasas saturadas, azúcares y sustancias industriales.

Asimismo, es primordial complementar su ingesta con unos 6 o 7 vasos de agua al día; este preciado líquido apoya la desintoxicación y es clave para balancear el peso.

Recuerda comprar limones orgánicos, ya que vamos a consumir su peladura.