Cómo preparar una loción de rosas y hamamelis para tonificar tu piel - Mejor con Salud

Cómo preparar una loción de rosas y hamamelis para tonificar tu piel

Lo mejor de esta loción para tonificar la piel es que podemos elaborar nosotros mismos tanto el agua de rosas como el de hamamelis para asegurarnos de que es completamente natural

La tonificación de la piel se ha convertido en uno de los pasos imprescindibles dentro de la rutina de belleza de todas las mujeres.

Este tipo de tratamientos contribuyen a remover las impurezas que se van quedando adheridas de los poros y, de paso, equilibran el pH natural para controlar la producción excesiva de aceites.

Su acción astringente y rejuvenecedora apoya el proceso de regeneración celular, y disminuye los efectos negativos de los radicales libres.

Además, gracias a su poder reafirmante, es una solución efectiva para evitar la flacidez y otros signos prematuros de la edad.

Si bien en el mercado hay muchos productos con estas características, cada vez son más las mujeres que se inclinan por las opciones de origen natural.

Entre esto nos encontramos con una loción de rosas y hamamelis cuyas propiedades ayudan a mejorar el aspecto del rostro sin causarle efectos secundarios.

¡No dejes de probarla!

Loción de rosas y hamamelis para tonificar tu piel

La loción de rosas y hamamelis es un producto 100% natural que, por sus cualidades, se puede emplear sobre todos los tipos de pieles.

Sus compuestos son tonificantes y, dado que son muy suaves, no generan irritación ni otras reacciones indeseadas.

Tanto las propiedades de las rosas como las de la hamamelis hacen de este tratamiento un buen complemento para cuidar el rostro sin gastar de más.

Sus vitaminas y minerales refuerzan el proceso de reparación natural, eliminando las impurezas y dejando un rostro más suave y luminoso.

Visita este artículo: Batido verde para tener una piel limpia y sin impurezas

Beneficios de las rosas para la piel

Agua de rosas

El agua de rosas ha sido uno de los productos más utilizados para el cuidado de las pieles delicadas y con tendencia grasosa.

  • Tiene compuestos antioxidantes y cicatrizantes que contrarrestan los efectos negativos que sufre la dermis debido a la exposición al sol y las toxinas del ambiente.
  • Sus aportes de vitaminas C y E ayudan a conservar el colágeno y la elastina, previniendo la flacidez y las arrugas finas.
  • Cuenta con propiedades astringentes y antiinflamatorias que, tras ser asimiladas, ayudan a prevenir y combatir los granos de acné.
  • Su uso regular equilibra la actividad de las glándulas sebáceas y disminuye el riesgo de manchas e imperfecciones.

Beneficios del hamamelis para la piel

Hamamelis

El agua de hamamelis es un ingrediente natural que, durante décadas, ha hecho parte de la rutina de belleza de miles de mujeres en todo el mundo.

  • Se destaca por su poder astringente y refrescante, ideal para combatir las obstrucciones en los poros y los granos de acné.
  • Contiene vitaminas y minerales esenciales cuya absorción protege la piel del daño causado por los radicales libres.
  • Su acción hidratante, protectora y reparadora contribuye a equilibrar la producción natural de sebo.

Así, mejora la actividad de las células y optimiza el proceso de cicatrización de heridas superficiales.

  • Gracias a su efecto antiinflamatorio, disminuye el aspecto de las ojeras y bolsas bajo los ojos, dándole al rostro una apariencia más fresca y estética.
  • De hecho, contribuye a mejorar la circulación, ya que aumenta la oxigenación de las células para lograr una constante renovación cutánea.

¿Cómo preparar esta loción de rosas y hamamelis?

Agua de rosas

Preparar este tónico natural para la piel es muy sencillo y no te costará tanto como los productos que venden en las tiendas cosméticas.

Tanto el agua de rosas como el de hamamelis se pueden preparar a partir de las flores de las plantas hervidas en agua destilada.

Ingredientes

  • ½ vaso de agua de rosas (100 ml)
  • ½ vaso de agua de hamamelis (100 ml)

Utensilios

  • Frasco con atomizador

Preparación

  • Incorpora el agua de rosas en un frasco con atomizador y mézclala con el agua de hamamelis.
  • Agítalo antes de usar para que ambos ingredientes queden bien integrados.

Visita este artículo: Agua de rosas: elaboración y sus maravillosos beneficios.

Modo de aplicación

  • En las mañanas, antes de iniciar la rutina de belleza, rocía el tónico sobre la piel y masajéalo hasta que se absorba por completo.
  • Si tu piel es oleosa, repite su aplicación hasta 3 o 4 veces al día.
  • En la noche, tras retirar todo el maquillaje del rostro, aplícate otra cantidad generosa de la loción antes de ir a dormir.
  • Repite su uso todos los días en remplazo de los productos químicos que venden con su mismo fin.

Como lo puedes notar, no tienes que gastar demasiado para tener una loción astringente, rejuvenecedora y tonificante.

Sigue esta sencilla receta y comprueba por ti misma todos sus beneficios.