Preparado de vinagre y ajo para mejorar la circulación

A pesar de sus múltiples nutrientes, estos ingredientes no constituyen una cura para el cáncer, la diabetes o trastornos circulatorios. Deben tomarse como un complemento a un estilo de vida sano.

En la medicina china tradicional, existe un preparado muy sencillo, capaz de aliviar las molestias derivadas de la mala circulación y mantener la salud en buen estado, en líneas generales. Se trata de una mezcla de vinagre y ajo crudo. Específicamente: vinagre de sidra de manzana y ajo morado (Allium sativum).

Ambos ingredientes están compuestos por una serie de sustancias muy nutritivas que benefician al organismo. En el caso del ajo, por ejemplo, se destaca su alto contenido de vitamina C y alicina. Por su parte, el vinagre es rico en ácido acético. En conjunto, se convierten en un excelente tónico. 

A pesar de que muchas personas utilizan este preparado de vinagre y ajo de forma tópica, hay quienes lo aprovechan vía oral. A continuación, te comentaremos con mayor detalle cuáles son los aportes detrás de cada ingrediente, cómo se prepara y algunas consideraciones finales que debes tener en cuenta.

Un preparado para mejorar la circulación

A partir de la maceración de varios dientes de ajo y vinagre de sidra de manzana se obtiene un excelente preparado para mejorar la salud. No obstante, en concreto, ha ganado fama por su capacidad de mejorar la circulación, puesto que es un producto rico en compuestos con propiedades antiinflamatorias.

El vinagre es un producto utilizado, desde hace décadas como tratamiento de las venas varicosas y ‘arañas’, dado que ejerce un efecto anticoagulante y antiinflamatorio que, en pocas palabras, ayuda a promover el paso de la sangre a través de las arterias y, por ende, mejorar la circulación.

Se considera que su aplicación sobre las piernas activa la circulación y el sistema linfático. Y cuando se consume via oral, se considera que aumenta la elasticidad de los capilares y las arterias, y disminuye el endurecimiento que genera dificultades en el paso sanguíneo hacia el corazón.

Incluso, por su ligero efecto analgésico y calmante, el vinagre es una gran solución contra el dolor, la sensación de pesadez y los continuos calambres relacionados con la mala circulación.

Dichas propiedades se potencian con los nutrientes del ajo, un alimento rico en vitaminas y minerales que protegen el cuerpo, tanto interna como externamente.

La alicina, uno de sus compuestos activos, ayuda a equilibrar los procesos inflamatorios y a reducir las dificultades que tiene la sangre para retornar hacia la parte superior del cuerpo. Ejerce un efecto relajante en los vasos sanguíneos, lo cual promueve la circulación para evitar molestias varias.

vinagre

Te interesa saber: 4 señales que te indican mala circulación sanguínea

Preparado de vinagre y ajo para la circulación

Para poder aprovechar las propiedades que brindan ambos ingredientes, es importante que mantengas una medida de 50% ajo y 50% vinagre de manzana. Y si optas por sus presentaciones orgánicas, aún mejor.

En el caso del ajo, es importante que las cabezas estén frescas, para que así liberen sus compuestos sulfurosos, una vez se mezclen con en el vinagre.

Ingredientes y utensilios

  • 10 dientes de ajo morado.
  • ½ litro de vinagre de sidra de manzana.
  • Mortero.
  • 1 cuchara.
  • 1 frasco de vidrio, hermético.

Preparación

  • Pela y corta el ajo en trozos grandes para que luego, te sea más fácil triturarlos.
  • Tritura los dientes de ajo, una vez obtengas una pasta, colócala en el interior del frasco de vidrio.
  • A continuación, vierte el vinagre de sidra de manzana en el recipiente.
  • Sella el frasco y llévalo a un lugar fresco y oscuro. Deberás dejar macerar su contenido durante 15 días.
  • Durante este tiempo, destapa el frasco una vez al día y remueve el contenido con una cuchara, varias veces.
  • Una vez finalizado los 15 días, el preparado de vinagre y ajo estará listo. Entonces, pásalo por un colador para poder comenzar a utilizarlo.

Uso tópico

  • Extrae un poco de preparado del recipiente y extiéndelo sobre la piel de las piernas, desde los talones hacia los mulos. Masajea realizando movimientos circulares y ascendentes, suavemente.
  • En las zonas donde sientas mayor molestia, masajea varias veces. Recuerda no realizar presión para no ocasionar dolor.
  • No te retires el preparado inmediatamente, deja que actúe unos 20-30 minutos más sobre la piel.
  • Finalmente, enjuaga. Puedes realizar esta terapia 3 veces a la semana para disfrutar de sus beneficios.

Modo de consumo

  • Consumir 20 gramos al día del preparado de vinagre y ajo, después de una comida copiosa. No se recomienda exceder esta dosis.
  • Los pacientes con enfermedades renales no deben utilizar este remedio de forma oral.
dolor de piernas

Descubre: 4 buenos hábitos que ayudarán a subir las defensas

A tener en cuenta

Evita consumir vinagre en exceso, ya que puede producir acidez y reflujo. De hecho, si lo que deseas es beneficiarte su capacidad de bajar los niveles de glucosa tras una comida copiosa, solo necesitas tomar 20 gramos, al día.

Es conveniente que, antes de aprovechar este remedio, consultes con tu médico acerca de ello, por si hubiese algún efecto desfavorable para tu salud que debas evitar.

Por otra parte, debes tener en cuenta que, ningún preparado natural viene a ser una cura para ningún mal. Los preparados naturales son, sencillamente, complementos a los buenos hábitos. 

En este sentido, hay que recordar que solo un estilo de vida saludable, basado en buenos hábitos, sumado al seguimiento de las indicaciones del médico, podrán garantizar el bienestar propio.

De acuerdo al Dr. Edwin McDonald, de la revista de la Universidad de Chicago, el vinagre de manzana ayuda a bajar los niveles de glucosa pero no llega a curar la diabetes ni afecciones cardiovasculares.

De hecho, no se ha hallado evidencia de que este líquido surta algún efecto en la presión sanguínea de seres humanos. Hasta la fecha, existe solo un estudio que describe, en ratas, una baja en la presión sistólica tras haber sido alimentadas con ácido acético (uno de los principales componentes del vinagre).