¿Cómo podemos prepararnos para la quimioterapia?

18 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Jael Garrido Dominguez
Una adecuada preparación para la quimioterapia nos permite saber a qué nos vamos a enfrentar y cómo reducir, en la medida posible, los riesgos y efectos secundarios. ¿Qué debemos tener en cuenta? Aquí lo detallamos.
 

Prepararnos para la quimioterapia nos permite disminuir el estrés y la ansiedad que provoca este tratamiento para el cáncer. Si bien es inevitable sentir temor por lo que viene en este proceso, la preparación es un componente clave para afrontarlo de la mejor manera. 

De hecho, entidades como la organización sin fines de lucro Cancer Council Victoria señalan que vale la pena considerar de antemano una serie de cuestiones generales, sobre todo porque los efectos del procedimiento pueden diferir en cada paciente. ¿Qué debemos saber?

¿Qué es la quimioterapia?

Quimioterapia es un término ampliamente utilizado para referirse a una modalidad de tratamiento oncológico que utiliza medicamentos que son tóxicos para la células. Estos medicamentos reciben el nombre de medicamentos citotóxicos.

Debido al mecanismo de acción de estos medicamentos, una vez que nuestro médico nos indica que debemos ser sometidos a quimioterapia, es bueno estar preparados.

¿Qué es la quimioterapia? 
La quimioterapia es un tratamiento agresivo que acarrea ciertos efectos secundarios. Por eso, debemos informarnos bien antes de someternos a ella.

Te puede interesar:¿Qué es la quimioterapia anticancerosa?

Buscar información sobre la enfermedad y sus tratamientos

Para estar correctamente preparados ante un tratamiento tan importante para el curso de esta enfermedad, es preciso conocer toda la información disponible. Esto incluye el curso natural de la enfermedad, cómo prevenir el avance de esta y los tratamientos y medidas recomendadas.

 

Conocer la enfermedad nos ayudará a disminuir los niveles de ansiedad y, además, nos permitirá realizar las preguntas correctas en los momentos correctos. Eso sí, es importante elegir fuentes de información fiables, que estén respaldadas por la evidencia.

Realizar las preguntas correctas

La Sociedad Americana de Cáncer recomienda a las personas que estén padeciendo cáncer y que vayan a recibir quimioterapia como tratamiento, realizar preguntas pertinentes a su médico para que puedan obtener la mayor información posible.

Muchas de estas preguntas están dirigidas a saber de forma holística el medicamento que se va aplicar, la frecuencia de aplicación y todas las recomendaciones dadas a los pacientes con esta condición. Alguna de estas preguntas son:

  • ¿Qué medicamentos de quimioterapia se me administrarán?
  • ¿Cómo se me administrarán los medicamentos?
  • ¿Con qué frecuencia necesito recibir quimioterapia?
  • ¿Cuánto tiempo durarán mis tratamientos?
  • ¿Cuáles son las probabilidades de que la quimioterapia funcione?
  • ¿Cómo sabré si la quimioterapia está dando buenos resultados?

Para conocer las demás preguntas recomendadas, nos recomiendan visitar la página de la Sociedad de Americana de Cáncer.

Realizar las preguntas correctas
Es importante preguntar al médico todo lo relacionado con la enfermedad y el tratamiento. Así, nos preparamos mejor para la quimioterapia.
 

Preparar el cuerpo

La sensación de cansancio es natural luego de iniciar la quimioterapia, para afrontar este y otros efectos secundarios de la quimioterapia se recomienda:

  • Buena alimentación. Debemos seguir las recomendaciones dadas por el médico tratante en lo relacionado con la dieta. De hecho, si es posible, lo mejor es acudir a una cita de nutrición oncológica.
  • Descansar. El descanso es una parte importante del tratamiento y el periodo de recuperación. La quimioterapia aumenta el estrés biológico sobre nuestro cuerpo y, por tanto, será necesario dedicar más tiempo al reposo.

Te puede interesar: La prevención de las náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia

¿Qué debemos recordar al momento de prepararnos para la quimioterapia?

La quimioterapia es una modalidad de tratamiento para cáncer muy común. Por esto, nos recomiendan conocer los detalles, en la medida que podamos, de nuestra enfermedad. El conocimiento de la enfermedad nos ayuda a bajar los niveles de ansiedad provocados por padecer la misma.

También, nos ayuda a realizar las preguntas correctas al especialista en momentos oportunos. A su vez, esto nos sirve para elevar nuestro nivel de vida durante la enfermedad. Asimismo, nos permite conocer cómo disminuir los riesgos del tratamiento y qué medidas seguir para paliar los efectos secundarios.