¿En qué consiste la presoterapia?

Edith Sánchez·
22 Febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
18 Febrero, 2020
La presoterapia es una técnica que ha demostrado ser eficaz para diversos propósitos. Su función es la de mejorar el flujo sanguíneo y linfático mediante el uso de algún dispositivo.
 

La presoterapia es uno de los tratamientos que viene adquiriendo relevancia en los últimos años. Se trata de un procedimiento muy sencillo, fácil de realizar y sin dolor, que ofrece importantes beneficios para la salud. Además, tiene efectos estéticos.

Otro de los aspectos por los que se valora cada vez más a la presoterapia es el hecho de que ofrece resultados inmediatos generando una sensación de alivio muy evidente. A esto se suma que no es un procedimiento costoso y, por lo mismo, resulta accesible para la mayoría de las personas.

La presoterapia nació en los años ´60, principalmente para tratar los problemas vasculares derivados de la vasectomía. Sin embargo, con el tiempo se concluyó que este tipo de terapia también resultaba adecuado para otras dolencias. Los beneficios estéticos no son menores, y eso le terminó de dar impulso.

¿Qué es la presoterapia?

La presoterapia, como el nombre lo indica, es un procedimiento que se realiza con un dispositivo que provoca presión sobre diferentes zonas del cuerpo. El objetivo es que esa presión favorezca el flujo sanguíneo y linfático, ya que esto genera diversos beneficios para la salud.

Usualmente, el dispositivo que se utiliza tiene un conjunto de cámaras de aire que están separadas entre sí. Estas se colocan alrededor de las zonas que se van a intervenir. Estas cámaras se inflan y se desinflan de manera secuencial, y ese movimiento ejerce un efecto de bombeo sobre el sistema circulatorio y el sistema linfático.

 

A veces, la presoterapia se confunde con el drenaje linfático manual. Sin embargo, aunque ambos procedimientos tienen objetivos similares, difieren en varios aspectos. La presoterapia se hace con un dispositivo, mientras que el drenaje se realiza manualmente. Así mismo, una sesión de la primera tiene una duración más corta que la del drenaje.

dispositivo para presoterapia
La presoterapia se realiza con dispositivos, a diferencia del drenaje linfático que es manual

Sigue leyendo: Tipos de masajes y sus aplicaciones

Tipos de presoterapia

Hay varios tipos de presoterapia, de acuerdo con la técnica y el dispositivo que se emplee. La más usual es la neumática, la cual se describió en el anterior apartado. Sin embargo, en algunas ocasiones y para objetivos específicos, pueden emplearse técnicas de otro tipo:

  • Presoterapia con vendajes: se hace con vendajes elásticos o inelásticos de compresión fuerte, o con vendajes multicapa. Suelen tener un buen efecto sobre el sistema venoso profundo.
  • Mangas compresivas: son prendas ajustadas que se emplean en las extremidades superiores, generalmente para tratar casos de linfedema -inflamación causada por obstrucción del sistema linfático- o de bursitis -inflamación de las bolsas sinoviales en las articulaciones.
 
  • Botas de elastocompresión: se utilizan para tratar el linfedema en las extremidades inferiores. Hay de dos tipos: secuencial y no secuencial. Las secuenciales ejercen una presión cambiante y las no secuenciales una presión fija.

Descubre más: Tratamiento para pacientes con bursitis

Beneficios de la presoterapia

El beneficio general de la presoterapia es que mejora la circulación linfática y sanguínea. Sin embargo, también hace otros aportes, como los siguientes:

  • Contribuye a eliminar toxinas: la linfa transporta las sustancias de desecho hacia la sangre, y con la activación de la presoterapia se eliminan mejor los residuos metabólicos.
  • Facilita la eliminación de edemas y linfedemas: la acumulación de agua o de linfa es frecuente luego de una intervención quirúrgica, o cuando se sufre una lesión. Este tipo de terapia ayuda a reabsorber el líquido excedente.
  • Ayuda a reducir la presión arterial: al activar el sistema circulatorio y eliminar las retenciones en la circulación de la linfa, contribuye al descenso de la tensión arterial.
  • Refuerzo del sistema muscular: tonifica y estimula los músculos y las articulaciones, además de los tejidos conectivos.
  • Mejora la piel y combate la celulitis: la activación del sistema circulatorio y linfático hace que aumente el oxígeno en la sangre, nutre los tejidos e incrementa la regeneración celular.
  • Disminuye el estrés: esta terapia estimula los puntos nerviosos motores, por lo que ayuda a relajar los músculos. Por eso disminuye el estrés.
 
  • Mejora el sistema inmunológico: el incremento en la circulación de los vasos linfáticos lleva a que los ganglios realicen mejor su función.
presoterapia
La presoterapia tiene muchos beneficios, más allá del drenaje de la linfa en sí mismo

Indicaciones y contraindicaciones

La presoterapia está indicada especialmente en los siguientes casos:

  • Linfedemas y edemas venosos
  • Varicosis
  • Problemas en el retorno venoso
  • Celulitis y estrías
  • Obesidad
  • Antes y después de una liposucción

En general, se trata de un procedimiento muy seguro, pero está contraindicado en casos de hipertiroidismo, ya que el masaje puede incrementar la producción de hormonas tiroideas. En el síndrome del seno carotídeo también se contraindica, debido a que podría aumentar la frecuencia cardíaca.

Tampoco está recomendada para quienes padecen cáncer, insuficiencia cardíaca, presión arterial baja, infecciones graves, trombosis venosa profunda, enfermedades de la piel o para las mujeres en estado de embarazo. Siempre será mejor asesorarse con profesionales de la salud para conocer la posibilidad real de someterse a estos tratamientos.

 
Cátedra-Vallés, E., García-Bascones, M., & Puentes-Gutierrez, A. B. (2010). Drenaje linfático manual y presoterapia. Rehabilitación, 44, 63-67.