Pretzels blandos

En función de la potencia de nuestro horno y de lo hechos que nos gusten los pretzels nos llevará más o menos tiempo cocinarlos. Los vigilaremos para que no se quemen

El pretzel es un tipo de pan salado procedente de Alemania. Este pan forma parte de la comida típica del país y se divide en dos categorías, los pretzels de galleta (que son los lacitos esos salados que todos conocemos) y los pretzels de pan blando. Este segundo tipo se puede cocinar con muchos sabores, como la almendra o el ajo, o pueden prepararse dulces, con sabor a canela o vainilla. En algunas regiones se preparan incluso con huevo y ralladura de limón. En este post te enseñamos a preparar pretzels blandos.

Opción 1: Pretzels blandos

Mantequilla-casera-y-facil

Ingredientes:

Para la masa

  • 4 tazas de harina
  • 2 sobres de levadura
  • 1 cucharilla de azúcar
  • 2 cucharillas de sal
  • 1 taza de agua
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Sal gorda

Para el baño

  • 8 tazas de agua
  • ½ taza de bicarbonato de sodio

Procedimiento:

  • Disolver la levadura en el agua tibia.
  • Mezclar la harina y la sal en un cuenco grande.
  • Formar un volcán con la mezcla de harina y añadir el azúcar en el centro del volcán.
  • Verter la mezcla de levadura y agua en el cráter del volcán y dejar reposar durante 15 minutos antes de mezclar.
  • Añadir la mantequilla ablandada al cuenco y amasar todo hasta obtener una masa suave. Se puede batir con batidora para mezclarlo todo bien.
  • Tapar la masa con un paño húmedo y dejarla reposar durante 30 minutos.
  • Pasado ese tiempo, sacar la masa del cuenco y extenderla sobre una superficie plana (no debería hacer falta que la mesa esté espolvoreada con harina porque la masa no debería pegarse al tacto).
  • Cortar la masa en 12 partes iguales.
  • Enrollar cada uno de los trozos sobre sí mismo hasta formar un rulo largo. Haga la forma del pretzel.
  • Coloque los pretzels en una bandeja de horno en la nevera durante una hora aproximadamente.
  • Precalentar el horno a 204ºC.
  • Aparte, llenar una ¾ de una olla con agua y llevar a ebullición
  • Con cuidado y lentamente, añadir el bicarbonato de sodio en el agua hirviendo. Cuando el bicarbonato de sodio caiga en el agua burbujeará furiosamente por unos momentos y luego se relajará.
  • Con una espumadera, sumergir cada pretzel en este baño durante 10 segundos, darle la vuelta y sumergirlo otros 10 segundos.
  • Colocarlos en una bandeja para hornear forrada con papel de horno.
  • Espolvorear con sal gorda y hornear los pretzels de 15 a 20 minutos, dependiendo de lo oscuros que se quieran.

Opción 2: Pretzels blandos

ingredientes

 

Ingredientes:

  • 2 tazas de agua tibia
  • 2 sobres de levadura seca
  • 4 cucharadas de aceite de girasol
  • 5 tazas y media de harina blanca
  • 6 tazas de agua
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • ¼ de taza de mostaza

Preparación:

  • Disolver la levadura en agua tibia y dejar reposar durante 10 minutos.
  • Agregar a la mezcla de levadura, el aceite de girasol y la mitad de la harina. Remover hasta que esté bien mezclado. Añadir la harina restante y amasar durante 5 minutos.
  • Cubrir la masa con un paño húmedo y dejar reposar durante una hora.
  • Dividir la masa en 24 pedazos. Enrollar cada pedazo en un rulo de 15 cm de largo y darle la forma de pretzel.
  • Dejar reposar durante 30 minutos más.
  • Precalentar el horno a 220ºC.
  • En una olla grande, juntar el bicarbonato de sodio con las 6 tazas de agua y llevar a ebullición.
  • Añadir los pretzels al agua hirviendo durante un minuto y luego transferir a una bandeja para hornear previamente engrasada con aceite.
  • Hornear durante 12 minutos y servir cada pretzel con ½ cucharadita de mostaza (opcional)