7 sencillos tips para prevenir la caída de cabello sin gastar dinero

Aunque no lo relacionemos, el estrés y no conseguir un descanso adecuado pueden ser dos de los factores que estén influyendo en la caída del cabello

La caída de cabello es un problema de salud y una cuestión estética que preocupa a muchas personas y que puede afectarles mucho a la autoestima.

Aunque existen muchos remedios, naturales y convencionales, que prometen resultados milagrosos, la mayoría de ellos no ofrecen los resultados deseados.

En este artículo compartimos 7 tips sencillos y honestos para prevenir la caída de cabello sin gastar dinero.

¡Vale la pena probarlos!

¿La caída de cabello tiene solución?

La caída de cabello puede estar relacionada con muchos factores. Si es una cuestión hereditaria es muy difícil evitarla. No obstante, podemos prevenirla en parte y retrasarla.

No obstante, no debemos perder la esperanza, ya que en muchos casos hay otros factores, como la alimentación, la circulación o el estrés que pueden influir mucho, y que, por lo tanto, se pueden mejorar para no perder tanto pelo.

Lee también: 5 cremas acondicionadoras para revitalizar tu cabello

1. Reducir el consumo de sal

consejos para reducir el consumo de sal

Aunque pueda parecer sorprendente, reducir el consumo de sal puede ayudarnos a prevenir y reducir la caída de cabello.

La sal, en exceso, perjudica a los riñones y, por lo tanto, a una función del organismo relacionada con el equilibrio de minerales.

  • Debemos evitar también los alimentos demasiado salados, en especial aquellos que están elaborados con sal de mesa o sal común.
  • Consumiremos sal marina o sal del Himalaya en pequeñas cantidades y potenciaremos el aliño de los platos con especias. 

2. Masajes capilares

estimular crecimiento capilar con aloe vera, cebolla y geranio

Activar la circulación del cuero cabelludo es un remedio excelente y sin coste alguno para prevenir la caída del cabello y para tener una melena más fuerte y saludable.

Este masaje debe ser de intensidad media:

  • Con las yemas de los dedos haremos pequeños círculos presionando un poco para mover el cuero cabelludo.
  • Empezaremos por la zona más cercana a la frente e iremos avanzando hasta la nuca. Lo haremos unos 10 minutos cada día.
  • Podemos usar, si lo deseamos, una mezcla a base de aceites vegetales (coco, ricino, oliva, jojoba) y aceites esenciales (romero, lavanda, canela, menta).
  • Dejaremos que actúen en nuestro cuero cabelludo durante toda la noche y por la mañana nos lavaremos el pelo con normalidad.

3. Cepillado diario

Las abuelas decían que para tener una cabellera fuerte, hermosa y abundante había que cepillarse cada noche cien veces.

Este remedio antiguo, que suena más bien a leyenda, tiene una base sólida, y es la de activar la circulación y repartir el sebo del pelo.

Si usamos cada día durante unos minutos un cepillo de madera y cerdas naturales podremos notar resultados satisfactorios y evidentes en un par de semanas.

  • Podemos hacerlo como si nos peináramos con normalidad, de adelante hacia atrás, y también inclinando la cabeza hacia delante, para hacerlo desde la nuca hasta el centro de la cabeza.

4. Aliñar con jugo de limón

Desodorante de limón

En algunos casos la caída de cabello puede estar relacionada con la anemia ferropénica, ya que es uno de los síntomas más frecuentes cuando tenemos una deficiencia de hierro.

Los suplementos a base de hierro siempre deben tomarse bajo prescripción médica, ya que conllevan efectos secundarios para la salud que el médico especialista debe valorar.

No obstante, hay otra manera de facilitar la asimilación del hierro, y es combinando los alimentos con vitamina C.

  • Para lograrlo sin ningún coste te proponemos aliñar los platos siempre con jugo de limón fresco, rico en esta vitamina, para asimilar mejor el hierro presente en los alimentos.

5. Ponerte boca abajo

Ponerte varios minutos al día en una postura invertida, con la cabeza más baja que el resto del cuerpo, es también una técnica sencilla para prevenir la alopecia y también para mejorar muchas otras funciones mentales.

Es, en definitiva, un remedio para prevenir el envejecimiento.

6. Dormir bien

Dormir bien

Si no estamos descansando bien por las noches, por insomnio o por estar durmiendo pocas horas, esa podría ser la causa de la pérdida de cabello.

Por este motivo es fundamental mejorar la calidad del descanso nocturno. 

7. Evitar el estrés

El estrés es la epidemia de este siglo y el gran enemigo de la salud, ya que desequilibra todo el organismo y provoca síntomas como la pérdida de cabello, entre muchos otros.

Pon fin al estrés cambiando cosas en tu vida, priorizando lo que es en realidad importante y disfrutando de las pequeñas cosas del día a día.