¿Cómo prevenir o disminuir la ansiedad?

Si no somos capaces de vencer la ansiedad por nuestros propios medios no debemos avergonzarnos de pedir ayuda. El especialista nos dará las pautas necesarias para atajar el problema

¿Es posible disminuir la ansiedad? La respuesta es sí. Cada uno de nosotros tenemos adecuadas estrategias a nuestro alcance que podemos aprender, entrenar y aplicar en el día a día.

Por otro lado, cabe señalar un aspecto esencial: a la hora de prevenir y atenuar el impacto de esta condición psicológica no hay estrategias que nos sirvan a todos por igual.

Cada persona debe descubrir qué mecanismos le funcionan mejor. Por ello, es conveniente recordar que en caso de que nuestro estado de ansiedad nos supere en algún momento, es recomendable contar con consejo profesional experto.

Asimismo, cabe recordar que nuestra finalidad debe ser la de usar la ansiedad a nuestro favor y nunca en contra nuestra. Debemos canalizar esa energía y esa activación para que actúe como poderoso activador, nunca como ese monstruo adverso que nos quita la salud.

Síntomas de la ansiedad

mujer que intenta disminuir la ansiedad

Existe una larga lista de síntomas que producen los niveles altos de ansiedad. Dentro de ellos puedes encontrar:

  • Palpitaciones, aceleración del pulso, temblores, dolor en el pecho
  • Miedos, pensamientos negativos y sensación de falta de control
  • Falta de aire, náuseas, mareos o vértigos
  • Transpiración excesiva, sofoco o escalofríos
  • Hormigueo o entumecimiento
  • Sensación de locura
  • Temor a morir (asociados a los ataques de pánico)

Generalmente, es común padecer estos síntomas cuando tienes trastornos de ansiedad particulares como fobias, trastorno obsesivo compulsivo o estrés postraumático.

Lee también: Datos que no conocías sobre el estrés

Cómo reducir la ansiedad

Antes de proceder a reducir la ansiedad es necesario contar con un adecuado diagnóstico clínico. En ocasiones, tras ese estado hay otras condiciones camufladas. No olvidemos, por ejemplo, que hay determinadas depresiones que cursan con ansiedad, y que esta es también el efecto de trastornos postraumáticos.

Por tanto, no dudemos en consultar con un psicólogo para empezar del mejor modo: sabiendo a qué debemos hacer frente.

Por otro lado, tal y como nos explican en un estudio realizado en el Instituto de Neurociencia de la Universidad de California, la ansiedad es la condición psicológica más común pero la menos visible.

Esto quiere decir que a menudo, muchos de nosotros llegamos a normalizar estos estados sin darles respuesta. Es vital por tanto que aprendamos identificarla y a reducir la ansiedad.

Veamos cómo lograrlo.

Minfulness

Mindfulness para disminuir la ansiedad

 

Los psicólogos Stefan G. Hofmann , Alice T. Sawyer , Ashley A. Witt y Diana Oh realizaron un estudio en el 2010 demostrando los notables efectos del Mindfulness o atención plena en el tratamiento de la ansiedad y la depresión.

Este enfoque basado en la meditación, facilita las siguientes dimensiones:

  • Favorece un estado mental relajado.
  • La persona toma contacto con el momento presente.
  • Aprende a identificar sus sensaciones, pensamientos, emociones y todo lo que sucede en su entorno.
  • Empieza a tomar contacto con sus necesidades para realizar cambios.

Este tipo de práctica con raíces budistas se alza como un buen método para prevenir y reducir la ansiedad.

Cambios en la alimentación

Llevar una dieta saludable te hará sentir mejor tanto a nivel físico como mental. Darnos la oportunidad de incluir en nuestra dieta alimentos ricos en vitaminas y nutrientes que favorezcan un adecuado estado de ánimo puede servirnos de ayuda.

  • Frutas como los frutos rojos, los cítricos, las papayas y los plátanos son ideales para nuestra salud y bienestar mental.
  • Incluye todos aquellos alimentos ricos en omega 3, básicos para la salud cerebral.
  • No dudes tampoco en incluir en tu día a día alimentos ricos en magnesio (almendras, chocolate negro…)
  • Los granos enteros son también ideales en estos casos. No dudes asimismo, en desayunar cada día un tazón de avena, 

Evita las comidas altas en grasa, los alimentos procesados y con mucha azúcar. Recuerda que si alimentas bien tu cuerpo también nutres bien tu cerebro.

Ejercicio físico

para la zumba son ideales las canciones de música para moverte.

La Universidad de Alabama realizó un estudio donde demostrar que el ejercicio aeróbico reduce los síntomas asociados a la ansiedad. Es recomendable por tanto dedicar al menos una hora al día a realizar algún tipo de actividad de este tipo como puede ser el baile, la natación, el tenis, saltar a la comba…

Escribe un diario

Nadie te conoce mejor que tú mismo. Llevar un diario es una manera genial de seguir tu estado de ánimo, tus niveles de estrés y ansiedad.

Muchas personas encuentran que el anotar sus problemas les permite identificarlos con mayor facilidad y, en consecuencia, poder tratarlos con más rapidez.

Si estás trabajando de la mano con tu especialista en salud mental, llevar un diario puede ayudaros a ambos a averiguar lo que desencadena el estrés y como remediarlo.

Evita las sustancias poco saludablesAlcohol algo que evitar si queremos disminuir la ansiedad

Aunque elementos como el tabaco, las drogas y el alcohol son empleados para reducir la ansiedad y aliviar el estrés, su uso puede repercutir en tu cuerpo, y hacer que sea más difícil manejar los niveles de estrés y ansiedad.

La cafeína también puede provocar o aumentar la ansiedad.

La adicción a estas sustancias puede conducir a que tengas mayor ansiedad y estrés adicional cuando quieres suspender su consumo.

Si eres adicto y necesitas ayuda para dejar de fumar o consumir drogas, habla con tu médico y busca ayuda en grupos de apoyo.

Todo aquello que mantiene tu salud a tope también te ayuda a lidiar con el estrés y la ansiedad previniendo los síntomas futuros.

Un día a la semana para ti

Un modo sensacional de reducir la ansiedad es dedicarnos tiempo de calidad. Por ello, es recomendable que al menos una vez a la semana dispongamos de un día para nosotros.

Este hecho puede servirnos como motivante semanal. Saber que vamos a disponer de ese día para hacer lo que deseemos nos puede ayudar a reducir tensiones, a planificar objetivos, a ilusionarnos.

Visita este artículo: Cómo tratar la depresión naturalmente

Para concluir, no dudes en poner en práctica estos sencillos consejos. Reducir la ansiedad es posible siempre que pongas de tu parte y te encuentres motivado para facilitar el cambio. No dudes tampoco en contar siempre con adecuado consejo profesional.

 

Ellis, Albert (2013) Cómo controlar la ansiedad antes de que le controle a usted. Madrid: Paidós