Prevenir el herpes labial es mejor que tratarlo

3 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
El herpes labial es una enfermedad cuyo virus, una vez lo contraemos, permanece en nuestro cuerpo de por vida. Los brotes pueden aparecer cuando tenemos las defensas bajas o incluso por estrés.

El herpes labial es una infección muy contagiosa que produce episodios repetidos de ampollas llenas de líquido, que además de resultar muy molestas, también resultan dolorosas. Por si fuera poco, no solo brotan heridas y ampollas, sino que la persona afectada puede llegar a tener fiebre y otras molestias.

De momento, no existe ningún medicamento para eliminar la infección. Por lo tanto, una vez que la persona es infectada, tendrá la enfermedad de por vida. Sin embargo, en el tratamiento se utilizan antivirales para aliviar los síntomas hasta que finalmente el brote desaparezca y reducir el riesgo de contagio a otros. Entonces, lo mejor es tomar medidas de prevención para evitar infectarnos con este virus.

El herpes labial es una infección común que puede estar causada por cualquiera de los tipos de virus del herpes simple, HSV-1 y HSV-2.

Herpes labial

Principales síntomas

Entre los primeros síntomas se puede mencionar un fuerte dolor en la boca y los labios, fiebre y dolor de garganta (acompañado con inflamación en los ganglios que se encuentran alrededor del cuello), con lo cual, la persona también puede experimentar otros síntomas de malestar general.

De hecho, algunos estudios sugieren que el virus podría estar relacionado con otras afecciones, como la periodontitis. No obstante, aún no existen suficientes evidencias científicas que lo avalen.

Cuando las ampollas ya han aparecido en cualquier área de la boca, por lo general las úlceras que se tengan se abren y botan un líquido transparente. Este forma una costra que luego desaparece al cabo de un par de semanas.

¿Por qué puede reaparecer la enfermedad y producirse un brote?

  • Inmunosupresión.
  • Estímulos desconocidos.
  • Estrés emocional / físico.
  • Cambios hormonales (como los que ocurren durante el síndrome premenstrual y la menstruación).
  • Exposición a la luz solar sin la protección adecuada y por periodos de tiempo prolongados.
  • Cambios de temperatura (frío en invierno, calor en verano). Varias investigaciones sobre el cambio climático, de hecho, infieren en una mayor posibilidad del desarrollo de herpes por esta causa.
  • Entre otros.

Hay pacientes que experimentan brotes seguidos de la enfermedad, pero hay otros que los tienen esporádicamente. En estos casos, la enfermedad permanece latente y aparece de nuevo después de un tiempo (que pueden ser meses o años).

¿Cómo prevenir el herpes labial?

  • Mantener buenos hábitos de higiene.
  • Mantener un estilo de vida saludable.
  • Si es mujer, lavar los utensilios de maquillaje (brochas, pinceles, esponjas) con agua caliente y jabón al menos una vez al mes.
  • Cambiar el cepillo de dientes con frecuencia.
  • Evitar compartir vasos, toallas y cualquier objeto de aseo personal. 
  • Si es mujer, no compartir utensilios de maquillaje con ninguna persona.
  • Utilizar un bálsamo hidratante con filtro UV para evitar la resequedad de los labios.
  • Snoussi, M., Trabelsi, N., Dehmeni, A., Benzekri, R., Bouslama, L., Hajlaoui, B., … Papetti, A. (2016). Phytochemical analysis, antimicrobial and antioxidant activities of Allium roseum var. odoratissimum (Desf.) Coss extracts. Industrial Crops and Products. https://doi.org/10.1016/j.indcrop.2016.05.048
  • Gaby, A. R. (2006). Natural remedies for Herpes simplex. Alternative Medicine Review.
  • Opstelten, W., Neven, A. K., & Eekhof, J. (2008). Treatment and prevention of herpes labialis. Canadian Family Physician. https://doi.org/10.1186/cc9185