¿Prevenir la artritis? Estos pescados pueden ayudarte - Mejor con Salud

¿Prevenir la artritis? Estos pescados pueden ayudarte

Los ácidos grasos omega 3 presentes en el pescado azul tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudarnos a prevenir enfermedades y a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre

La artritis reumatoide es una enfermedad auto-inmunitaria que ataca los tejidos sanos por error, así que se desconoce el porqué de tan extraño acontecimiento. Las mujeres de mediana edad pueden sufrir de esta enfermedad degenerativa, y son las más afectadas que los hombres.

Esta enfermedad ataca principalmente en el área de las articulaciones de ambos lados del cuerpo, lo que hace que muñecas, rodillas, tobillos y dedos de las manos se vean afectados por esta.

Varios médicos han establecido que la artritis reumatoide es una enfermedad que puede estar vinculada a infecciones, genética y descargas hormonales. Los síntomas más comunes de esta enfermedad son; leve dolor en las articulaciones, agotamiento para caminar, y dificultad para estar de pie por varias horas. Con el tiempo, las articulaciones pueden perder su fortaleza y debilitarse bastante.

Muchos expertos han propuesto que el aceite de omega 3 es muy bueno para ayudar a mejorar el rendimiento físico de las personas, fortaleciendo cada vez más las articulaciones del cuerpo. Un estudio reciente del Instituto Carolino de Estocolmo en Suecia, revelado por Reuters, ha confirmado que la ingesta diaria de pescado ha reducido notablemente la prolongación de la enfermedad.

Pescado

La autora de la investigación, Daniela Giuseppe, aseguró que el Omega 3 que se encuentra en el pescado, es ideal para fortalecer el cuerpo y sus articulaciones, y lo más importante, evita que la artritis reumatoide ataque seriamente a nuestro organismo, ocasionándole graves consecuencias como el bajo rendimiento en las actividades que se realizan diariamente, a causa del dolor que provoca la enfermedad cuando ya ha avanzado. Así que, el consumo semanal o diario de cualquier tipo de pescado, reducirá notablemente el riesgo de padecer esta terrible enfermedad.

Al reunir a un grupo de mujeres entre el 2003 y el 2010, el equipo de investigación encargado del proyecto, analizó durante un tiempo a las mujeres propensas a padecer esta enfermedad, y los resultados arrojaron la impresionante cifra de 205 nuevos casos en el país de mujeres que sufrían esta enfermedad, lo que demuestra que el consumo masivo de pescado reducía un 29 por ciento la probabilidad de adquirir este padecimiento. Otra cifra que arrojó la investigación fue del 52 por ciento, lo que indicaba que había menos probabilidad de sufrir la enfermedad si se consumían alimentos derivados del pescado o a base del aceite Omega 3.

No hay exámenes que indiquen con certeza que la enfermedad se encuentra en nuestro organismo, en muchos casos, los pacientes salen con resultados anormales o totalmente diferentes a lo que se está buscando, y en otras ocasiones, las personas que se hacen el examen salen con resultados totalmente normales, o sea sin señales de que pueda tener la enfermedad o no. No existen tratamientos que aseguren desaparecer totalmente la enfermedad, pero lo que sí se puede hacer es mejorar la alimentación y realizar diferentes ejercicios que puedan fortalecer el cuerpo y sus articulaciones.