Prevenir la degeneración macular (DMAE)

Sebastián Castaño · 24 marzo, 2020
La degeneración macular es una enfermedad ocular degenerativa que compromete la retina. Aunque no hay un método 100 % efectivo para prevenirla, algunos hábitos saludables disminuyen el riesgo de padecerla.

Hasta la fecha no existe un método 100 % efectivo para prevenir la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). De hecho, los médicos no saben con certeza cuál es la causa de esta enfermedad. Sin embargo, sí han identificado una serie de factores que elevan el riesgo de desarrollarla. Por eso, resulta conveniente hacer algunos ajustes en el estilo de vida.

Evitar el consumo de alcohol y tabaco, mantener una buena alimentación, usar gafas de sol y solicitar chequeos médicos regulares son alguna de las medidas que, de cierto modo, ayudan al cuidado de la salud visual y la prevención de esta enfermedad. ¿Quieres saber más al respecto?

¿Qué es la degeneración macular asociada a la edad (DMAE)?

Como lo explican en la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology), la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad que se produce por el deterioro de una parte de la retina conocida como mácula.

En concreto, esta enfermedad hace perder la visión central, lo que significa que se pierde la capacidad para ver detalles finos tanto de cerca como de lejos. No obstante, la visión periférica sigue funcionando con normalidad. Se puede presentar de dos maneras: DMAE seca y DMAE húmeda.

La degeneración macular asociada a la edad es seca cuando ciertas partes de la mácula se adelgazan y producen una aglomeración de proteínas conocidas como drusas. Es la forma más frecuente de la enfermedad y se estima que representa un 80 % de los casos.

Por su parte, la degeneración macular húmeda se origina por un crecimiento de vasos sanguíneos anormales bajo la retina. Es una forma más severa de esta afección, ya que dichos vasos sanguíneos generan cicatrices en la mácula.

¿Qué es la degeneración macular asociada a la edad (DMAE)?
La degeneración macular asociada a la edad no tiene una causa reconocida. Sin embargo, varios factores pueden elevar el riesgo de padecerla.

Te puede interesar: ¿Cómo afectan las pantallas a la salud visual?

Factores de riesgo

Como ya comentamos, hay varios factores de riesgo que aumentan las probabilidades de sufrir degeneración macular asociada a la edad. Muchos de estos factores, como la genética, la edad y el historial familiar no son modificables. Sin embargo, otros se pueden intervenir mejorando los hábitos.

Veamos en detalle qué puede elevar el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

  • La edad. Hasta un tercio de los adultos mayores de 75 años pueden desarrollarla.
  • Historial familiar. Hay más probabilidades de tenerla si un pariente cercano ya lo padece.
  • Género. Las mujeres son más propensas a padecerlo que los hombres.
  • Fumar. El estrés oxidativo causado por el tabaquismo eleva el riesgo  y la progresión de la enfermedad.
  • Exposición al sol. Si bien las evidencias no son del todo concluyentes, se cree que el impacto de los rayos ultravioleta acelera el daño de la retina.
  • Dieta. Los pacientes que consumen demasiados azúcares, grasas y alimentos de alto índice glucémico están más expuestos a esta enfermedad.
  • Sedentarismo y obesidad. En las personas sedentarias se dificulta la oxigenación de la retina y aumentan las probabilidades de daños. Además, la obesidad aumenta el riesgo hasta 2.5 veces más.

Recomendaciones para prevenir la degeneración macular (DMAE)

Recomendaciones para prevenir la degeneración macular (DMAE)
El consumo de alimentos ricos en antioxidantes, como los vegetales verdes, ayuda a cuidar la salud visual y reduce el riesgo de esta enfermedad.

Mejorar el estilo de vida puede contribuir de manera significativa a la prevención de la degeneración macular. Al fin y al cabo, muchos de los factores de riesgo provienen de malos hábitos que se pueden corregir. Por tanto, siguiendo las recomendaciones del centro médico académico de la Universidad de Michigan, es conveniente atender a lo siguiente:

  • Dejar de fumar y evitar toda exposición al tabaco.
  • Conocer el historial familiar para determinar si hay antecedentes de la enfermedad. De ser así, es conveniente incrementar los chequeos médicos o con el oftalmólogo.
  • Mejorar la alimentación e incrementar el consumo de alimentos con antioxidantes como los vegetales verdes.
  • Hacer ejercicio físico.
  • Utilizar gafas de sol.
  • Vigilar la presión arterial y, si es necesario, bajar de peso.
  • Probar una grilla de Amsler. Se trata de una herramienta de líneas verticales y horizontales que se emplea desde hace décadas para monitorizar o inspeccionar el campo visual de las personas.

Descubre: Claves para una buena higiene visual

Seguir todas estas recomendaciones puede minimizar el riesgo de degeneración macular, aunque no totalmente. En cualquier caso, conviene preguntar al oftalmólogo por otras medidas preventivas, sobre todo si hay motivos para preocuparse. ¡Tenlo en cuenta!

  • Boyd, K. (Feb. 28, 2020). What Is Macular Degeneration?. American Academy of Ophthalmology. Available in https://www.aao.org/eye-health/diseases/amd-macular-degeneration
  • Joy, K. (January 23, 2019). 7 Healthy Habits to Help Prevent Macular Degeneration. Michigan Medicine University of Michigan. Available in https://healthblog.uofmhealth.org/7-habits-to-prevent-macular-degeneration-perfcon
  • Lim, L. L., & Guymer, R. H. (2008). Age-related macular degeneration. In Garner and Klintworth’s Pathobiology of Ocular Disease, Third Edition (pp. 371–392). CRC Press. https://doi.org/10.5005/jp/books/12194_9
  • Lim, L. S., Mitchell, P., Seddon, J. M., Holz, F. G., & Wong, T. Y. (2012). Age-related macular degeneration. The Lancet379(9827), 1728–1738. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(12)60282-7
  • Ambati, J., & Fowler, B. J. (2012, July 12). Mechanisms of age-related macular degeneration. Neuron. https://doi.org/10.1016/j.neuron.2012.06.018