¿Se previene el cáncer preparando esta agua alcalina?

El agua alcalina ¿sirve para prevenir o combatir el cáncer? Hoy descubriremos la verdad sobre los mitos que existen en torno a la acidez o la alcalinización del pH de nuestra sangre.

Debido al aumento de los casos de cáncer en los últimos años, muchas son las personas que buscan remedios naturales y eficaces que lo erradiquen o lo prevengan. Por eso, en el 2016 saltó la noticia de que el agua alcalina podría ser de gran ayuda. Pero ¿hasta qué punto es esto cierto?

Existen muchos mitos sobre la acidez o la alcalinidad de nuestro cuerpo. Se cree que si nuestro organismo está en condiciones alcalinas hay salud. Sin embargo, la condición de acidez es la principal razón de que aparezcan determinadas enfermedades como el cáncer

El problema de este tipo de afirmaciones que rondan por Internet es que las personas creen que a través de la alimentación pueden influir en el pH de la sangre, valor por el cual se mide la acidez y la alcalinidad. Esto no es verdad.

Nuestro organismo tiene una serie de sistemas para evitar que el pH de la sangre se vuelva demasiado ácido o demasiado alcalino, ya que eso sí que pondría en riesgo nuestra salud. Algunos órganos, como los pulmones y los riñones, se encargan de mantener este equilibrio.

Valores de pH para cada órgano

Sangre

La preocupación por alcalinizar el organismo con agua alcalina, por ejemplo, es un error. Muchos órganos tienen un valor de pH esencialmente ácido. Por ejemplo, la piel, el estómago, la bilis o el flujo vaginal.

El hecho de que el pH sea ácido en la piel impide que se produzcan infecciones cuando nos hacemos un corte o alguna herida. En el caso del estómago, la acidez es esencial para favorecer la digestión de los alimentos.

Asimismo, con respecto a la bilis la acidez es muy importante ya que esto es lo que le permite neutralizar los ácidos del estómago. En relación con el flujo vaginal sin este valor del pH sería imposible impedir el crecimiento de gérmenes en la vagina.

Lee: Lo que puede decir el flujo vaginal sobre tu salud

Por todo esto, asocial la acidez con algo negativo es una gran equivocación. Sin embargo, ¿de qué manera nos puede ayudar el agua alcalina? ¿Es importante tomarla en determinadas circunstancias?

El agua alcalina para la orina

El agua alcalina puede beberse diariamente si sufrimos cálculos en los riñones. Esto es una recomendación que muchos médicos hacen y que siempre se lleva a cabo bajo la supervisión médica.

No obstante, en determinadas ocasiones, los médicos pueden sugerir acidificar la orina dependiendo del problema que tengamos, por ejemplo, una infección de orina.

A través de la dieta esto se puede conseguir o mediante la alimentación. Muchas veces, los médicos recomiendan fármacos para lograr alcalinizar o acidificar la orina. En todo momento, debemos seguir las recomendaciones que nos realizan para solucionar el problema que tengamos de la mejor manera posible.

Receta para preparar agua alcalina

Si deseamos preparar agua alcalina porque así nos lo ha recomendado nuestro médico necesitamos los siguientes ingredientes y llevar a cabo los pasos que explicaremos a continuación.

Agua con limón

Ingredientes

Forma de preparación

  • Llenar un bote con los 2 litros de agua.
  • Añadir el limón cortado sin escurrir.
  • Agregar la sal del Himalaya, tapar y dejar reposar durante toda la noche.
  • Beber al día siguiente en ayunas.

Otra opción que resulta efectiva si no tenemos sal del Himalaya a nuestra disposición es utilizar bicarbonato sódico. En el caso de que deseemos endulzar la bebida nunca lo haremos con azúcar, sino con stevia o miel.

El agua alcalina y el cáncer

Ningún estudio ha podido comprobar hasta el momento que beber agua alcalina puede ayudar a prevenir o erradicar el cáncer. Por lo tanto, debemos descartar los supuestos que nos dicen que las células malignas mueren y que, por ello, el cáncer mejora o las células nunca se convierten en malignas al tomar agua alcalina.

Descubre: 9 maneras de prevenir el cáncer según la ciencia

Las creencias sobre esto pueden hacer que descartemos los tratamientos de quimioterapia o radioterapia que tantos resultados positivos tienen contra el cáncer, a pesar de sus efectos secundarios.

¿Lo mejor? Mantener una alimentación adecuada con abundantes frutas y verduras, beber un vaso de limón en ayunas, hacer algo de ejercicio y mantener un peso saludable.

No hay nada negativo en beber agua alcalina, sin embargo, no debemos aferrarnos a la idea de que puede ser una solución “mágica”. Lo importante es tener en cuenta los consejos de los médicos. Ellos, mejor que nadie, sabrás cómo orientarnos ante un problema tan grave.

  • Fenton TRHuang T. Systematic review of the association between dietary acid load, alkaline water and cancer 
  • Pizzorno, J., Frassetto, LA, y Katzinger, J. (2010). Acidosis inducida por la dieta: ¿es real y clínicamente relevante? Revista británica de nutrición , 103 (8), 1185-1194
  • Schwalfenberg, G. K. (2012). The alkaline diet: is there evidence that an alkaline pH diet benefits health?. Journal of environmental and public health2012.