Previene el cáncer preparando esta agua alcalina

28 diciembre, 2014

La acidez o alcalinidad de nuestro cuerpo se mide de acuerdo al valor del pH y éstas determinan nuestra salud. Cuando nuestro organismo está en condiciones alcalinas, hay salud. Mientras que la condición de acidez puede conllevar a diferentes enfermedades.

La escala de valor del pH se mide de 0 a 14; cuando el valor de pH está por debajo de 7, está indicando que es ácido. Mientras que los valores por encima de 7 son considerados alcalinos. Para considerar que una persona es saludable, el valor del pH puede variar de 7,3 a  7,45 (ligeramente alcalino). El organismo tiene la capacidad de equilibrar el pH gracias a las funciones de órganos como los pulmones y los riñones.

Sin embargo, el estilo de vida, la mala alimentación, la contaminación, entre otros factores, pueden afectar estos órganos y desequilibrar el pH a niveles ácidos.

¿Por qué el agua alcalina nos puede beneficiar?

Si medimos el pH del agua que consumimos y su medida es inferior a 7 nos está indicando que es ácida, si es igual a 7 es neutra y si es  superior a 7 es alcalina. Por lo general, el agua que consumimos tiene un pH que varía entre 6 y 7, cuando lo ideal es que tenga un pH no inferior a 8 para que pueda tener un efecto totalmente saludable en nuestro organismo.

ph Community Eye Health

Cuando tomamos agua alcalina diariamente, estamos contribuyendo a mantener nuestro organismo alcalino, con lo cual mejoramos en muchos sentidos nuestra salud y eliminamos las impurezas ácidas del cuerpo. El agua alcalina ayuda a la producción de oxígeno, aumenta nuestros niveles de energía, ayuda a equilibrar el pH, hidrata las células y ayuda a reducir los síntomas del envejecimiento.

Si las condiciones de nuestro cuerpo se vuelven demasiado ácidas o demasiado alcalinas, las células sanas se pueden dañar, pueden convertirse en células toxicas, colapsar y finalmente morir. Como consecuencia a este desequilibrio del pH, los tejidos corporales se ven afectados y pueden afectar seriamente nuestra salud. Si nuestro organismo continúa con unos niveles de acidez elevados y no se hace algo al respecto, el cuerpo empezará a producir en exceso sustancias ácidas en determinadas áreas en un intento por aumentar los niveles de alcalinidad.

Como ya lo mencionamos, la acidez aumenta en algunas zonas y algunas de las células mueren; lo más preocupante es que muchas células pueden seguir viviendo, pero pueden convertirse en células malignas. Las células malignas que se forman en el organismo tienen la capacidad de crecer indefinidamente en condiciones ácidas y con el tiempo se pueden extender a otras áreas de nuestro cuerpo, formando lo que conocemos con el nombre de metástasis.

El agua alcalina puede combatir las células malignas

El agua alcalina es muy eficaz para eliminar las células malignas que pueden invadir nuestro organismo. Al contribuir al equilibrio del pH, el consumo de esta agua estimula la eliminación de todos los restos ácidos fuertes que hayan quedado en el organismo sin perjudicar las células sanas.

Beber-agua-saciedad

 

Sin embargo, el consumo de agua alcalina debe ser moderado, ya que en exceso los resultados pueden ser desfavorables para la salud. Otros beneficios del agua alcalina son:

  • Contiene propiedades antioxidantes
  • Puede mejorar la salud digestiva
  • Puede mejorar la densidad ósea
  • Promueve la pérdida de peso saludablemente
  • Contiene propiedades hidratantes
  • Fuente de energía y vitalidad

¿Cómo preparar agua alcalina en casa?

Beneficios-y-propiedades-del-limon

Aunque hay varias fórmulas para preparar agua alcalina en casa, hoy queremos compartir una receta diferente que
consiste en aprovechar los beneficios de los cítricos, que juegan un papel muy importante en el proceso alcalinizante del pH. Popularmente muchos creen que las frutas cítricas acidifican, pero los estudios han demostrado que su efecto es completamente contrario.

Por otro lado, esta fórmula contiene sal del Himalaya, que también ayuda a alcalinizar el cuerpo, al tiempo que estimula la eliminación de metales pesados del cuerpo como el plomo, el arsénico, la amalgama, entre otros.

Ingredientes

  • 2 litros de agua potable filtrada.
  • 1 limón cortado en octavos.
  • 1 cucharadita de sal del Himalaya.

Preparación

  • Llenar una jarra con el agua y agregar los octavos de limón (sin escurrirlo).
  • Agregar una cucharadita de sal del Himalaya, tapar y dejar reposar durante toda la noche a temperatura ambiente. (De 8 a 12 horas).
  • Al día siguiente beber dos vasos de agua alcalina en ayunas.
Te puede gustar