Primeros auxilios para quemaduras con agua caliente

Yamila Papa 26 diciembre, 2016
Las quemaduras por agua caliente son muy habituales. Si son graves, deberás acudir a un médico pero si crees que no lo son, toma nota, te explicamos cómo tratarlas.

Estamos preparando la cena o queriendo disfrutar de un té caliente. Quizás abrimos el grifo para lavarnos las manos y el agua sale más caliente de lo esperado. En la cocina son muy frecuentes las quemaduras con agua caliente. En este artículo te explicaremos los primeros auxilios en estos casos.

Tipos de quemaduras

Antes de decidir qué tratamiento utilizarás para tu quemadura con agua es preciso saber que existen tres grados o tipos:

Primer grado

Afectan la capa exterior o superficial de la piel. Los síntomas son enrojecimiento, hinchazón y un poco de dolor. La zona se pela en 7 días y a las 2 semanas vuelve a su aspecto normal.

¿Quieres conocer más? Lee: Mascarillas a base de mandarina para rejuvenecer la piel

Segundo grado

Segundo grado

Es algo más grave que la anterior porque se quema también la segunda capa de la dermis. Provoca ampollas e inflamación. El dolor es más fuerte. Las ampollas se revientan solas en una semana.

La curación completa ocurre a las 3 semanas y, en algunos casos, la piel queda con un color más claro o más sombreado tras la cicatrización.

Tercer grado

Son las más severas y se trata de una emergencia que precisa tratamiento médico urgente. La quemadura traspasa todas las capas de la piel y es realmente doloroso.

Quemaduras con agua hirviendo

Quemaduras con agua hirviendo

Son muy frecuentes en la vida doméstica. Poner un cazo con agua en el fuego puede convertirse en un peligro e incluso una tragedia si hay niños en la casa. Los casos de pequeños quemados con agua hirviendo que provocan lesiones serias no son aislados. Es preciso tener mucho cuidado y poner las ollas lo más alejadas del borde.

Si solo nos salpica un poco de agua caliente o el contacto con la piel es ínfima sólo causará un poco de dolor en ese momento y probablemente desaparezca en seguida. Una buena idea para calmar el ardor es introducir la zona en agua fría, ya sea en un recipiente o dejando correr el agua del grifo, al menos 5 minutos para refrescar.

Si la quemadura es un poco más grave podemos hacer lo mismo, pero lo que cambia es el tiempo de permanencia bajo el agua. En caso de quemadura de segundo grado el tiempo será de, como mínimo, 15 minutos. Según el área que se ha quemado es el tratamiento que tendríamos que seguir. Por ejemplo envolver la zona con una toalla mojada o aplicar un poco de hielo en una bolsa plástica (nunca directo sobre la piel).

Tratamientos para las quemaduras de la piel

Tratamientos para las quemaduras de la piel

Mientras estás refrescando la lesión aprovecha para evaluar los daños de tu piel. Si al cabo de unos minutos el dolor no cesa y te das cuenta de que el enrojecimiento es mayor o incluso se están formando ampollas analiza la posibilidad de ir a un servicio de emergencias médicas.

Por el contrario, si los síntomas empiezan a disminuir puedes continuar el tratamiento casero. Toma una gasa y humedécela con agua. Envuelve la zona afectada y deja entre 30 minutos y 1 hora. Si es preciso cambia y pon una nueva. Así evitarás que la quemadura tome contacto con objetos, superficies o agentes perjudiciales.

El aloe vera es uno de los mejores remedios para las quemaduras superficiales de la piel, ya sea con agua caliente, con aceite o incluso con el sol. No te puede faltar esta planta en el hogar. Simplemente abres un tallo de manera horizontal y extraes el gel de su interior.

Ese líquido viscoso tiene muchas propiedades para devolverle a la piel su hidratación original. Vuelca encima del área afectada y deja que actúe hasta que se absorba por completo. Si deseas puedes envolver con una gasa estéril aunque es mejor que la herida “respire”.

Quemaduras graves: cuándo ir al hospital

Tratamientos para las quemaduras de la piel (2)

Supongamos que cae un recipiente con agua hirviendo encima de ti. Puede que la ropa se quede pegada a tu piel. No intentes retirarla por tus propios medios. Moja con agua fría y acude de inmediato al servicio de urgencias. Ellos se encargarán de quitar la prenda para que no queden secuelas.

Si debido a la quemadura con agua caliente te sale una ampolla en la zona no debes estallarla ya que provocará una lesión más grave, una cicatriz o incluso una infección. Puedes vendarla durante el día para que no se explote y dejarla al aire libre en algunos momentos. Pero atención, porque si la ampolla es de tamaño considerable te recomendamos que vayas al médico para que se encarguen de ella.

Si la ampolla es muy dolorosa y produce una gran presión que no te permite mover con normalidad la zona, puedes hacer una inserción para eliminar el líquido acumulado en el interior. Siempre con mucho cuidado y con una agua desinfectada pincha en uno de los laterales de la ampolla (nunca en el centro) para que drene como corresponde.

No olvides leer: Aloe Vera, planta medicinal refrescante y cicatrizante

Pasos para tratar una quemadura en casa

Nos referimos a una quemadura superficial de hasta segundo grado. Tras haber mojado o sumergido la zona para los primeros auxilios se recomienda que:

  • Apliques un poco de vaselina y tapes con una gasa esterilizada
  • Vendes durante el primer día sin ajustar demasiado
  • Tomes una píldora para los dolores (como por ejemplo ibuprofeno)
  • Cambies las vendas por las noches y ventiles por las mañanas
  • Humedezcas las vendas antes de retirarlas para que no se peguen en la piel
  • A los 7 días por lo menos limpies y retires la piel muerta usando una gasa mojada con agua isotónica (sin forzar ya que saldrá sola).
Te puede gustar