Primeros síntomas del angioma en el hígado

Andrea Flores 12 abril, 2018
Uno de los problemas más graves de este tipo de malformaciones es que el vaso afectado se rompa, provocando una hemorragia interna.

Los angiomas son tumores benignos (no provocan cáncer en un principio) que aparecen en los pacientes durante los primeros días de vida. También se denominan hemangiomas porque afecta a los vasos sanguíneos de la zona. Así, comienzan a crecer de forma anormal formando una pequeña masa en este órgano. Otro nombre por el que se conoce esta patología es hemangioma cavernoso.

Primeros síntomas del hemangioma de hígado

Por norma general los sujetos con esta alteración no presentan síntomas de la misma si el tumor posee un tamaño menor de cuatro o cinco centímetros. Este tamaño no suele variar a lo largo del desarrollo del individuo pero si crece puede generar diversas complicaciones.

Por otra parte, en un pequeño porcentaje de casos clínicos se presentaron las siguientes señales de la enfermedad:

  • Dolor o molestia variable en la parte derecha del abdomen, región situada por encima del hígado. También se puede presentar una ligera hinchazón en este área.
  • Náuseas y vómitos.
  • Falta de apetito o sensación de estar lleno tras haber consumido una pequeña cantidad de alimentos.
  • En ocasiones, el hemangioma puede llegar a romperse, produciendo una hemorragia interna en el órgano. En tal caso, puede que el paciente presente anemia en los análisis de sangre por la pérdida de esta sustancia. También puede producir otras alteraciones en función del grado de gravedad.

¿Quieres conocer más? Dieta depurativa para el hígado

Causas del hemangioma de hígado

Dolor por inflamación del hígado.

 

Hasta el momento, la causa o desencadenante de esta afección no se conoce. Asimismo, se ha comprobado que todos los pacientes con hemangiomas los presentan de manera congénita.

Por otra parte, varios estudios afirman que la formación de esos tumores puede deberse a una ligera variación hormonal (de estrógenos) durante el embarazo. Sin embargo, todavía no se ha podido demostrar esta relación entre los factores.

Así, afecta con más frecuencia a las mujeres que a los hombres aunque todavía se desconoce la razón de ello.

Diagnóstico del hemangioma de hígado

Por norma general el tumor benigno se detecta a través de la obtención de imágenes de este órgano por otras razones. Es decir, el diagnóstico suele ser tomado por casualidad. Sin embargo, el equipo médico correspondiente puede llevar a cabo otras pruebas médicas a fin de descartar otras patologías:

  • Ecografía de la zona abdominal.
  • Tomografía Axial Computarizada o TAC de la zona afectada.
  • Resonancia Magnética o RM de la región corporal que contiene al hígado.
  • Angiografía del hígado.
  • Análisis de sangre y de orina.

Tratamiento del hemangioma de hígado

Tratamiento para el hemangioma del hígado.

 

Por otra parte, si el tumor presenta un tamaño reducido (inferior a cinco centímetros) no suele presentar complicaciones ni molestias al sujeto. Sin embargo, es posible que el hemangioma crezca y provoque nuevas alteraciones.

En tal caso, el equipo médico puede proponer una intervención quirúrgica con distintos objetivos:

  • Extraer únicamente el hemangioma hepático.
  • Extirpar el tumor junto a una pequeña porción de tejido próximo.
  • Detener el flujo sanguíneo que nutre al hemangioma. Puede realizarse a través de una ligadura de la arteria hepática o inyectando fármacos para detener las funciones de ese vaso (embolización de la arteria).

Ver también: Cómo cuidar tu hígado con 5 remedios de origen natural

Prevención del hemangioma de hígado

Consejos para una dieta equilibrada

Actualmente se desconocen las causas que desencadenan el desarrollo de esta enfermedad y los factores que aumentan el riesgo a contraerla. Sin embargo, deberemos mantener un estilo de vida saludable para evitar cualquier tipo de complicación y mejorar nuestra salud.

Por tanto, es recomendable la realización de ejercicio moderado y adoptar una dieta equilibrada y sana. También evitaremos ciertos hábitos insalubres como el consumo de sustancias tóxicas. Por ejemplo, el alcohol, el tabaco o las drogas.

Algunos hemangiomas debutan con sintomatología cuando ya han alcanzado un tamaño considerable. Por este motivo se recomienda realizarse chequeos médicos con regularidad a fin de encontrar alteraciones lo antes posible y tratarlas antes de que haya repercusiones clínicas.

Por el contrario, si usted considera que puede presentar alguno de los síntomas mencionados anteriormente le recomendamos que lo consulte con su equipo médico para descartar la presencia de lesiones. No es aconsejable que espere a que el síntoma desaparezca si éste aparece frecuentemente.

Del mismo modo que tomar medicamentos sin una prescripción profesional puesto que la mayoría de los fármacos se metabolizan en el hígado y es probable que puedan empeorar su situación de base.

Te puede gustar