Primeros síntomas de cáncer que el 90% de las personas ignoran

22 febrero, 2018
Aunque en ocasiones pueden deberse a otros motivos, es muy importante no pasar por alto ninguna señal y acudir al médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuados

El cáncer avisa. En cuanto aparece, hay unos primeros síntomas que pueden ser fundamentales para lograr una detección temprana. Estos pueden hacer que la enfermedad no vaya a más y se diagnostique a tiempo.

El 90 % de las personas suele ignorar estos síntomas, por lo que es conveniente tenerlos en cuenta.

Si hay algo importante en una enfermedad como el cáncer esa es el diagnóstico precoz. Así pues, si observas cualquiera de estos síntomas, no te alarmes pero acude a tu médico y explícale lo que te ocurre.

Quizá no sea nada, pero si tienes cualquier tipo de cáncer será mucho mejor que empiecen a tratártelo cuanto antes. En estos casos, más vale prevenir que curar.

1. Aparición de neoplasmas en la piel

Remedios caseros para la descamación de la piel

La aparición de neoplasmas en la piel puede ser uno de los primeros síntomas del cáncer de piel y también de mama. No obstante, no es el único. También está relacionado con la aparición de bultos, tanto en los senos como en el área de las axilas.

  • Además, también es probable que en este caso sufras de irritación o veas que tienes espinillas de procedencia desconocida que no están relacionadas con la reacción alérgica a alimentos o cosméticos.
  • Si ves que en tu piel aparecen llagas supurantes en medio del neoplasma o que tus lunares están en crecimiento y cambian de tamaño, acude a tu médico lo antes posible.

Lee también: 8 alimentos que mejoran la salud de tu piel

2. Tos prolongada

Si, de repente, ves que te dan ataques de tos prolongada sin motivo aparente, quizá deberías encender las alertas.

  • La tos prolongada es uno de los síntomas de la enfermedad que va acompañada de una reducción del apetito y una pérdida de peso rápida.
  • Y en las etapas más avanzadas del cáncer, eso sí, de pulmón, aparece la tos con sangre y la falta de aliento.

3. Comezón

Si tienes picores y sensación de comezón tienes que tener en cuenta que en la mayoría de los casos nada tendrá que ver con un cáncer.

No obstante, lo cierto es que, en ocasiones, sí guarda cierta relación. Y es que desde un punto de vista clínico, hay estudios que lo evidencian.

  • Hay que tener en cuenta que los neoplasmas en la matriz provocan comezón en el área de los genitales.
  • Por su parte, el cáncer de cerebro puede ir acompañado con comezón en el área de las fosas nasales también. Observa si presentas esto.

4. Vigila tu intestino

bifidus-flora-intestinal

Uno de los primeros síntomas del cáncer de colon están relacionados con el buen funcionamiento del intestino.

  • En este sentido, tendrás que ver si observas sangre en las heces, moco y pus también en las heces o si padeces de incontinencia intestinal.

5. El color de la orina

Otro de los aspectos que debes vigilar y tener en cuenta es el color que presenta tu orina. Y es que este podría ser un síntoma del cáncer de riñón.

En este sentido podría ir acompañado de otros síntomas como:

  • Sangre en la orina
  • Presión sanguínea alta
  • Dolor de riñón
  • Cansancio crónico en aumento

6. Pérdida de peso

Como decimos, la pérdida rápida de peso es otro de los síntomas que se deben tener en cuenta. Este es propio del cáncer de estómago.

No obstante, lo cierto es que en una primera etapa será un síntoma apenas perceptible, sin embargo, luego irá acompañado de los siguientes:

  • Repulsión inexplicable hacia la carne
  • Sensación de satisfacción rápida
  • Anemia
  • Obstrucción de los alimentos.

Visita este artículo: 5 bebidas saludables para el tratamiento de la anemia

7. Dolor de garganta prolongado

Dolor de garganta

El dolor de garganta prolongado puede ser otro de los síntomas del cáncer de laringe y lo más habitual es que vaya acompañado de los siguientes síntomas:

  • En primer lugar, se presenta dificultad al respirar y dolor al tragar.
  • Se produce el crecimiento del neoplasma, por lo que la persona siente la presencia de un cuerpo extraño en la garganta.
  • La voz se vuelve ronca y poco a poco se pierde por completo.
  • Además aparecerán las flemas con sangre y olor a pus en la boca.

Aunque debes tener en cuenta que estas observaciones no son determinantes a la hora de realizar un diagnóstico, sí son base sólida para diagnosticar la enfermedad.

Así pues, si has notado alguna de ellas, no dudes en acudir a tu médico lo antes posible.

Te puede gustar