Primeros síntomas de insuficiencia respiratoria

Julia Sedano 25 marzo, 2018
La insuficiencia respiratoria puede resultar fatal si no se trata a tiempo. Te enseñamos a identificarla en sus etapas más tempranas.

La respiración, aunque tenga su núcleo de funcionamiento en los pulmones, repercute en el funcionamiento de todo el organismo. Su objetivo es lograr que existan en sangre cantidades adecuadas de oxígeno (O2) y dióxido de carbono (CO2).

Eso es precisamente lo que se trata en este artículo. Para entender los primeros síntomas de insuficiencia respiratoria, haremos primero un breve repaso acerca de en qué consiste.

Fisiología de la respiración

Los movimientos respiratorios son la inspiración, introducción de aire en los pulmones, y la espiración, expulsión del mismo (¡no confundir con la expiración que se refiere a la muerte!).

Durante la inspiración se introduce oxígeno (junto con todos los demás gases que componen el aire) en los pulmones. Este oxígeno pasa de los pulmones a las arterias, y de allí a las células.

Cada célula, al utilizar el oxígeno (realizando cada una su función específica) lo convierte en CO2. Éste va a las venas, en este caso a la vena pulmonar, y se elimina con la espiración.

Ver también: 4 remedios caseros para fortalecer tus pulmones y respirar mejor

Cómo se mide la respiración

respiracion-ruidosa

La función respiratoria se mide con varios parámetros, pero los que nos ocupan en este momento son las presiones parciales y la frecuencia respiratoria.

  • Las presiones parciales permiten calcular cuánto de un gas hay en la sangre del individuo. Puede referirse bien a la sangre arterial o a la sangre venosa. Se miren en milímetros de mercurio (mmHg)
  • Frecuencia respiratoria: cuantifica cuántos ciclos inspiración-espiración se producen en un minuto. Cuanto mayor sea la frecuencia respiratoria, más CO2 se estará eliminando.

En qué consiste la insuficiencia respiratoria

Se caracteriza la insuficiencia respiratoria como valores alterados de O2 y CO2 en sangre arterial. Las presiones parciales normales de oxígeno y CO2 son las que siguen:

  • Presión parcial normal de oxígeno (PaO2): de 75 a 100 mmHg
  • Presión parcial normal de dióxido de carbono (PaCO2): de 38 a 42 mmHg

Se podría decir, pues, que uno de los primeros síntomas de insuficiencia respiratoria es la variación de estas presiones parciales. Por definición en la insuficiencia respiratoria se produce una depresión de la función respiratoria. Podemos concluir que se produce:

  • Disminución de la PaO2 por producirse menos inspiraciones: PaO2 menor de 75 mmHg
  • Aumento de la PaCO2 por disminuirse la frecuencia respiratoria: PaCO2 mayor de 42 mmHg

Patologías que pueden causar insuficiencia respiratoria

Cómo dejar de fumar y desintoxicar los pulmones

Como hemos visto, la insuficiencia respiratoria no es una patología en sí. Es más bien consecuencia de patologías que afectan a la función respiratoria. Algunos ejemplos son:

  • Enfermedades de los pulmones
  • Sobredosis de narcóticos y alcohol (producen somnolencia)
  • Lesiones en los huesos y tejidos alrededor de los pulmones
  • Debilidad de músculos respiratorios
  • Obstrucción de la vía aérea

Cada una de estas patologías tendrá unos síntomas específicos. No los desarrollaremos en este momento por no ser estrictamente secundarios a la insuficiencia respiratoria.

Te recomendamos leer: Los pulmones y sus características

Primeros síntomas de insuficiencia respiratoria

Comentaremos primero la disnea. Se refiere a la sensación subjetiva de dificultad para respirar. Está producida por la falta de oxígeno. Se acompaña de inquietud y ansiedad, secundarias también a la falta de oxígeno.

La falta de oxígeno origina también cianosis, coloración azulada de la piel, y también de uñas y mucosas. Nuestra piel es más o menos rosada por la coloración roja de la sangre. A la sangre el color rojo se lo da la hemoglobina, proteína que transporta el oxígeno, cuando está unida a éste.

Cuanto menos oxígeno hay en sangre, menos hemoglobina se le une, y menos roja estará la sangre. De modo que la cianosis traduce el oscurecimiento de la sangre secundario a la falta de oxígeno.

Se muestra también taquipnea: este término quiere decir respiración rápida (no confundir con disnea). Es una reacción del organismo, que intenta eliminar dióxido de carbono (aumentando la frecuencia respiratoria). No funcionará si, por la patología de base, los pulmones o los músculos respiratorios están dañados.

El papel del sistema nervioso simpático

depuración de pulmones

Todo en conjunto activa el sistema nervioso simpático, el sistema de lucha o huida. Se activa cuando se nos presenta una situación de peligro (en este caso, la falta de oxígeno). Promueve cualquiera de las dos reacciones antes nombradas, que son las dos posibilidades que tenemos ante cualquier estrés.

Así, activa una serie de mecanismos que ponen en marcha o en alerta al organismo. En el contexto de los primeros síntomas de insuficiencia respiratoria encontramos la taquicardia y la diaforesis.

La taquicardia es el aumento de la frecuencia cardíaca. Es el corazón quien bombea la sangre hacia las células, y por tanto, es el responsable de que el oxígeno llegue a todas ellas.

El organismo intenta compensar la falta de oxígeno haciendo que llegue más sangre por unidad de tiempo a cada célula, mediante la taquicardia. Aparece, por último, un aumento de la sudoración. Es lo que se conoce como diaforesis.

Te puede gustar