Principales causas del estómago inflamado

Sebastián Castaño 25 junio, 2013
Entre las causas que pueden provocar la distensión abdominal está la dieta que llevemos o bien el comer rápido e ingerir aire mientras comemos, por lo que debemos vigilar estos factores.

La distensión abdominal, el sentir el estomago inflamado, hinchado, lleno de aire y a punto de estallar, es un síntoma que escuchamos muy a menudo en nuestro hogar o algunas amistades lo pueden padecer.

La sensación de hinchazón o distensión abdominal, puede tener múltiples causas, las más comunes pueden ser las provocadas por algunos alimentos muy pesados y difíciles de digerir, otra causa puede ser la intolerancia a ciertos alimentos. El padecimiento de algunas enfermedades crónicas también pueden provocar la distensión abdominal.

Estómago inflamado: enfermedades que lo provocan

La distensión abdominal puede ser causada por enfermedades crónicas como la gastritis, bajo esta condición el estómago se inflama, y se producen flatulencias o distensión abdominal.

  • Síndrome de colon irritable: es muy común escuchar personas que padecen este problema, es una condición que requiere de cuidado, puesto que hay alimentos que no se pueden consumir teniendo esta enfermedad, ya que ocurren cambios repentinos en las deposiciones, cólicos y mucho dolor abdominal, por lo cual se produce muy a menudo la distensión abdominal.
  • Estreñimiento: este también es una causa por la cual se puede padecer de flatulencia.

¿Qué alimentos la pueden causar la inflamación de estómago?

Algunas verduras como la coliflor, las coles, el ajo, el brócoli, la cebolla, la intolerancia a los lácteos, son causas para llegar a tener una distensión abdominal muy frecuente y fuerte.

Los alimentos ricos en grasas, como los embutidos, las frituras, las salsas, y alimentos demasiado condimentados, pueden ser una de las causas por las que se padece de distensión abdominal.

La fibra es muy útil y necesaria para el buen funcionamiento de nuestro organismo, pero tomada en exceso nos puede hacer mal, ya que puede producir diarrea y flatulencia.

Si consumimos con frecuencia alimentos ricos en gluten, tendremos el riesgo de llegar a padecer de flatulencia.

Descubre: Infusión de menta y anís para aliviar las flatulencias

¿Qué otras causas lo pueden producir?

Entre otras causas que pueden llevar a padecer de distensión abdominal tenemos: el estar sufriendo de candidiasis, quistes en los ovarios, miomas uterinos, síndrome pre-menstrual, el estar embarazada, entre otros.

Comer en exceso y muy rápido provoca que nuestro estomago se inflame y nos produzca esa molesta sensación de pesadez que nos causa la flatulencia.

El tragar mucho aire mientras comemos —tal vez acostumbremos conversar y reírnos durante las comidas— es muy normal que suceda, pero si tenemos la tendencia a padecer de distensión abdominal es mejor dejar a un lado esta costumbre, ya que puede ser la causa.

El masticar chicle durante largo tiempo nos puede llenar de gases también, puede ser perjudicial tomar demasiadas bebidas gaseosas, alimentos muy condimentados.

Estas pueden ser también otras causas de este padecimiento tan molesto y doloroso porque no sólo es sentir sensación de pesadez, es también dolor, malestar, ganas de vomitar.

Es muy importante que tengas en cuenta que si la flatulencia que padeces es muy frecuente y ademas esta acompañada de estos últimos síntomas debes buscar ayuda profesional. Visita a tu médico de confianza y pídele unos análisis, para descartar problemas más serios y delicados.

Quizá te interese: Epigastralgia: ese molesto dolor en la boca del estómago

Helicobacter pylori: dolor e hinchazón

Otra de las causas más frecuentes que conducen a la distensión abdominal es la presencia de esta bacteria. Helicobacter pylori es una bacteria gramnegativa que forma parte de la flora intestinal y gástrica del ser humano.

Sin embargo, en determinadas ocasiones, puede desplazar a otras bacterias importantes para el correcto funcionamiento del aparato digestivo y desencadenar enfermedades graves, como gastritis, úlceras pépticas e incluso linfomas.

Helicobacter pylori

Dos de los síntomas principales que indican la presencia de esta infección son la inflamación de la mucosa gástrica y la distensión abdominal, en parte generada por esta inflamación. En caso de sospecha de infección por Helicobacter, el médico le realizará una prueba que consiste en soplar en una bolsa antes y después de haber ingerido un líquido rico en azúcares, compuesto del que se alimenta esta bacteria.

En caso de determinar la presencia de esta bacteria el médico podrá optar por distintos tratamientos, partiendo de un control más estricto de la dieta y la administración de distintos fármacos, como el omeoprazol (inhibidor de la bomba de protones) y distintos antibióticos durante una o dos semanas.

Te puede gustar