Principales síntomas de la apendicitis que debes conocer

Valeria Sabater · 5 marzo, 2020
Es fundamental acudir al especialista ante los primeros síntomas para que la apendicitis no derive en peritonitis, puesto que esta puede afectar a otros órganos y es mucho más peligroso.

La apendicitis se manifiesta con la inflamación del apéndice. Es una situación grave, en la cual se debe pasar por una operación para extirpar la pequeña bolsa conectada al intestino grueso. Debido a su peligrosidad, es imprescindible que sepamos reconocer los síntomas de la apendicitis.

Los síntomas de la apendicitis más importantes

Los médicos disponen de una serie de indicadores, que ellos catalogan en lo que llaman la patocronia de Murphy. Sin embargo, hay que tener en cuanta que estos síntomas solo suelen cumplirse en un 50 % de los casos.

Por ello, es básico que nosotros mismos sepamos identificar más o menos lo que nos ocurre, para ofrecer una explicación adecuada a nuestros médicos y que así estos puedan reaccionar a tiempo, sabiendo a qué se están enfrentando.

Mujer con dolor de apendicitis

Puede que llegado a este punto te estés preguntando qué origina la apendicitis y qué consecuencias puede tener si no se trata a tiempo. Básicamente, es una obstrucción en la entrada del apéndice producida por un algún tipo de sustancia o elementos que se degradan e inflaman el apéndice, originando pus.

Si la inflamación continúa y no es tratada a tiempo, el apéndice puede perforarse y esparcir todo su contenido a toda esa membrana que cubre a los órganos del aparato digestivo, llamada peritoneo. Es algo grave. De aquí puede pasar a los órganos básicos como el riñón, hígado…

En las mujeres puede llegar a infectar también las trompas de Falopio o los ovarios.  Y debemos tenerlo en cuenta, si pasa a la sangre, corremos el riesgo de fallecer. Como decimos, es algo grave. De ahí que merezca la pena conocer los síntomas de la apendicitis:

1. Atiende al tipo de dolor

Mujer con algunos de los síntomas de la apendicitis

El dolor asociado con la apendicitis suele empezar, por lo normal, en el ombligo, siguiendo hacia la parte derecha del abdomen, justo encima del hueso de la cadera. Si al presionar tu abdomen notas un dolor agudo y en especial, en la parte derecha, es muy posible que sea una apendicitis.

Sin embargo, conviene estar alerta ante otros posibles síntomas de la apendicitis:

  • También suele darse lo que se llama el dolor de rebote. Puede que al presionar no te duela, sin embargo, al dejar de presionar y apartar la mano sea cuando aparezca un dolor muy intenso. También esto es un gran indicador.
  • Normalmente, otro síntoma de la apendicitis es notar el estómago muy duro.
  • El dolor es muy intenso cuando estás de pie o andas, sin embargo, al acostarte notas alivio, en especial si te pones en posición fetal o acurrucada.
  • El dolor puede volverse más fuerte si haces movimientos bruscos o al toser.

Una apendicitis puede aparecer de repente y, a las 12 o 24 horas, volverse más intensa. Por lo normal, el dolor empieza, como decimos, desde el ombligo y suele moverse a la zona que está directamente sobre el apéndice (es lo que los médicos llaman«el punto de McBurney» y es lo más significativo.

Lee también: Peritonitis: causas, síntomas y tratamiento

2. Otros síntomas asociados, además del dolor

Chica con apendicitis

No todas las personas experimentan todos estos síntomas, de ahí que debamos mantenernos alerta cuando notemos algo que no sea normal. Insistimos en que una apendicitis puede aparecer de pronto, por lo que debemos ir de inmediato a Urgencias si sentimos que algo no funciona correctamente. Es primordial que no dejemos pasar ningún síntoma, puesto que si se alarga la situación, podríamos sufrir una peritonitis.

En cuanto notemos un dolor fuerte en el ombligo que vaya hacia la parte derecha, debemos acudir al médico u hospital más cercano. Ahora bien, días antes se pueden sufrir estos síntomas, que tampoco deben descuidarse:

  • Fiebre. Si tu temperatura está en 38 º o los 40 ° C (103 ° F) ve al hospital de inmediato. También es indicativo si, por el contrario, la temperatura es demasiado baja.
  • Escalofríos y temblores.
  • Estreñimiento prolongado y debilidad. Si se acompaña de vómitos frecuentes, es muy posible que sufras una apendicitis.
  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Dolor de espalda.
  • Pérdida del apetito.
  • Incapacidad para expulsar gases.

¿Se puede prevenir la apendicitis?

Batido para prevenir apendicitis

No existen estudios científicos que puedan darnos una respuesta a esta pregunta. Puesto que no conocemos al 100% las causas que originan la apendicitis, nos centraremos básicamente en conseguir una buena salud intestinal, evitando la acumulación de toxinas y tratando de eliminar esos habituales periodos de estreñimiento.

Es esencial cuidar la salud mediante la práctica de buenos hábitos de vida, tales como:

  • Los alimentos ricos en fibra: las peras, fresas, manzanas y cítricos.
  • Una hidratación adecuada (3-4 vasos de agua al día).
  • Tratar de llevar una dieta sana y equilibrada, con todos los grupos de alimentos presentes.
  • Evitar la comida chatarra y los edulcorantes artificiales.
  • Llevar una vida activa y hacer ejercicio regular.

Todo ello nos ayudará a mejorar nuestra calidad de vida, aunque no exista ningún enlace conocido entre ello y la inflamación del apéndice. En todo caso, ante cualquiera de los síntomas de apendicitis que te hemos indicado antes, lo más aconsejable es acudir de inmediato al médico. 

  • Humes, D. J., & Simpson, J. (2006). Acute appendicitis. BMJ (Clinical Research Ed.). https://doi.org/10.1136/bmj.38940.664363.AE
  • Petroianu, A. (2012). Diagnosis of acute appendicitis. International Journal of Surgery. https://doi.org/10.1016/j.ijsu.2012.02.006
  • Shogilev, D., Duus, N., Odom, S., & Shapiro, N. (2014). Diagnosing Appendicitis: Evidence-Based Review of the Diagnostic Approach in 2014. Western Journal of Emergency Medicine. https://doi.org/10.5811/westjem.2014.9.21568
  • VV.AA. (2011). Valoración de la secuencia de Murphy como elemento clínico de diagnóstico en la apendicitis aguda. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-897X2011000200001
  • Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001335.htm
  • Wikipedia.