¿Cuáles son los principales síntomas del embarazo?

Edith Sánchez · 18 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 13 enero, 2020
Los principales síntomas del embarazo se deben principalmente a los cambios hormonales y orgánicos que se producen para hacer posible la gestación. Descúbrelos en este artículo.

Los principales síntomas del embarazo se manifiestan a lo largo del primer trimestre de la gestación, pero el organismo de la madre comienza a experimentar cambios desde el mismo momento de la fecundación. De todos modos, en esto no hay reglas fijas, pues cada madre es diferente.

Lo usual es que al comienzo todo pase desapercibido. Los principales síntomas del embarazo habitualmente se presentan a partir de la sexta semana. Sin embargo, algunas mujeres están tan sintonizadas con su cuerpo que comienzan a detectar cambios desde los primeros días de la gestación.

Algunas mujeres experimentan todos los principales síntomas del embarazo. Otras, solamente presentan algunas de esas manifestaciones; también se han registrado casos de mujeres que solo se dan cuenta de que estaban embarazadas cuando ya estaba bien avanzado el proceso, incluso en el último trimestre.

La gonadotropina y los síntomas del embarazo

El melocotón como alimento curativo

La gonadotropina, o hCG, es la hormona responsable de los primeros síntomas del embarazo. Los niveles de esta hormona aumentan de manera sostenida hasta la semana 10 o 12. Se incrementa en no menos del 60 % cada dos días. Luego de ese lapso tiende a estabilizarse, o incluso a decrecer.

La gonadotropina se produce en la placenta durante el embarazo. Las pruebas de embarazo buscan detectar la presencia de la homrona en algunas ocasiones, o su nivel exacto en otras. Esto es un indicador claro de la gestación en las pruebas de sangre o de orina.

El aumento de la gonadotropina suele producir efectos leves en un comienzo. Es común que genere dolores de cabeza, trastornos gastrointestinales, acné o cambios en la piel. Generalmente es detectable solo hasta 10 días después de la fecundación.

Sigue leyendo: Técnicas para detectar complicaciones en el embarazo

Principales síntomas del embarazo

Lo más habitual es que durante las primeras cuatro semanas aparezcan los principales síntomas del embarazo. Estos son:

  • Ausencia de menstruación o amenorrea. Es uno de los síntomas más reveladores, especialmente si la mujer tiene ciclos menstruales regulares.
  • Sensibilidad en los pechos. Es uno de los primeros síntomas en aparecer. Los pechos crecen y se vuelven muy sensibles al tacto. Se debe a los cambios hormonales y a la acumulación de grasa.
  • Náuseas y vómitos. Muchas mujeres lo experimentan desde los primeros días del embarazo. Casi siempre tienen lugar en horas de la mañana, aunque pueden presentarse en otros momentos del día.
  • Cansancio y fatiga. Una mujer embarazada se siente más cansada de lo habitual. Este cambio se da súbitamente y obedece a la gran cantidad de procesos que tienen lugar en el organismo por el embarazo.
  • Modificaciones en el olfato. El olfato se torna muy sensible y provoca rechazo a ciertos aromas.
  • Problemas estomacales. El paulatino crecimiento del útero lleva a que algunas mujeres sientan como si tuvieran el estómago revuelto o muy pesado. Otras presentan una acidez repentina, ciertamente molesta.
  • Cambios en el apetito. A veces se siente demasiada hambre y otras veces hay inapetencia. No es raro que se sienta aversión hacia ciertos alimentos que normalmente se disfrutarían. A veces hay deseo por alimentos que rara vez se consumen.
  • Necesidad de orinar con frecuencia.
  • Algunos dolores. A veces en la espalda y otras veces en el abdomen bajo.
  • Sabor extraño en la boca, de tipo metálico, constantemente.
  • Ligera pérdida de sangre vaginal. Es un sangrado escaso, más oscuro y corresponde al sangrado de implantación.

Descubre más: Qué es el sangrado de implantación

Los síntomas psicológicos

Algunas mujeres comienzan a sentirse extrañas o diferentes. Tienen la sensación de que algo ha cambiado en ellas y esto puede generarles cierto desasosiego. Es habitual que haya cambios de humor, en los que predominan los episodios de tristeza y de irritabilidad. Las explosiones emocionales no son infrecuentes.

Todas las sensaciones en conjunto podrían generar un estado de desconcierto. Hay cambios perceptibles e imperceptibles que eventualmente causan la sensación de estar abrumada, sin saber exactamente por qué. Esto es más intenso en las mujeres que no deseaban quedar encinta o no tienen mucha información al respecto.

En los casos más extremos se produce una condición que se conoce con el nombre de Trastorno de Negación del Embarazo. También se le llama “embarazo críptico” o “embarazo negado”. Tiene que ver con que la mujer, de manera inconsciente, decide ignorar los cambios que se producen en su cuerpo.

También se da el caso opuesto: una mujer puede persuadirse de que está embarazada sin estarlo, y presentar todos los síntomas típicos. Este trastorno no solamente se da en los humanos, sino que también se ha registrado en perros, gatos y conejos.

En conclusión

Hay síntomas que son clásicos del inicio de un embarazo. No debes asustarte, sino controlar su aparición y relacionarlos con las fechas de las últimas menstruaciones y tus días fértiles según el período.

Para algunos de estos síntomas, si son intensos, se pueden emplear tratamientos específicos y seguros que no afectan al bebé. Deberías consultar a tu médico si sospechas que estás embarazada o si ya lo tienes confirmado y los signos del primer trimestre te están abrumando.

Purizaca, M. (2010). Modificaciones fisiológicas en el embarazo. Revista peruana de Ginecología y Obstetricia, 56(1), 57-69.