Procedimientos naturales y sencillos para controlar el colesterol

Elena Martínez 22 marzo, 2018
Aunque no lo creamos, además de seguir una dieta equilibrada es muy importante que aprendamos a controlar el estrés para así evitar que nuestros niveles de colesterol se disparen

El colesterol es un problema cada vez más frecuente que causa una alteración en nuestras analíticas habituales. Si no lo controlamos a tiempo puede derivar en graves problemas cardiovasculares.

En este artículo compartimos los 9 procedimientos naturales más sencillos y efectivos para controlar el colesterol sin tener que tomar medicamentos.

En pocas semanas notaremos los sorprendentes resultados de estos remedios.

El origen del colesterol

Cuando nuestros niveles de colesterol malo (LDL) son demasiado elevados, los culpables son siempre los alimentos de origen animal.

  • No obstante, donde en realidad deberíamos centrarnos es en las grasas trans. Estos ácidos grasos insaturados están presenten en las frituras, bollería industrial, salsas envasadas, margarinas, precocinados, helados, etc.
  • También debemos tener en cuenta que el estrés es un factor de riesgo en nuestros niveles de colesterol. Aunque nuestra alimentación sea equilibrada, un estrés continuado no permitirá que el colesterol malo baje.
  • El tercer factor inusual que puede alterar los niveles de colesterol es un mal funcionamiento del hígado. Podemos mejorar la función hepática con plantas amargas como el ajenjo, el cardo mariano o el diente de león.

¿Quieres conocer más? Lee: 6 soluciones para controlar el estrés y la ansiedad sin fármacos

Procedimientos para controlarlo

1. Leche de alpiste

leche alpiste bajar de peso

La bebida que se elabora con semillas de alpiste es un remedio muy efectivo para controlar el colesterol.

  • Estas semillas son ricas en ácidos grasos esenciales, también son beneficiosas para reducir los triglicéridos y favorecer la pérdida de peso.

2. Cura de ajo

El ajo es un alimento medicinal milenario que nos ayuda a prevenir y tratar múltiples trastornos, como por ejemplo el colesterol y los triglicéridos. Su potente efecto vasodilatador previene cualquier tipo de enfermedad cardiovascular.

El ajo también es un antibiótico natural y un alimento muy depurativo. Para beneficiarnos de sus propiedades deberemos consumirlo crudo o bien mediante la sorprendente y antigua cura tibetana del ajo.

3. Zanahoria cruda

La zanahoria cruda reduce los niveles de colesterol gracias a su efecto positivo sobre la función del hígado.

  • Para aprovechar al máximo sus beneficios deberemos consumirla cada día antes de las comidas, rallada o bien en jugo casero.
  • Deberemos comer, por lo menos, dos al día.

4. Condimentar con jengibre

jengibre

El jengibre es una especia exótica, refrescante y aromática que no debería faltar en nuestra dieta. Esta raíz picante aporta muchos beneficios saludables y es un buen condimento para nuestros platos diarios.

  • Para que nos ayude a reducir los niveles altos de colesterol podemos introducirlo en nuestra alimentación de manera gradual.
  • Podemos añadir pequeñas cantidades de jengibre rallado o en polvo a cada una de nuestras comidas.

5. Un puñado de nueces

Los frutos secos son muy saludables, siempre y cuando no nos excedamos con ellos. Para controlar el colesterol, el más efectivo es la nuez.

  • Con un puñado al día será suficiente para equilibrar las analíticas.
  • También nos ayudará a cuidar las funciones cerebrales.

6. Arcilla blanca

La arcilla blanca que especifica que es apta para el consumo es un buen remedio para controlar el colesterol y la acidez gástrica.

No obstante, si sufrimos hipertensión deberemos tomar solamente el agua, sin los posos, los cuales quedarán al fondo del vaso.

Visita este artículo: 4 mascarillas con arcilla para eliminar el acné

7. Alimentos beneficiosos

aguacate

Además de los alimentos medicinales que hemos citado, como el ajo o la zanahoria, hay muchos otros que pueden ayudarnos a reducir el colesterol. Podemos combinarlos o alternarlos cada día para beneficiarnos de sus propiedades:

  • Aguacate
  • Legumbres
  • Apio
  • Avena
  • Azafrán
  • Cebolla
  • Semillas de lino
  • Quinoa
  • Avellana
  • Judías verdes
  • Manzana

8. No al estrés

Como hemos dicho al inicio del artículo, el estrés aumenta los niveles de colesterol. Por lo tanto, no solamente la dieta es importante en este tratamiento. Deberemos cambiar todo aquello que nos cause una sobrecarga que no podamos asumir.

El estrés no solamente sucede en el ámbito laboral. Puede ser un estrés emocional por problemas con la pareja o un estrés físico por un exceso de tareas en el hogar.

También puede ser un estrés por una mala organización de nuestra rutina diaria.

9. Controlar las raciones

Si somos personas que solemos comer más de la cuenta deberíamos empezar a reducir las raciones. No se trata de pasar hambre, sino de adquirir el buen hábito de parar de comer antes de sentirnos demasiado llenos.

El punto exacto para comer lo que necesitamos consiste en sentirnos a un 80%. En ese momento ya no solemos tener hambre, sino más bien sentimos el capricho de comer un postre o algo más.

En ese instante debemos aprender a parar de comer.

Te puede gustar