Productos de belleza que debes usar si tienes más de 40 años

A los 40 la piel pierde elasticidad, firmeza y la capacidad de regeneración epidérmica ya no es la misma. Usar productos hidratantes y humectantes es esencial en el cutis de piel madura.

¿Sabes por qué es importante utilizar determinados productos de belleza a partir de los 40 años? Pues bien, aunque el proceso de envejecimiento se da de distintas formas en cada mujer, en general la piel sufre una serie de transformaciones.

La elasticidad, firmeza y capacidad de regeneración ya no es igual; además, se dificulta el proceso de absorción y utilización de los nutrientes. Como consecuencia se van formando una serie de imperfecciones que hacen ver la piel más madura.

Por suerte, en la actualidad se han desarrollado una amplia variedad de cosméticos que permiten retardar y minimizar su aparición. En esta ocasión te contamos cuáles son los más importantes y por qué debes incluirlos en tu rutina. ¡Descúbrelos!

¿Cómo es el proceso?

Con el transcurso de los años el metabolismo de las células dérmicas es más lento, es decir, ya no se sintetiza el colágeno como antes y, por consecuencia, la piel se vuelve flácida.  Sin embargo, esto no significa que no se pueda seguir con una rutina de belleza habitual.

El objetivo está en cubrir las necesidades que nos exige la nueva piel para mantener las capas cutáneas en correcto estado.

Leer: Fisiología de la piel 

Una piel más saludable

Cambios morfológicos

A continuación describiremos de manera más específica los cambios que se van produciendo en la piel:

  • Epidermis: disminuye la capacidad hidratante natural volviéndose seca y escamosa.
  • Unión dermoepidérmica: la cantidad de nutrientes que se comparten entre las distintas capas cutáneas se reduce.
  • Dermis: el colágeno se deteriora y no se sintetiza de la misma manera.  De igual forma disminuye la irrigación sanguínea por la pérdida de vasos sanguíneos.
  • Hipodermis: el tejido adiposo se vuelve más delgado. Esta es la causa de la flacidez.
  • Apéndices cutáneos: las glándulas sebáceas y sudoríparas son menos activas en la secreción.

¿Tengo piel madura?

Las siguientes características son señal de que tu piel se ha vuelto madura:

  • Manchas seniles: se presentan particularmente en el dorso de las manos, antebrazos y rostro.  Se caracterizan por un color parduzco y su tamaño puede ser desde milímetros a centímetros.
  • Verrugas seniles: son bultos benignos y pigmentados. Generalmente aparecen en zonas que son expuestas a la luz.
  • Pérdida de elasticidad: la piel se arruga y se cuelga.
  • Sequedad: se produce por la pérdida en la absorción de líquidos. Por ende, la piel tiene una apariencia áspera con fisuras tirantes que en ocasiones provocan picazón.

Te recomendamos: 5 pasos para recuperar la firmeza del rostro 

¿Cómo saber qué productos de belleza elegir?

Cómo saber qué productos de belleza elegir

En la actualidad se han desarrollado varios productos de belleza para las pieles a partir de los 40 años. No obstante, la recomendación general es acudir al dermatólogo para determinar con más precisión cuáles son los mejores cosméticos.

El profesional en la salud cutánea podrá hacer ciertas recomendaciones en función de los signos de la edad, nivel de sequedad y pigmentación. A continuación una lista breve de los productos de belleza infaltables: 

Hidratante

Es indispensable recompensar la pérdida de líquidos con un hidratante, pues estos forman una capa protectora y evitan la sequedad. Tal es el caso del aceite de oliva, la silicona e inclusive la vaselina en pocas cantidades.

No te pierdas: Cómo mantener la piel siempre joven  

Crema humectante

Humectante

Este producto tiene la capacidad de retener los líquidos por más tiempo. Se recomienda utilizar una crema hidratante de acuerdo a tu tipo de piel ya sea mixta, seca o grasa. Es importante que sea rica en vitamina E, puesto que elimina cicatrices, difumina las impurezas y protege de los rayos del sol.

Restauradores

  • Ceramidas: son moléculas que se encargan de facilitar la unión entre las células de la piel. Lo ideal es utilizar productos de origen vegetal que se obtienen del arroz, trigo y soja.
  • Lípidos: sustancias que tienen la función de rellenar la piel. Sobre todo los liposomas que contienen un vitamina E y F.
  • Análogos del Factor Hidratante Natural (FHN): se encuentran en el ácido pirrolidincarboxílico, urea, ácido láctico y lactato sódico, azúcares, alantoína, entre otros.

Otros productos de belleza…

Por otra parte, en el mercado existen varias opciones que mejoran los síntomas de la edad, tales como:

  •    Aceleradores de la síntesis del colágeno que reducen el aspecto de las arrugas.
  •    Redensificadores del tejido conectivo que sirve para darle firmeza a la piel.
  •    Estimuladores de la actividad celular, los cuales aceleran el metabolismo celular.
  •    Olugopéptidos que son la nueva versión del retinol y aportan luminosidad y frescura a la piel.

¿Te preocupa que los signos de la edad se empiecen a hacer notorios a los 40? Entonces no dudes en utilizar los productos mencionados.

  • Lozada, S. M., & Rueda, R. (2010). Envejecimiento cutáneo. Revista Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica. https://doi.org/10.1016/S0034-7450(14)60081-0
  • Tobin, D. J. (2017). Introduction to skin aging. Journal of Tissue Viability. https://doi.org/10.1016/j.jtv.2016.03.002
  • Draelos, Z. D. (2014). Facial skin care products and cosmetics. Clinics in Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.clindermatol.2014.02.020