Profecía autocumplida, cuando lo que predices se hace realidad

Raquel Lemos · 31 julio, 2017
En lugar de identificarla solo con hechos negativos, ¿por qué no utilizamos la profecía autocumplida a nuestro favor para asegurarnos éxitos y bienestar en nuestro día a día?

Se conoce como efecto Pigmalión o profecía autocumplida. Su origen se remonta a los antiguos griegos, que dieron a conocer esta realidad tan presente en nuestra vida a través de la leyenda de Ovidio.

Esta leyenda contaba que un escultor llamado Pigmalión se enamoró de una de sus creaciones, a la que puso por nombre Galatea. Su amor era tan grande y tan ciego que trataba a la escultura como si de una mujer real se tratase.

Lee: Atrévete a vivir la vida que deseas contar

La diosa Afrodita se dio cuenta del gran amor que Pigmalión sentía por su creación, e hizo que esta cobrase vida. Así, lo que tanto deseaba, al final, se cumplió.

La profecía autocumplida presente en nuestra vida diaria

¿Qué le ocurre a una persona con un problema de celos? Vigila a su pareja constantemente, busca evidencias sobre posibles infidelidades y, al final, termina encontrando lo que tanto temía.

infidelidad

Parece irónico pensar que aquello que tanto miedo nos da pueda hacerse realidad. Sin embargo, nuestros actos funcionan como si de una llamada se tratase.

Sin quererlo, una persona celosa está buscando unas pruebas que no existen. No obstante, al seguir en esa dinámica, termina encontrando lo que tanto esperaba.

Esto mismo sucede en otros ámbitos como la escuela.

Cuando un profesor intuye que un alumno va a fracasar en su asignatura y así se lo comunica, este, de manera inconsciente, se lo cree y actúa de tal forma que lo que se afirmó se hace realidad.

Como podemos ver, la profecía autocumplida está bastante presente en situaciones negativas. Sin embargo, el efecto Pigmalión puede utilizarse en su vertiente positiva.

Descubre: La opción de pensar en positivo. El pensamiento positivo

Al igual que le ocurrió a Ovidio, creer que podemos tener éxito en un proyecto o que podemos llevar a cabo un sueño que nadie apoya puede llevarnos a conseguirlo.

mujer con gran idea

No hay nada imposible. No obstante, nuestra vida se rige más por lo negativo que por lo positivo. Las personas suelen tirar de nosotros hacia atrás. Por eso, el efecto Pigmalión tiene muchos más ejemplos negativos que positivos.

El efecto Pigmalión y la ley de la atracción

Podríamos comparar esta profecía autocumplida con la ley de la atracción. Realmente, al creernos algo lo estamos atrayendo de forma irrefutable hasta que un día, sin esperarlo, se hace realidad.

No hay magia de por medio. Tampoco son cosas del destino. La respuesta se encuentra en que nuestra actitud cambia.

Por ejemplo, no actuaremos igual si confiamos en nuestra pareja que si pensamos continuamente que nos va a engañar con otra persona.

Nuestros actos van a ir labrando un camino cuyo final no podremos evitar.

Sin embargo, no prestamos atención y, por eso, terminamos sorprendiéndonos de lo que nosotros mismos hemos decidido de alguna manera que ocurriera.

¿Alguna vez te has encontrado en la situación de atraer a un mismo tipo de personas? Quizás personas mentirosas o infieles.

Lee: ¿Quieres atraer a las personas adecuadas a tu vida? Entonces, sé tú mismo

Crees que tienes mala suerte o que nadie a tu alrededor es bueno.

Sin embargo, quizás no has mirado dentro de ti y no te has dado cuenta de que tienes una creencia fuertemente instalada en la parte inconsciente de tu cerebro que te hace pensar que todo el mundo es mentiroso o infiel.

Nuestros pensamientos y creencias son muy poderosos. Ser conscientes de esto puede ser utilizado a nuestro favor.

Ten la vida que quieres

Puedes tener la vida que quieres gracias a la profecía autocumplida. De hecho, así sucede en diversas ocasiones, solo que tus pensamientos atraen cosas que no te benefician y que te hacen daño.

¿Por qué no probar a hacerlo a la inversa? Porque esto requiere de un gran esfuerzo por tu parte. Liberarte de pensamientos negativos y creencias instaladas puede ser un trabajo muy agotador.

No obstante, valdrá la pena. Imagina todo eso que has atraído de negativo y piensa en que, si quisieras, podías haberle dado la vuelta.

imán

Antes de irte no te pierdas: Si yo cambio, todo cambia: 5 pasos para programar tu subconsciente

Hay que cambiar las creencias, tomar nuevas perspectivas y, sobre todo, creer en lo que queremos. Confiar en nosotros mismos será fundamental para que la profecía se cumpla.

Somos los creadores de nuestra vida.